Ir a contenido

Qué son los organizadores previos y por qué funcionan

Por Ginny Osewalt

De un vistazo

  • Los organizadores previos ayudan a los estudiantes a estructurar las ideas acerca de un tema.

  • Los organizadores previos conectan la lección que los chicos están tratando de aprender con información que ya conocen.

  • Los organizadores previos pueden beneficiar a todos los estudiantes y especialmente a los que tienen dificultades de organización y de atención.

Los maestros utilizan los organizadores previos para introducir una lección y guiar a los estudiantes en cómo pensar sobre ella. Se parecen al tráiler de una película ya que presentan un avance de la lección que se va a enseñar y facilita que los estudiantes se interesen en saber más. También los ayuda a conectar lo que ya saben con lo que están por aprender.

Los estudios de investigación muestran que los organizadores previos pueden ayudar a que los estudiantes aprendan, especialmente a los que tienen dificultades de atención o dificultad para mantenerse organizados.

Los organizadores previos recuerdan a los estudiantes lo que ya conocen y los ayuda a organizar la nueva información que están por aprender. Esto puede ayudar a que entiendan lo que se les está enseñando y a recordarlo más tarde.

Los organizadores previos más comunes

Es muy probable que los maestros de su hijo estén utilizando diferentes clases de organizadores previos. Tal vez quiera tratar algunas de estas estrategias en su hogar cuando esté ayudando a su hijo a prepararse para comenzar una tarea. A continuación, algunos tipos de organizadores previos.

  • Los organizadores previos expositivos proporcionan una idea amplia del propósito de la lección antes de que la lección comience. Por ejemplo, un maestro podría decirle a sus estudiantes que el objetivo de la lección es: “ya hemos hablado de lo que es el hábitat y por qué algunos animales prefieren vivir en lugares diferentes a los otros animales. Nuestro objetivo hoy es aprender acerca de los cuatro estratos o capas de una selva tropical y cuáles son los animales que viven en cada una de esos estratos”. A menudo los maestros escriben sus objetivos en el pizarrón.

  • Los organizadores previos narrativos incluyen contar un relato. Al comienzo de la clase, el maestro podría narrar una historia interesante que se relacione con los conceptos importantes de una lección: “Voy a contarles una historia acerca de una pequeña rana que trepó desde el suelo hasta la copa del árbol más alto en una selva tropical”.

  • Echar un vistazo es otro tipo de organizador previo. Un maestro podría pedirle a los estudiantes que le den un vistazo a la lectura, enfocándose en la información que está resaltada como los títulos de los capítulos y los subtítulos. Esto los familiarizará con el contenido antes de leerlo más detalladamente. Los estudiantes más jóvenes podrían “hojear las imágenes” del material de lectura.

  • Los organizadores gráficos estructuran la información visualmente o en dibujos. Por lo general son de una página y con gran cantidad de áreas en blanco para que les sea más fácil a los estudiantes revisarlos antes de la lección. Por ejemplo, un maestro podría proporcionar a los estudiantes un dibujo simple de un árbol con líneas que indiquen cada una de los cuatro estratos que constituyen la selva tropical. Durante la lección, los estudiantes pueden completar el organizador gráfico con los nombres de los diferentes estratos y los nombres de los animales que los habitan.

  • Tablas KWL (acrónimo en inglés para Know, Want y Learned) son una forma popular de organizadores previos. Antes de que comience una lección, se pide a los estudiantes que dividan una página en tres columnas. En la primera columna escriben lo que creen que “saben” (“know”) acerca de las selvas tropicales. En la segunda columna lo que ellos “quieren” (“want”) saber acerca de las selvas tropicales. Y al finalizar la lección escribirán lo que han “aprendido”(“learned”) en la tercera columna. Al crear una tabla KWL los estudiantes piensan en lo que ya saben y esto los hace sentir más confiados con el nuevo material que están aprendiendo. Como resultado, el interés y la concentración podría aumentar.

  • Analogías son comparaciones de dos cosas que son semejantes en algún aspecto. También pueden utilizarse como organizadores previos. Las investigaciones muestran que ayuda a los estudiantes a darse cuenta de que un nuevo tema se relaciona con algo familiar. Por ejemplo, en un estudio se proporcionó un artículo a dos grupos de estudiantes acerca de cómo funcionaban los radares. El artículo del primer grupo comenzaba con una breve analogía comparando el radar a una pelota que rebota contra una pared. El artículo del segundo grupo no tenía una analogía. Cuando examinaron cuánto habían entendido, el grupo que leyó el artículo con la analogía había entendido mejor. Habían usado lo que ya sabían acerca de cómo una pelota rebota para entender cómo funcionaba el radar.

Los organizadores previos son una herramienta popular que puede ayudar a los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención a entender nueva información más fácilmente. Quizás quiera saber más sobre técnicas comunes para ayudar a los estudiantes con dificultades y a importancia de trabajar con el maestro de su hijo.

Puntos clave

  • Los organizadores previos pueden ayudar a que los chicos entiendan nueva información.

  • Las tablas KWL y las analogías son dos tipos diferentes de organizadores previos.

  • Los organizadores previos pueden ser especialmente útiles para los estudiantes con dificultades de organización y de atención.

Comparta

Comparta Qué son los organizadores previos y por qué funcionan

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Qué son los organizadores previos y por qué funcionan

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom