Cerrar
Idioma
English
Español
Intervención temprana

¿Cuál es la diferencia entre las dificultades de aprendizaje y los retrasos en el desarrollo?

Por Elizabeth Harstad

¿Cuál es la diferencia entre las dificultades de aprendizaje y los retrasos en el desarrollo?

Elizabeth Harstad

Pediatra de desarrollo conductual en Boston Children’s Hospital (BCH).

A veces, un retraso en el desarrollo puede ser un signo temprano de dificultades de aprendizaje. A veces puede ser un signo de un trastorno genético u otra condición médica. Y otras veces un retraso es tan solo un retraso. Con el tiempo algunos niños pueden nivelarse y no tener más ninguna dificultad del desarrollo.

Esta es una de las diferencias claves entre los retrasos en el desarrollo y las dificultades de aprendizaje. Los niños no superan sus dificultades de aprendizaje, a pesar de que tengan los apoyos apropiados y aprendan a manejar sus deficiencias. Por ejemplo, algunos adultos con dislexia informan que continúan teniendo dificultad con la ortografía, incluso después de haber terminado la escuela y ser exitosos en sus trabajos.

El término “retraso en el desarrollo” significa que un niño no está alcanzando los pilares del desarrollo a la edad que se espera los alcance. Un ejemplo sería que un niños de 2 años de edad no hable o camine. El término dificultades de aprendizaje o discapacidades del aprendizaje significa que los logros académicos de un niño están por debajo de lo esperado para su nivel de desarrollo, su edad o su nivel académico.

Las dificultades de aprendizaje son usualmente diagnosticadas en los niños de al menos 5 años de edad o mayores. Esto se debe a que sus dificultades en ciertas áreas pueden ser difíciles de notar antes de que comiencen la escuela. Los retrasos en el desarrollo son frecuentemente diagnosticados mucho más temprano. Los preescolares, los niños pequeños e, incluso, los bebés pueden ser diagnosticados con un retraso en el desarrollo.

Si su hijo tiene retrasos en el desarrollo que persisten después de los 6 años de edad, podría solicitar que sea evaluado otra vez. La información actualizada podría ayudar a los médicos a describir mejor el área y la severidad del retraso, y a recomendar las terapias más apropiadas para su hijo.

Aunque hay diferencias importantes entre las dificultades de aprendizaje y los retrasos en el desarrollo, los niños con cualquiera de estas dificultades pueden beneficiarse de las intervenciones diseñadas para abordar áreas específicas. Si le preocupa que su hijo no esté recibiendo suficientes servicios o apoyos, hable con sus maestros y su médico. Entender las fortalezas y las necesidades de su hijo lo ayudará a obtener más recursos que ayuden a su hijo a progresar.

Acerca del autor

Retrato de Elizabeth Harstad

Elizabeth Harstad

Elizabeth Harstad, M.D., M.P.H., es pediatra de desarrollo conductual que trabaja en Boston Children’s Hospital.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email