Cerrar
Idioma
English
Español
IEP

5 malentendidos comunes acerca del IEP

Por Kristin Stanberry

104Encontró esto útil
104Encontró esto útil

La ley federal define lo que es un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en Inglés o PEI), pero los detalles pueden dar lugar a confusiones. Los mitos y suposiciones acerca del IEP son muchos. Aquí presentamos cinco conceptos erróneos y comunes, además de los hechos reales de cada uno de los conceptos.

1 de 5

Mito #1: Cada niño que batalla tiene garantizado un IEP

Realidad: Para calificar para los servicios de educación especial (y un IEP), el estudiante debe de cumplir con dos criterios. Primero, debe de ser diagnosticado formalmente con una discapacidad definida bajo la Ley para la Educación de los Individuos con Discapacidades (IDEA). Esta ley federal cubre 13 categorías de discapacidad, una de las cuales es “discapacidad específica del aprendizaje”. En segundo lugar, la escuela debe determinar que el estudiante necesita servicios de educación especial, que le ayudará a progresar en la escuela y a aprender el currículo de educación general. No todos los estudiantes con discapacidades cumplen con estos dos criterios. Infórmese más acerca del proceso para la obtención de un IEP con nuestro IEP Roadmap (este diagrama esta disponible solo inglés por el momento.)

2 de 5

Mito 2: Si algo está estipulado en el IEP, la escuela lo cumplirá

Realidad: El IEP es un contrato legal, de tal modo que la escuela debe proveer los servicios y respaldar las promesas que ha hecho a su hijo. Pero los maestros y los administradores de la escuela están muy ocupados, y son seres humanos, y algunas veces los detalles son olvidados o dejados de lado. Parte de su función, como defensor de los derechos de su hijo, es asegurarse que los servicios y las adaptaciones delineadas y establecidas en su IEP se cumplan. Supervise su trabajo escolar, los puntajes de sus exámenes y su actitud hacia la escuela. Si las cosas parecieran fuera de lugar, consiga una reunión con su maestro para discutir esa situación. También investigue otras maneras en las que usted puede evaluar si el IEP de su hijo está siendo llevado a cabo.

3 de 5

Mito 3: Un IEP asegurará servicios y apoyo a su hijo incluso después que termine el bachillerato

Realidad: El IEP (y los servicios que éste garantiza) terminarán cuando el estudiante se gradúe del bachillerato. La educación especial no se extiende hacia la universidad o el lugar de trabajo. El equipo del IEP está obligado a trabajar junto con el estudiante para crear un plan de transición como parte de su IEP. Este plan se enfoca en los objetivos futuros del estudiante para ayudarlo a prepararse mejor para la edad adulta.

4 de 5

Mito #4: Tener un IEP significa que su hijo será ubicado en un salón de clase de educación especial

Realidad: La ley federal exige que los niños con un IEP sean ubicados en un ambiente menos restrictivo. Esto significa que estos estudiantes deben pasar el menor tiempo posible fuera de los salones de clase de educación general. El IEP puede especificar servicios y adaptaciones que su hijo necesite para tener éxito en las clases de educación general. Si los estudiantes pasan cierto de tiempo en un “salón de recursos” o clase de educación especial, eso estará especificado en su IEP.

5 de 5

Mito 5: La escuela escribe el IEP y luego se lo explica a los padres

Realidad: Según la ley federal (IDEA), los padres son miembros plenos e iguales al resto del equipo que conforma el IEP. Esto significa que su opinión es tomada en cuenta para la manera en la que el IEP de su hijo es dise;ado. Aunque usted no sea un experto en educación especial, ¡sí que lo es cuando se trata de entender las necesidades de su hijo! El conocimiento que usted tiene acerca del desarrollo, fortalezas y desafíos de su hijo, y las actividades dentro y fuera de la escuela, son extremadamente valiosas para desarrollar el IEP.

Ver los consejos de nuevo

6 sugerencias para asegurarse que el IEP de su hijo se implemente correctamente

El Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) de su hijo ha sido puesto en marcha. ¿Qué tan bien está funcionando? ¿La escuela está proporcionando lo que prometió? Pruebe estas sugerencias para supervisar la situación a lo largo del año.

10 frases apaciguadoras para usar en las reuniones del IEP

Las emociones pueden desbordarse en las reuniones del IEP, pero es importante enfocarse en la meta final: apoyar a su hijo. Aquí encontrará 10 frases para mantenerse tranquilo que puede utilizar para redirigir la conversación y calmar situaciones tensas.

Acerca del autor

Retrato de Kristin Stanberry

Kristin Stanberry

Kristin Stanberry es una editora y escritora especializada en padres, educación y salud y bienestar para el consumidor.

Más de este autor

Revisado por Belinda-Kisiwaa Amoako ene 16, 2014 ene 16, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email