Cerrar
Idioma
English
Español
Qué necesita saber

¿Existen diferentes grados de dificultades de aprendizaje y de atención?

Por Bob Cunningham

Yo tengo dos hijos, los dos han sido diagnosticados con dislexia, pero uno de ellos parece tener mucha más dificultad con la lectura que el otro. ¿Cuál puede ser la causa?

Bob Cunningham

Asesor, Understood

Esta situación puede ser muy confusa para los padres. Algunas personas piensan que las dificultades de aprendizaje y de atención, incluyendo la dislexia, son condiciones en blanco y negro. Sin embargo, es mejor ver a las dificultades de aprendizaje y de atención como patrones.

Cuando decimos que un niño tiene dislexia, nosotros queremos decir que vemos un patrón en la manera en que realiza ciertas actividades de aprendizaje, como la lectura y la ortografía y deletreo. Pero es simplemente eso, un patrón. Esto es similar a lo que observamos en otros niños, pero no es exactamente lo mismo para todos.

Esto quiere decir que en un grupo de personas identificadas con dislexia, habrá un amplio rango de habilidades y, como usted ha notado, esto puede suceder incluso entre personas de la misma familia.

Por ejemplo, podríamos decir que una niña con dislexia tiene dificultad para decodificar o descifrar. Esto podría significar que ella tiene dificultades para recordar los sonidos que van con cada letra individual o que ella no tiene problemas con pronunciar cada letra pero sí tiene dificultad para pronunciar la palabra entera.

El aprendizaje puede ser fácil para algunos niños, pero es importante que recuerde que el aprendizaje es en realidad una actividad muy compleja.

Por ejemplo, tomemos algo tan “simple” como escribir la forma correcta cuando escuchamos el nombre de una letra. Esto requiere que el cerebro y el cuerpo pongan en marcha una cantidad de funciones. Todos los niños que hacen esto están tratando de hacer la misma cosa: escribir la letra. Pero la manera en la que el cerebro de cada niño y sus cuerpos harán la tareas será diferente.

Estas diferencia pueden ser muy evidentes, como la diferencia entre los niños que son diestros (escriben con la mano derecha) o los que son zurdos (escriben con la mano izquierda). También podría ser menos evidente a la observación, como las distintas maneras en que los cerebros de los niños procesan los sonidos que oyen.

Esto es todo lo que hay que decir para mostrar que las dificultades de aprendizaje y de atención no afectan a todos de la misma manera. Los detalles son diferentes y su severidad varía de niño a niño.

Por lo general, nosotros juzgamos cuán severa es una dificultad por la manera en que un niño responde a una intervención. Aquellos que responde bien, se dice que tienen una dificultad menos severa. Aquellos que tienen más problema, inclusive con ayuda adicional, se piensa que tienen una dificultad más severa.

Dos niños identificados con la misma dificultad, como la dislexia, pueden, cada uno, aprender de un modo diferente y progresar a diferentes ritmos. Ellos, sin embargo, es probable que tengan una cosa en común: progresarán de maneras diferentes en cuanto al aprendizaje.

Esto puede ser confuso para los padres. Por ejemplo, un niño que no está batallando tanto podría comenzar a batallar. Por otro lado, un niño que ha estado batallando mucho, podría comenzar a aprender con más facilidad, dependiendo de las tareas y estrategias que él ha aprendido. Esto quiere decir que la severidad de una dificultad puede, en realidad, cambiar con el paso del tiempo.

Por supuesto que es natural comparar a los niños, pero trate de evitar hacer comparaciones cuando pueda. Tenga presente que cada niño es un individuo cuando se trata del aprendizaje. Las decisiones y planes que usted haga para un niño podría no ser necesariamente el apropiado para su otro hijo.

Ya sea que su hijo esté batallando mucho o poco, hay una gran cantidad de cosas que usted puede hacer para ayudar. Comience tomando el tiempo para entender las fortalezas y desafíos de cada uno de sus hijos. Esta es la única manera de asegurarse de que usted y la escuela atiendan las necesidades de sus hijos de la manera más completa posible.

Recuerde que usted puede asegurar que sus dos hijos obtengan la ayuda que necesitan para salir adelante, incluso si esa ayuda es diferente para cada uno de sus hijos.

Acerca del autor

Retrato de Bob Cunnigham

Bob Cunningham

Bob Cunningham, Ed.M., es asesor de planta de Understood en dificultades de aprendizaje y de atención

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email