Cerrar
Idioma
English
Español
Si le niegan los servicios

¿Cuál es la diferencia entre un defensor y un abogado de educación especial?

Por Donna Volpitta

A mi hijo le negaron los servicios de la educación especial. ¿Debería contratar un defensor o un abogado para que me ayude? ¿Cuál es la diferencia?

Donna Volpitta

Fundadora, Center for Resilient Leadership

Por lo general, un defensor es alguien quien va a guiarlo a través del proceso de educación especial. Por ejemplo, imagine que usted va a una ciudad nueva para usted, y que usted tenga una persona que ya resida allí, para que le acompañe a ver los mejores vecindarios, y que le muestre las maneras más rápidas de llegar desde el punto A al punto B. Esta es una buena analogía para explicarle lo que es un defensor.

Un abogado o un procurador, por el otro lado, es por lo general un profesional que es traído al proceso cuando las relaciones entre padres con la escuela, está siendo complicada, y la familia por lo tanto estaría considerando llevar adelante una acción legal. Hacer participar a un abogado, es casi como traer a un guardaespaldas, y es como un signo de que usted está preparado para una pelea.

Los abogados especializados en educación especial, tienden a ser más caros que los defensores, pero estos abogados también tienen más preparación en cuanto a las leyes de educación especial que la preparación que tienen los defensores. Estas leyes pueden llegar a ser muy complejas. Si usted está considerando si debe pelear a la escuela para conseguir más recursos de ayuda, sería conveniente que consulte a un abogado y que contrate a uno, si decide continuar ese camino. Algunos abogados ofrecen consultas gratuitas. Tenga en cuenta que hay otros recursos de ayuda a bajo costo.

Si usted piensa que quizás usted podría manejar esos asuntos con la escuela, sin tener que involucra la acción legal, entonces un defensor de derechos puede ser una opción excelente. Muchos defensores son padres quienes han aprendido cómo navegar el sistema empujando para conseguir más recursos de ayuda para sus propios hijos. Otros defensores, son en realidad maestros de educación especial, retirados. Los defensores pueden algunas veces sugieren las adaptaciones informales o estrategias de educación que pueden ayudar si a su hijo o a su hija le han negado los servicios.

Es importante recordar que la autodefensa o abogar por sí mismo, no requiere ningún tipo de certificación. Si usted está considerando contratar a un defensor, pida información específica acerca de su experiencia y sus calificaciones. Asegúrese también, pedir que le den referencias y contáctelas, para tener una mejor idea acerca de la reputación y la filosofía de ese defensor o abogador de derechos.

Es una buena idea hacer lo mismo en cuanto a los abogados o procuradores ya que la experiencia en la educación especial, es clave.

Por último, ya sea que usted decida contratar un defensor o a un abogado, es siempre mucho mejor que usted entienda los derechos legales que sus hijos tienen. Usted también puede explorar sus opciones en cuanto a la resolución de disputas y otras ideas acerca de dónde encontrar ayuda legal.

Usted quizás también quiera pedir consejos a los padres que tienen niños quienes reciben los servicios de educación especial. Usted podría conectarse con esos padres en la comunidad en línea. Por otro lado, su oficina local de la Asociación de America de Discapacidades de Aprendizaje podría también ayudarle a encontrar grupos de padres que ofrezcan talleres de formación y entrenamiento, y otras clases de ayudas.

Acerca del autor

Retrato de Donna Volpitta

Donna Volpitta

Donna Volpitta, Ed.D., es coautora del libro The Resilience Formula: A Guide to Proactive, Not Reactive, Parenting.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email