Cerrar
Idioma
English
Español
Fomentar la lectura y la escritura

16 maneras de motivar a su hijo de primaria a leer

Por Louise Baigelman

122Encontró esto útil
122Encontró esto útil

Desarrollar el amor por la lectura puede ayudar a los niños de la escuela primaria a construir y reforzar sus habilidades para la lectura. El entusiasmo puede ayudar a los niños con dificultades de aprendizaje y de atención a superar los desafíos de la lectura. Utilice estos consejos para alentar a sus hijos a que lean.

1 de 16

Léalo una y otra vez.

Aliente a sus hijos a que lean varias veces sus favoritas historias. Si ellos quieren tomar el mismo libro por centésima vez, está bien. El re-leer puede ayudar a los niños a construir la velocidad en la lectura y la precisión. Para los niños con dificultades de aprendizaje y de atención, el re-leer los libros que ya le son familiares, también puede ayudarles a aumentar su confianza. Además, el re-leer los libros en su hogar junto con las personas a la que ama, le ayuda a los niños a experimentar los sentimientos de éxito en un ambiente sin riesgo y seguro.

2 de 16

Haga real la lectura.

Conecte lo que sus hijos leen con lo que está pasando en sus vidas. Por ejemplo, si su hijo o su hija están leyendo una historia acerca de un pingüino que está aprendiendo a nadar, pregúnteles acerca de la última vez que ellos metieron sus pies en la piscina. Busque actividades que puedan ser una continuación de lo que leyeron y puedan hacer que la historia se vuelva real. Si su hijo o su hija están leyendo un libro en el cual hay cometas, haga que sus hijos piensen en actividades relacionadas al tema del libro. Estas clases de actividades pueden hacer que los niños se involucren más en el tema que han leído.

3 de 16

No deje su casa sin algo para leer.

Siempre lleve consigo un libro o revista para que sus niños lean en cualquier momento, cuando están fuera de su casa, como por ejemplo, en la oficina del doctor, o en cualquier otro lugar a donde usted tenga que ir con sus hijos y esperar. Las historias pueden ayudar a sus hijos a que se mantengan ocupados, y la experiencia le mostrará que ¡siempre hay tiempo para leer!

4 de 16

Métase en la historia.

Ayude a su hijo a que se relacione con una historia que está leyendo o que uste le está leyendo. Hágale preguntas acerca de las ideas de los personajes, las acciones o los sentimientos: “¿Por qué Jack piensa que es una buena idea comprar las habichuelas mágicas? ¿Cómo se sintió su madre después que lo descubrió?” Aliente a su hijo a conectarse con la historia a sus propias ideas y acciones.

5 de 16

Aliente la lectura como una actividad para el tiempo libre.

Trate de evitar presentar la televisión como un premio y la lectura como un castigo. En cambio, busque las maneras de resaltar las diferentes clases de entretenimientos que usted puede obtener de los programas de televisión, y las que puede obtener de los libros y las revistas. Asegúrese de dar un buen ejemplo para sus hijos utilizando, una parte de su tiempo libre leyendo en vez de ver la televisión – y explicándole por qué lo hizo.

6 de 16

Sea paciente.

Cuando su hija está tratando de pronunciar en voz alta una palabra, déjela que tenga el tiempo que ella necesita. Elogie sus esfuerzos trate las equivocaciones no como un fracaso, sino como una oportunidad para mejorar. Por ejemplo, si ella se equivoca al leer “papá” como “papa,” re-lea la oración completa y pregúntele cuál es la que tiene sentido en la frase. Señale las semejanzas entre dos palabras y la importancia de notar las sílabas de las palabras. Su paciencia puede ayudarla a ver sus errores como experiencias de aprendizaje, y no en razones para renunciar.

7 de 16

Elija libros en el nivel apropiado.

Ayude a su hijo a encontrar libros que no sean demasiado difíciles o demasiado fáciles. El objetivo es darle una gran cantidad de experiencias de lectura exitosas al nivel que se ajuste a él. Trate de asegurarse que sus elecciones funcionen, haciendo que su hijo lea una pocas páginas para usted, y luego pregúntele acerca de lo que leyó. Si él tiene dificultad con la lectura de palabras o para relatarle a usted la historia, dígale que tome otro libro.

8 de 16

Juegue juego con palabras.

Utilice los juegos de palabras para hacer que su hija sea más conciente de los sonidos que las palabras hacen y cómo ellas se conectan con las letras escritas. Diga trabalenguas como “Pablito clavó un clavito.” Cante canciones que incluyan juegos de palabras. Mezcle las letras en las palabras para volverlas nuevas palabras. Por ejemplo, map puede volverse nap o rap si usted cambia la primera letra, man si usted cambia la última letra y mop si usted cambia la del medio.

9 de 16

Léanse uno al otro.

Incluso los niños mayores aman el tener un tiempo especial cuando ellos leen con sus padres. Así que tomen turnos para leer en voz alta durante su tiempo de lectura. En la medida que su hijo vaya creciendo como lector, déjele que de a poco vaya tomado la posición de líder, cuando están leyendo juntos. Si él tiene hermanos menores, aliéntele a que tome la responsabilidad de leerles a los más pequeños.

10 de 16

Corrija a su lector con gentileza.

Cuando su hija comete un error, calmadamente y con paciencia señale la letra que se olvidó de pronunciar o que lo hizo incorrectamente. Déle tiempo para que la vuelva a leer, poniendo atención a todas las letras de la palabra. Una vez que ella lo haya hecho bien, asegúrese que ella re-lea la oración para que no pierda el sentido de lo que recién leyó. Cuando usted se asegura con gentileza que su hija corrige su equivocación al leer, usted está reforzando la lectura correcta sin hacerla sentir que fracasó.

11 de 16

Señale las relaciones entre palabras.

Hable de las palabras siempre que pueda. Explique cómo las palabras relacionadas tienen un deletreo, y significados similares. Muestre a su hijo cómo un sustantivo como conocimiento , por ejemplo, se relaciona al verbo conocer. Si su hijo tiene dificultad con la lectura, usted puede ayudarle a hacerla más fácil construyendo su familiaridad con las palabras escritas, y haciendo las conexiones con el lenguaje hablado, tal como señalando que fabrica y fábrica y diciendo estas palabras en voz alta para mostrar cómo las sílaba se deletrea igual pero se pronuncian diferente.

12 de 16

Enseñe a su hija “trucos con la mente.”

Los niños pueden beneficiarse de ver las estrategias de comprensión en acción. Explique la importancia de re-leer una oración si usted no la entiende bien la primera vez. Esto es especialmente importante para los niños con dificultades de aprendizaje y de atención. Practiquen juntos cómo hacer un resumen de una historia, utilizando unas pocas oraciones, o cómo hacer predicciones acerca de lo que va a pasar después. Demuestre a sus hijos cómo saber lo que un personaje está sintiendo, basándose en sus acciones. Estas estrategias pueden todas ayudar a sus hijos a construir las habilidades de comprensión y activamente interesarse en la lectura.

13 de 16

Haga que los libros sean especiales.

Si su hija tiene dificultad para leer, ella podría tratar de evitar la tarea porque la haría sentir ansiosa y frustrada. Sin embargo, usted puede crear sentimientos positivos alrededor de la lectura haciéndola un regalo. Lleve a su hija a la biblioteca, ayúdela a que consiga su propia tarjeta de la biblioteca, y lea con ella. También es una buena idea que le compre libros como regalos.

14 de 16

Haga que la lectura sea creativa.

Su hijo podría tener dificultades con la lectura pero es muy bueno en otras áreas, tales como arte, matemáticas, o inclusive haciendo escritos. Cambie sus actividades de lectura, incorporando algunas de sus fortalezas. Por ejemplo, si su hijo ama dibujar o hacer cosas con las manos, juntos hagan un libro. Doblen papel, y póngalos juntos hasta que parezca un libro. Trabajen juntos para escribir oraciones en cada página y haga que su hijo agregue sus propias ilustraciones o fotografías. Luego, léanlo en voz alta, los dos juntos.

15 de 16

Deje que sus hijos hagan sus propias elecciones.

Preséntele a su hija diferentes clases de libros, así ella experimentará las diferentes clases de escritura. Algunos niños prefieren los libros de no-ficción; otros aman solamente la fantasía. Su hija podría sentirse más cómoda con un libro de historietas, más que un libro tradicional de capítulos. Ayúdela a aprender a amar la lectura dándole una gran cantidad de opciones para que ella considere. Sea cuidadoso de no imponer sus propias preferencias a ella.

16 de 16

Busque libros en series.

Pídale a una bibliotecaria o a una maestra sugerencias acerca de los libros populares para niños que vienen en series, y que su hijo podría disfrutar. Leer libros que vienen en series, les permite a los niños construir familiaridad con el tono, los personajes y los temas de la serie. Esa familiaridad, puede hacer que el próximo libro en la serie le resulte fácil de leer y entender. Las series ofrecen a su hijo una elección natural acerca de lo que puede leer después que termine con el primer libro que le gusta.

Ver los consejos de nuevo

10 maneras de motivar a su hijo de escuela media a leer

Leer puede volverse una pelea grande en la escuela media, especialmente para los niños con dificultades de aprendizaje y de atención. Su hija podría necesitar más aliento que nunca. Utilice las siguientes estrategias para motivarle a leer más.

8 consejos para desarrollar buenos hábitos de lectura en casa

Su hijo puede empezar a desarrollar buenos hábitos de lectura aún antes de aprender a leer. Aquí tiene unos consejos para ayudarle a criar a un lector.

Acerca del autor

Retrato de Louise Baigelman

Louise Baigelman

Louise Baigelman es cofundadora y directora ejecutiva de Story Shares.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s) (2)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email