Cerrar
Idioma
English
Español
Hablar con su hijo

5 cosas que no hay que decir a su hijo sobre el TDAH

Por Peg Rosen

620Encontró esto útil
620Encontró esto útil

¿Se ha preguntado si su hijo con TDAH le presta atención? Le preguntamos a David Flink, cofundador de Eye to Eye, y autor de Thinking Differently, que compartiera algunos consejos sobre cómo hablar con los chicos que tienen TDAH. Esto es lo que él sugiere que evitemos decir y con qué lo podemos sustituir.

1 de 5

“Sé cómo te sientes. A veces yo también me distraigo”

Usted desea ayudar a su hija a sentirse menos sola pero, a menos de que usted tenga también TDAH, un comentario como este puede aminorar la importancia de sus desafíos con el TDAH. Se podría preguntar, “Si mamá lo puede hacer bien, ¿qué pasa conmigo que yo no puedo?”.

En su lugar intente “No puedo saber cómo te sientes, pero te ayudaré de cualquier forma que pueda”. Una de las mejores maneras sería relacionarla con chicos y adultos que tienen TDAH y que realmente entiendan su experiencia. Eye to Eye es un buen lugar donde empezar. La organización conecta estudiantes con tutores y ofrece historias de primera mano en su página en la Internet.

2 de 5

“Esta medicina curará lo que te ocurre”

Esto le indica que hay un problema con ella y que no podrá seguir adelante a menos que tome algo para “curarla”. Esto puede hacerla sentir que al tomar pastillas está haciendo trampa. También puede dañar su autoestima.

Es mucho mejor describir sus medicamentos como herramientas así como lo son su teléfono o su calculadora. Las herramientas nos ayudan a todos a manejar tareas difíciles para aprovechar al máximo nuestras destrezas. Usted podría decir “Hay momentos en los que tu cerebro está sobrecargado y necesita calmarse, y para eso sirven estas medicinas”.

3 de 5

“No tienes que decirle a nadie que tienes TDAH”

Al sugerir que el TDAH es algo que debe mantenerse en secreto también está enviando el mensaje de que es algo de lo que debería estar avergonzada. El TDAH es parte de su hija, al igual que su cabello crespo y su forma de correr.

Dígale que depende de ella si quiere contarle sus amigos y contestar sus preguntas. Por ejemplo, si alguien le pregunta por qué en ocasiones se sale de clase, puede contestar, “me voy a caminar para disipar mi energía y al regresar a clase estoy más enfocada”. Si lo maneja como que no tiene importancia, probablemente los demás tampoco se la darán.

4 de 5

“¡Si tan solo intentaras calmarte y concentrarte, podrías hacer la tarea!”

Esto es como decirle a alguien que si intenta contener la respiración debajo del agua podrá permanecer sumergida por horas. No importa qué tanto se esfuerce no resolverá el problema.

Para los chicos con TDAH la solución está en tratar de encontrar rutas alternativas hacia la misma meta. Por lo tanto, intente, “busquemos una mejor manera para que lo hagas”. Esto puede significar que le permita a su hija caminar y jugar con un yo-yo mientras la ayuda a memorizar las capitales de los estados. O podría tener que cambiarla a un ambiente más tranquilo para que no se distraiga tan fácilmente.

5 de 5

“¿Por qué te lo tengo que repetir?”

Si usted le ha repetido constantemente a su hija que deje de jugar con la pelota en la casa, hacerlo una vez más no cambiará las cosas.

En lugar de decirlo, actúe. Es un lenguaje que los chicos con TDAH con frecuencia entienden mejor que las palabras. Puede coger la pelota y explicarle que se la dará cuando desee jugar afuera. O, si sabe que su hija necesita canalizar su energía en el interior de la casa, substituya la pelota con algo que no rompa las lámparas. Ella se sentirá mejor entendida y usted se sentirá menos frustrada.

Ver los consejos de nuevo

9 cosas que no es bueno decir a su hijo sobre las dificultades de aprendizaje y atención

Las palabras son poderosas. Pueden determinar qué piensan los niños con dificultades de aprendizaje y de atención de sí mismos. Estas son nueve cosas que no hay que decir, y algunas alternativas que sugerimos.

9 consejos para reaccionar a la boleta de calificaciones de su hijo

La manera como usted reaccione a la boleta de calificaciones de su hijo puede afectar su motivación, autoestima y sensación de control sobre su aprendizaje. Por ello es importante ver más allá de las calificaciones antes de responder. Considere las siguientes situaciones comunes de las boletas de calificaciones.

Acerca del autor

Retrato de Peg Rosen

Peg Rosen escribe para publicaciones digitales e impresas, incluyendo ParentCenter, WebMD, Parents, Good Housekeeping and Martha Stewart.

Revisado por

Retrato de Bob Cunnigham

Bob Cunningham, Ed.M., es asesor en dificultades de aprendizaje y de atención para Understood.

¿Le resultó esto útil?

Lo más reciente en Understood