Cerrar
Idioma
English
Español
Dificultades relacionadas con el lenguaje hablado

¿Por qué mi hijo está teniendo dificultad para recordar instrucciones y listas?

Por Laura Tagliareni

¿Por qué mi hijo tiene dificultad para recordar instrucciones y listas?

Laura Tagliareni

Neuropsicóloga pediátrica e instructora clínica, New York University

Todos tenemos tendencia a olvidar cosas. Sin embargo, ¿siente que siempre está regañando a su hijo porque él no puede recordar lo que usted dijo la primera, segunda, tercera o la décima vez? ¿Está usted constantemente recordándole que haga las cosas, como por ejemplo que guarde la tarea en su mochila?

Algunos padres asumen que los niños actúan de esa manera porque ellos tienen problemas de memoria. Sin embargo, es muy raro que ése sea el caso. (De hecho, los problemas con la memoria son la única causa probable para estos “olvidos” si un niño tiene condiciones médicas como la epilepsia, daño cerebral, tumores en el cerebro o efectos colaterales de ciertas medicaciones.) Aquí le mostramos las dificultades más comunes que podrían estar causando o contribuyendo a los olvidos de su hijo:

Dificultades de audición: El primer paso para averiguar qué es lo que está pasando con su hijo es asegurarse que en realidad puede escucharle. Solicite una evaluación de su capacidad auditiva. Si no hay signos de pérdida de la audición, usted podría informarse acerca de los trastornos del procesamiento auditivo en caso de que éste fuera un factor.

Dificultades de atención: Su hijo podría parecer que está escuchándolo cuando en realidad está soñando despierto. Los niños con habilidades de atención y en las del funcionamiento ejecutivo limitadas, por lo general pueden recordar sólo algunas de las cosas. Esto se debe a que su memoria funcional simplemente no puede “sostener” la información como lo harían los niños de la misma edad.

Retrasos del habla y del lenguaje: Los niños con dificultades en ciertos aspectos de sus habilidades del lenguaje, como por ejemplo el lenguaje receptivo podrían no capturar toda la información que están escuchando. En otros casos, los niños podrían tener problemas para entender el humor y otros aspectos sociales del lenguaje. Esto se llama lenguaje pragmático. Cabe aclarar que es más difícil de recordar o actuar si la información no tiene sentido para usted.

Ansiedad o estrés: El estrés o la ansiedad pueden interferir con la atención. Sentirse ansioso acerca de un examen, por ejemplo, puede hacer que a su hijo se le ponga “la mente en blanco”. Lo mismo puede ocurrir si él se siente estresado con las exigencias en aumento de las actividades académicas y sociales. Su mente podría ponerse en blanco le preocupan otras cosas.

Fatiga: Tal vez su hijo tenga demasiadas actividades. Él podría tener el día completo en la escuela, seguido por horas de tutoría, terapia, deportes u otras actividades. Para cuando llega a su casa, él podría sentirse muy cansado como para pensar con claridad. Los niños que están constantemente cansados podrían tener dificultades para concentrarse.

Tenga presente que todos tenemos días en los que no rendimos lo que esperamos, días en que estamos muy ocupados y otros en los que estamos muy estresados. Los olvidos ocasionales son normales, pero si usted cree que su hijo no lo “escucha” quizás sea necesario que lo lleve a ver a su pediatra. También hable con su maestro. Si los maestros tuvieran preocupaciones semejantes, usted podría querer solicitar una evaluación.

Acerca del autor

Retrato de Laura Tagliareni

Laura Tagliareni

Laura Tagliareni, Ph.D., es una neuropsicóloga pediátrica e instructora clínica en NYU Langone Medical Center

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email