Cerrar
Idioma
English
Español
Dificultades de la función ejecutiva

¿Los niños superan las dificultades de las funciones ejecutivas cuando crecen?

Por Thomas E. Brown

Mi hija tiene 10 años y en la escuela me dicen que tiene “dificultades del funcionamiento ejecutivo”. Tiene muchos problemas para enfocarse en su tarea. Es muy desorganizada y mucho más olvidadiza que otros niños de su edad. ¿Podrá superarlo cuando crezca?

Thomas E. Brown

Asesor en psicología, Understood; profesor clínico asociado en psiquiatría y ciencias de la conducta en Keck School of Medicine de USC

Las funciones ejecutivas son el sistema de autogestión del cerebro. Estas funciones no maduran por completo en la mayoría de los chicos hasta que alcanzan una edad entre 18 y 20 años. Este proceso puede, inclusive, tomar más tiempo en los niños que tienen dificultades del funcionamiento ejecutivo.

Mucha de la investigación sobre las dificultades de las funciones ejecutivas proviene de estudios realizados en niños con TDAH. Ellos suelen tener más dificultades del funcionamiento ejecutivo que la mayoría de los niños de su edad. Las investigaciones han demostrado que los niños con TDAH tardan en promedio cerca de tres años más que sus compañeros en desarrollar esas habilidades.

La buena noticia es que en muchos niños con TDAH, las funciones ejecutivas finalmente maduran cuando tienen entre 20 y 25 años. La no tan buena noticia es que crecer con este tipo de rezago puede ser muy frustrante, ya que puede dificultar mucho la escuela y otros aspectos de la vida diaria.

Esto se debe a que las funciones ejecutivas son las que nos ayudan a enfocarnos y a completar las tareas en las que estamos trabajando, aún cuando esas actividades no sean particularmente interesantes. Las funciones ejecutivas nos ayudan a establecer prioridades, a organizarnos y a iniciar nuestro trabajo. Nos ayudan a que recordemos lo que hemos leído, lo que hemos aprendido y lo que tenemos que hacer.

Las dificultades del funcionamiento ejecutivo a menudo pueden generar más problemas cuando los estudiantes de primaria avanzan a la escuela media. Ese es el momento cuando los estudiantes empiezan a cambiar de salones varias veces al día. Tienen que hacer malabares con las tareas de varios maestros y, también tienen más cuadernos y otras cosas que organizar.

El bachillerato presenta aún más retos. El trabajo en clase se hace más difícil. Hay más tarea y se espera que los estudiantes sean más independientes.

Es importante que usted y su hijo sepan que tener dificultades del funcionamiento ejecutivo no tiene nada que ver con lo inteligente que sea la persona. Algunas personas extremadamente inteligentes tienen esas dificultades.

Esta es una forma como me gusta describir las dificultades del funcionamiento ejecutivo. Es como una orquesta sinfónica donde cada músico toca su instrumento muy bien, pero no hay un director que indique a las flautas que empiecen a tocar o a los violines que dejen de hacerlo.

También quiero mencionar un aspecto de las dificultades del funcionamiento ejecutivo y del TDAH que con frecuencia confunde a los padres: todos los niños con esas dificultades ejecutan algunas actividades muy bien. Pueden enfocarse por mucho tiempo cuando hacen algo que les resulta interesante.

Para un niño podría ser practicar un deporte o un videojuego. Para otro niño podría ser hacer arte o construir modelos de aviones. Sin embargo, podrían no ser capaces de enfocarse en la escuela y en otras cosas que pueden ser más importantes hasta que sus cerebros maduren.

No es cuestión de fuerza de voluntad. Es un asunto de desarrollo cerebral y de química cerebral.

Existen muchas maneras de ayudar a los niños que tienen dificultades del funcionamiento ejecutivo. Quizás quiera leer sobre las adaptaciones en el salón de clases. También es importante proveer apoyo adicional a los padres. Entrenamiento para padres ofrece muchos consejos en diferentes temas, incluyendo cómo organizarse y manejar el TDAH.

También puede que quiera leer sobre los medicamentos para el TDAH. Pueden ser muy útiles para mejorar cosas como la concentración y el esfuerzo mientras los niños y sus padres esperan que el cerebro desarrolle esas habilidades.

Acerca del autor

Retrato de Tom Brown

Thomas E. Brown es psicólogo clínico y profesor asociado de psiquiatría en Keck School of Medicine de USC.

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Lo más reciente en Understood