Cerrar
Idioma
English
Español
Dificultades con el procesamiento sensorial

Desafíos del verano para los niños con dificultades del procesamiento sensorial

Por Amanda Morin

140Encontró esto útil

El verano es una época para relajarse. Sin embargo, algunos de los sonidos, olores y sensaciones que acompañan la diversión pueden agobiar a los niños con dificultades del procesamiento sensorial. Estas recomendaciones pueden ayudar a su hijo a controlar las situaciones difíciles y a disfrutar el verano.

140Encontró esto útil
Grupo de campistas jóvenes reunidos en la orilla fuera de su tienda de campaña quitándose los zapatos
1 de 8

Estar descalzo

El desafío: Muchos niños ansían el verano para poder librarse de los zapatos. Sin embargo, para los niños que son sensibles al tacto, tanto las aceras calientes como el cosquilleo de la hierba pueden ser demasiada estimulación para procesar.

Cómo puede ayudar: Determine si es importante que su hijo tenga la experiencia de andar descalzo. Si no, déjelo usar zapatos o calcetines al caminar sobre el césped y la acera. Cómprele un par de zapatillas económicas que pueda mojar para que las use en la playa y en el área de piscina.

Grupo de campistas jóvenes reunidos en la orilla fuera de su tienda de campaña quitándose los zapatos
2 de 8

Usar sandalias o chanclas

El desafío: Sentir las tiras y correas entre los dedos de los pies o la goma en la parte interior de las suelas puede ser molesto para los niños con sensibilidad al tacto. A los niños que son sensibles al sonido les puede molestar el golpeteo que hacen las chanclas. Y a los niños que son sensibles al olor puede resultarles insoportable el olor del cuero y el plástico.

Cómo puede ayudar: Vaya con su hijo a comprar sandalias. Él se las puede probar, caminar con ellas y hasta olerlas si es necesario. Busque otro tipo de zapatos que podrían funcionar mejor, como zuecos de jardinería, zapatos sin talón o zapatos de agua.

Acercamiento de un niño reacio mientras le aplican el protector solar en la espalda
3 de 8

Protector solar

El desafío: Aplicar protector solar puede ser difícil cuando a su hijo no le gusta que lo toquen. Las lociones pegajosas, el cosquilleo que producen los protectores solares en aerosol y los olores fuertes pueden agobiar a los niños que tienen dificultades sensoriales.

Cómo puede ayudar: Compre toallitas con protector solar en lugar de lociones, o use protectores cuyo color desaparece para que su hijo se dé cuenta cuando usted ya casi haya terminado de aplicarlo. También podría ser útil con los niños más pequeños si usted describe lo que está haciendo. Por ejemplo: “Ahora voy a poner un poco en tus piernas. Puede que sientas cosquillas en tu rodilla”. Anime a los chicos mayores a que se apliquen ellos mismos el protector mientras usted los supervisa.

4 de 8

Repelente de insectos

El desafío: Muchos repelentes de insectos tienen un olor químico fuerte que es desagradable para las personas que no tienen dificultades sensoriales. Para los niños sensibles a sabores y olores, puede ser insoportable.

Cómo puede ayudar: Use un producto que combine repelente con protector solar, así solo tendrá que aplicar un producto que además probablemente tenga un olor menos intenso. Quizás también quiera probar productos con ingredientes naturales. Para los niños que no les gustan las lociones ni los aerosoles o brazaletes, intente usar brazaletes con repelentes de insectos.

Mamá rociando repelente en aerosol en los brazos de su hija
5 de 8

Insectos y picaduras de insectos

El desafío: Cuando los insectos están zumbando alrededor, puede ser realmente molesto para los niños que son sensibles a los sonidos o tienen sensibilidad visual. Algunos niños con dificultades sensoriales también son excesivamente conscientes de la comezón producida por las picaduras o de los insectos sobre su piel.

Cómo puede ayudar: Si es posible, evite las horas de mayor actividad de los mosquitos: el amanecer y el anochecer. Haga que su hijo use un sombrero de ala ancha para proteger sus oídos y sus ojos de los insectos. Lleve consigo cremas para aliviar la picazón y banditas para cubrir las picaduras. Y asegúrese que su hijo utilice algún tipo de repelente de insectos.

Acercamiento de los pies colgantes de unos niños en un muelle en el lago
6 de 8

Arena

El desafío: Caminar descalzo sobre arena caliente o húmeda puede ser problemático para los niños que son extremadamente sensibles al tacto o a la temperatura. La arena también se pega a la piel húmeda, creando una sensación áspera que algunos niños no toleran.

Cómo puede ayudar: Permita que su hijo use zapatos de agua o zapatillas viejas cuando esté en la playa. Utilice una manta grande para sentarse en la arena. Para los niños pequeños, lleve una camisa de manga larga y pantalones ligeros (los pantalones de ejercicio sirven) para usar sobre el traje de baño mientras se acostumbran a jugar con la arena.

Acercamiento de una niña pequeña con gafas de agua investigando un lado de la alberca
7 de 8

Piscinas

El desafío: Nadar puede ser relajante para los chicos con dificultades del procesamiento sensorial, pero las piscinas puede que no lo sean. La combinación de mucha gente, el intenso olor a cloro y muchos sonidos con eco puede resultarles agobiante.

Cómo puede ayudar: No todas las piscinas usan cloro. Pregunte en la piscina de su localidad si lo usan y a qué hora del día la concentración de cloro es mayor. Pregunte lo mismo con respecto a las multitudes. Haga que su hijo utilice tapones para nariz, para los oídos y gafas de natación para ver si reducen la estimulación sensorial.

Acercamiento de una campista en traje de baño atando canoas en la orilla
8 de 8

Trajes de baño

El desafío: Los trajes de baño representan desafíos únicos para los niños que son sensibles a las prendas de vestir. Tanto la ropa apretada como la holgada pueden causarles incomodidad. También puede ser problemático la sensación causada por un traje de baño mojado.

Cómo puede ayudar: Pruebe trajes de baño en la casa con suficiente anticipación para devolverlos y comprar otra cosa si fuera necesario. Compre una camiseta ajustada de nylon o polyester si a su hijo no le gusta que su piel esté expuesta. Anímelo a que utilice el traje de baño en la ducha o en la tina para que se acostumbre a usarlo húmedo. Y lleve prendas de vestir secas a la playa y la piscina para usarlas de regreso a casa.

Empiece la presentación nuevamente o explore más

12 museos con adaptaciones sensorialmente amables para niños

Visitar un museo puede ser una experiencia divertida para toda la familia. Sin embargo, para los niños que tienen dificultades del procesamiento sensorial puede ser abrumador. Para ayudar, algunos museos ofrecen experiencias sensorialmente amables. Estos son 12 museos localizados en ciudades de los Estados Unidos que están haciendo eso. Puede que alguno le quede cerca, así que eche un vistazo y planee una visita.

6 maneras de hacer una silla sensorialmente amigable a bajo costo

Sentarse en una silla común puede ser difícil para los chicos con dificultades del procesamiento sensorial o de atención. Puede que ellos necesiten estimulación sensorial para permanecer enfocados y cómodos mientras están sentados. Sin embargo, los productos como las sillas tambaleantes y las pelotas de ejercicio pueden ser costosas. Estas son algunas ideas de bajo costo para hacer un asiento que sea sensorialmente amigable para su hija.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin es una madre defensora, exmaestra y autora de The Everything Parent's Guide to Special Education.

Revisado por

Retrato de Vanessa Pastore

Vanessa Pastore, MA, OTR/L, es una terapeuta ocupacional pediátrica especializada en integración sensorial. Tiene una clínica privada en Nueva York.

¿Le resultó esto útil?

Lo más reciente en Understood