Cerrar
Idioma
English
Español
Observar y tomar notas

9 pasos para observar a su hijo y tomar notas

Por Lexi Walters Wright

105Encontró esto útil

Observar y tomar notas sobre el comportamiento de su hijo no requiere de un entrenamiento especial. Solo necesita ser consistente al escribir y pensar sobre lo que ve cuando suceden problemas del comportamiento. Estos pasos le pueden ayudar a averiguar cómo hacerlo.

1

Escoja un comportamiento.

Empiece por observar algo sencillo (por ejemplo, el malhumor en la mañana) que considere que su hijo podría cambiar. Más adelante puede trabajar en conductas más difíciles.

2

Seleccione la manera de anotar que sea adecuada para usted.

¿Se siente más cómodo anotando en un cuaderno o usando una tableta? Seleccione lo que le haga más fácil tomar notas y consultarlas luego.

3

Tenga a la mano con lo que escribe en los lugares en donde suelen ocurrir esas conductas.

Por ejemplo, quizás está intentando entender el porqué su hijo llega de la escuela tan frustrado. En ese caso, mantenga su cuaderno en la cocina que es el lugar al que siempre se dirige al llegar de la escuela para merendar.

4

Observe primero, después escriba.

Si intenta observar a su hijo y al mismo tiempo tomar notas, probablemente no podrá enfocarse en ninguna de las dos tareas. Después que su hijo salga del cuarto, entonces comience a escribir.

5

Fíjese qué ocurrió antes, durante y después de la conducta de su hijo.

Mientras más detalladas sean sus notas, más información tendrá para analizar sus acciones.

6

Revise sus apuntes para encontrar patrones a lo largo del tiempo.

Dos a tres semanas deberían ser suficientes para que vea si algunos factores se repiten y así poder identificar tendencias. Quizás también quiera discutir sus anotaciones con el médico de su hijo.

7

Explore soluciones para su hijo.

Los patrones que encuentre podrán ayudar a usted y a su hijo a proponer maneras de controlar su comportamiento. Por ejemplo, ¿pelea durante la cena solo si no monta su bicicleta después de la escuela? Quizás pueda ejercitarse antes de cenar y hacer su tarea después.

8

Tome en cuenta sus propios cambios de comportamiento.

Sus observaciones también pueden ayudarlo a determinar cómo cambiar su comportamiento para conseguir mejores resultados. Por ejemplo, si sabe que su hijo se pone ansioso al hablar de la escuela cuando están regresando a la casa, deje esas conversaciones para la hora de la cena.

9

Reconozca qué ayuda y qué no.

Después de que discuta las soluciones con su hijo y comience a probarlas, observe si funcionan. ¿Sí funcionan? Manténgalas. ¿No funcionan? Intente otras soluciones.

Acerca del autor

Retrato de Lexi Walters Wright

Lexi Walters Wright

Lexi Walters Wright es una veterana escritora y editora para revistas y sitios de internet para padres.

Más de este autor

Revisado por Mark Griffin, Ph.D. oct 09, 2014 oct 09, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email