Cerrar
Idioma
English
Español
Fomentar la lectura y la escritura

10 maneras de motivar a su hijo de escuela media a leer

Por Louise Baigelman

110Encontró esto útil
110Encontró esto útil

Leer puede volverse una pelea grande en la escuela media, especialmente para los niños con dificultades de aprendizaje y de atención. Su hija podría necesitar más aliento que nunca. Utilice las siguientes estrategias para motivarle a leer más.

1 de 10

Deje que su hijo elija.

Los libros que le gustan a su hijo podrían no ser sus favoritos, pero no critique sus elecciones. Leer es leer. Muéstrele que usted respeta su elección y acepta sus preferencias. Si se resiste a leer, deje que tenga algún control sobre lo que va a leer, ya que esto podría aumentar su motivación.

2 de 10

Ayude a su hijo a encontrar la lectura que a él le gusta.

¿En qué está interesado su hijo? ¿Skylanders? ¿Frozen? ¿Bandas musicales de muchachos? Lo que sea que le interese, conéctelo con la lectura. Encuentre libros, revistas o artículos de sus temas favoritos. Busque los diferentes formatos que podrían ser más atractivos para los niños con dificultades de aprendizaje y de atención, tales como novelas gráficas o libros electrónicos con apoyo de audio. También es una buena idea que encuentre material que sea el adecuado a su nivel de lectura. Si el material que le presenta fuera demasiado difícil, esto podría desalentar a su adolescente.

3 de 10

Sea su modelo de lector.

Lo más que su hijo lo vea a usted leyendo, es más probable que él lo siga a usted como modelo. En la escuela media, los niños pueden ser reacios a hacer lo que usted le diga que tiene que hacer. Sin embargo, él podría imitar lo que ve que usted hace. Si usted tiene dificultad con la lectura, podría ser útil que hable con él acerca de sus experiencias y de las estrategias que usted ha utilizado para superar esos desafíos.

4 de 10

Lean juntos.

Trate de organizar un tiempo en su vida familiar para que toda la familia lea. Busque una hora los domingos a la mañana, por ejemplo, cuando todos puedan sentarse juntos a leer lo que deseen. Esto va a reforzar la importancia de la lectura y ayudará a que se haga un hábito para su familia. Recuerde no juzgar a su hijo por las elecciones que pudiera hacer acerca del material de lectura. De el mensaje claro, en especial para los lectores que son reacios o que tienen dificultad. El mensaje es que cualquier lectura es buena lectura.

5 de 10

Hágalo fácil.

Si su hijo de escuela media tiene dificultades para leer, ayúdelo a que la tarea sea menos complicada. Usted no va a querer que él se sienta temeroso o intimidado, así que trate que todo sea positivo y relajante. Usted puede hacer esto permitiéndole hacer pasos pequeños en la lectura. Recuerde no criticar. Valore las elecciones que su hijo haga y note y elogie sus progresos. Usted puede apoyar a su hijo reconociendo el esfuerzo que ha hecho para llegar a ese nivel de lectura y no mostrando decepción, si todavía no ha llegado donde a usted le gustaría que esté.

6 de 10

Encuentre series interesantes.

Aliente a su estudiante de la escuela media a que lea el primer libro de alguna serie. Si él no se engancha con el primer libro, posiblemente tratará de seguir a los personajes o los temas en los libros que le siguen. Es una muy buena motivación para los lectores reacios, elegir otro libro enseguida que terminaron uno para ver cómo sigue la historia. Los niños con dificultades de aprendizaje y de atención podrían sentirse ansiosos o temerosos acerca de comenzar a leer libros nuevos, pero el leer otro libro de una serie que ya les es familiar puede facilitar que esos sentimientos negativos desaparezcan.

7 de 10

Regale libros.

Cada tanto sorprenda a su hijo regalándole libros divertidos. Esto ayudará a crear un sentido de que los libros son excitantes y deseables. Para los niños con dificultades para leer, es mejor elegir libros acerca de sus intereses favoritos. Por ejemplo, si a su hijo le gustan los deportes o las estrellas de cine, dele libros acerca de esos temas.

8 de 10

Tenga conversaciones interesantes.

Los estudiantes de la escuela media quieren sentirse que ya son mayores y maduros. Trate a su hijo de esa manera y él le va a responder mejor. Hágale preguntas difíciles acerca de los libros que él haya leído. Converse acerca de los temas de esos libros. Si su hijo tiene dificultades para leer libros de texto, pero puede entender ideas de nivel superior, usted puede facilitar las discusiones haciendo usted la lectura junto a él, o ayudándole a encontrar la tecnología asistida adecuada y luego estar preparados para conversar acerca de lo leído.

9 de 10

Explique cómo la lectura le ayudará a seguir lo que le apasiona.

Los niños que están frustrados con la escuela, por lo general preguntan, “¿Por qué tengo que aprender esto?” Cuando se trata de leer, la respuesta a esa pregunta es fácil: su hijo necesita leer para aprender todas las cosas que quiera saber. Por ejemplo, si a su hijo realmente le gusta la ciencia, deje claro que incluso la más práctica de todas las ciencias involucra la lectura. Ayúdele a entender que él puede superar sus dificultades con la lectura a través de la práctica, y ¡cuénteles por qué su esfuerzo vale la pena!

10 de 10

Ate la lectura a la vida social de su hijo.

Aproveche el interés de su hijo en las redes sociales de comunicación y en el enviar textos. Incluso si el contenido no es educativo, estos formatos pueden darle a su hijo la práctica de la lectura en una manera que no la sentirá como un trabajo. Usted puede crear como pequeñas tareas, que pueden ayudar a su hijo a que incluya la lectura. Por ejemplo, usted puede trabajar junto a él para que le presente una lista de abreviaciones o maneras alternativas de escribir, las palabras más comunes en los mensajes de texto. Ayúdandolo a entender lo que está leyendo va a hacerle sentir mejor, más confiados para unirse a una conversación.

Ver los consejos de nuevo

16 maneras de motivar a su hijo de primaria a leer

Desarrollar el amor por la lectura puede ayudar a los niños de la escuela primaria a construir y reforzar sus habilidades para la lectura. El entusiasmo puede ayudar a los niños con dificultades de aprendizaje y de atención a superar los desafíos de la lectura. Utilice estos consejos para alentar a sus hijos a que lean.

12 maneras de motivar a su hijo de preescolar a leer

Utilice estas estrategias para ayudar a que la lectura sea algo familiar y divertido para sus hijos preescolares. Estos consejos pueden ayudar a los niños con dificultades de aprendizaje y de atención a comenzar a trabajar en las habilidades fundamentales necesarias para formar a buenos lectores.

Acerca del autor

Retrato de Louise Baigelman

Louise Baigelman

Louise Baigelman es cofundadora y directora ejecutiva de Story Shares.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email