Cerrar
Idioma
English
Español
Fundamentos de las tecnologías de asistencia

¿Quién paga la tecnología de asistencia? ¿Los padres o las escuelas?

Por Jessica Millstone

La ley federal requiere que los distritos escolares consideren si un niño necesita tecnología de asistencia. ¿Pero quién paga el costo de los aparatos? ¿Los padres o el distrito escolar? ¿Medicaid o el seguro de salud privado? ¿Hay alguna otra manera de que el costo de la tecnología de asistencia sea más asequible?

Jessica Millstone

Fue profesora de educación en Joan Ganz Cooney Center, Sesame Workshop.

Las respuestas a todas esas preguntas depende de los problemas de su hijo y cuánto afectan su capacidad para aprender según el doctor o la escuela.

Escuelas públicas: Algunos estudiantes con discapacidades pueden ser elegibles para educación especial y servicios. Si es así, y si la escuela determina que un estudiante que es elegible también necesita tecnología de asistencia, el aparato se le suministrará sin costo como parte del Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) o del plan 504.

La escuela se ocupará de reparar el aparato si se rompe. Es importante recordar que el aparato pertenece a la escuela. Esto significa que si se muda a otro distrito escolar, su hijo no podrá quedarse con el aparato.

Seguros de salud: No todos los niños que tienen una discapacidad califican para un IEP o un Plan 504. En estos casos es muy raro que los seguros de salud privados paguen por ciertas clases de tecnología de asistencia. Lo mismo sucede en los programas del gobierno como Medicaid.

Para que los seguros paguen tecnología de asistencia, un doctor tiene que prescribirlo como “medicamente necesario”. Esto comúnmente no incluye un aparato portátil, a no ser que el niño haya sido diagnosticado con un trastorno de la comunicación.

Pero hay algunas opciones para los niños que no pueden obtener tecnología de asistencia a través de su escuela.

Sin fines de lucro: En algunos casos, las familias pueden recibir aparatos gratuitamente a través de organizaciones sin fines de lucro. Cuando las compañías donan computadoras que ya no necesitan, hay grupos que las renuevan y se las otorgan a niños con discapacidades.

Préstamos con intereses bajos: Hay muchos estados que tiene programas de préstamos con intereses bajos para ayudar a las familias a comprar tecnología de asistencia.

Tenga en cuenta que es posible que pueda comprar algunos aparatos que cuestan menos y son tan buenos o mejores que los que provee la escuela. Esto incluye tabletas que podrían costar y pesar menos que la mayoría de las computadoras portátiles. Además, también pueden ser usadas por toda la familia para aprender y entretenerse.

Acerca del autor

Retrato de Jessica Millstone

Jessica Millstone

Fue profesora de educación en Joan Ganz Cooney Center, Sesame Workshop.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email