Ir a contenido

5 maneras de ayudar al tutor de su hijo a comunicarse con los maestros

Por Elizabeth Babbin, (EdD)

De un vistazo

  • Comience por informar al maestro con antelación acerca de sus planes de tutoría.

  • Enfocarse en lo que su hijo necesita puede ayudar a que la comunicación sea cordial.

  • Es importante que aclare qué espera de la comunicación entre el maestro, el tutor y usted.

Los tutores pueden brindar mucha ayuda a los chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención. Pero, para que la tutoría sea exitosa, es fundamental que el tutor y el maestro de su hijo tengan una buena comunicación.

Estar informado le permite al tutor reforzar lo que su hijo está aprendiendo en el salón de clases, y asegurarse que los métodos que usa no la confundan porque son diferentes a los que usan en su escuela.

Estas son cinco maneras de ayudar a que el tutor y los maestros de su hijo se comuniquen y colaboren entre ellos.

1. Informe al maestro de sus planes de tutoría

Informe con antelación el maestro lo que usted está planeando y qué puede esperar que ocurra. Eso ayudará a abrir líneas de comunicación claras desde el comienzo.

Explíquele que su objetivo es que el tutor trabaje con él para ayudar a su hijo a salir bien en la escuela. Hágale saber que a usted le gustaría que el tutor recibiera información sobre lo que está ocurriendo en la escuela y cómo coordinar mejor los esfuerzos. Después pregúntele cómo prefiere comunicarse.

Asegúrese de decir al maestro que el tutor tiene su permiso para hablar con la escuela. Algunas escuelas pueden exigir prueba de ello por escrito. La escuela de su hijo también puede que exija que firme una autorización para poder comunicarse con el tutor sin violar las leyes FERPA (Ley de Derechos Educativos y Privacidad Familiar).

2. Enfóquese en su hijo

Algunos maestros podrían ponerse a la defensiva cuando los familiares quieren que el tutor colabore con ellos. Es posible que el maestro de su hijo piense que usted está buscando ayuda fuera de la escuela porque cree que él no está haciendo un buen trabajo.

Enfocarse en las necesidades específicas de su hijo puede ayudar a mantener una actitud cordial. También puede mantener al tutor y al maestro enfocados en la misma meta al colaborar para ayudar a que su hijo progrese. Enfatice que en este momento su hijo necesita ayuda adicional fuera del horario escolar, y que él puede proveer información útil para hacer que esa ayuda sea lo más efectiva posible.

3. Establezca expectativas claras para el tutor

Pregunte al tutor cómo suele proporcionar información (y qué tipo de información) a los maestros. Comente lo que a usted le gustaría que le informara al maestro de su hijo y con qué frecuencia. Por ejemplo, podría pedirle que contacte al maestro cada 8 semanas para supervisar el progreso de su hijo. También dígale si hay información que usted no quiera que sea divulgada.

Coméntele cómo le gustaría que lo mantuvieran informado. Por ejemplo, puede solicitar que el tutor y el maestro lo incluyan en los correos electrónicos que intercambien. O quizás solo quiera que el tutor le informe cada vez que se comunique con la escuela.

Sin embargo, es importante ser flexible. Vea qué tan bien responde su hijo a la tutoría y cuánto progresa en la escuela. Puede que no haya necesidad de comunicarse con frecuencia a medida que el tutor conoce mejor a su hijo, y que haya colaborado con el maestro durante un tiempo.

4. Ayude a que se pongan de acuerdo si tienen diferentes enfoques

Algunos maestros ponen objeciones si un tutor usa un método diferente al que ellos usan en el salón de clases. Sin embargo, podría ser beneficioso que esto ocurra.

Eso se debe a que no existe un método que funcione para todos los niños. Y que su hijo tenga una manera diferente de afrontar un problema puede ser importante para ayudarlo a superar sus limitaciones.

Aun así, al maestro de su hijo esto le podría parecer preocupante. Si ese es el caso, escuche sus preocupaciones y anímelo a que hable de ello con el tutor. Si colaboran entre sí pueden hallar puntos de coincidencia. Además pueden ponerse de acuerdo para seguir en contacto y supervisar el progreso de su hijo.

5. Mantenga una comunicación fluida

El maestro y el tutor de su hijo pueden mantenerse en comunicación y estar igualmente informados, pero usted sigue siendo la conexión entre ellos.

Usted recibe todo tipo de información acerca de su hijo a lo largo del año. Eso incluye boletas de calificaciones, resultados de las pruebas, reportes de su progreso y otras cosas más. Es importante que comparta esa información con el tutor en cuanto la reciba.

Cada uno de esos informes lo ayudarán a mantenerse al tanto de lo que ocurre en clase, y le permitirá ajustar su enfoque basándose en el desempeño de su hijo. Además, le permite saber cuando es necesario que contacte al maestro para obtener más información y entender mejor la situación.

Qué tan bien trabajen el maestro y el tutor de su hijo tiene mucho que ver con qué tan bien usted trabaje con cada uno de ellos. Lea recomendaciones sobre qué buscar en un tutor si su hijo tiene dislexia o discalculia, y las preguntas que podría hacer a los tutores antes de contratarlos. Pruebe estos iniciadores de conversación cuando vaya a discutir los métodos de enseñanza con los maestros.

Puntos clave

  • Una comunicación sincera y positiva entre usted, la escuela y el tutor ayudará a que su hijo aproveche al máximo la tutoría.

  • Establezca expectativas y vías de comunicación claras.

  • Recuerde transmitir la información que reciba del tutor a la escuela, y proporcionar los reportes escolares al tutor.

Comparta

Comparta 5 maneras de ayudar al tutor de su hijo a comunicarse con los maestros

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta 5 maneras de ayudar al tutor de su hijo a comunicarse con los maestros

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom