Cerrar
Idioma
English
Español

Entrenamiento para padres

Ideas prácticas para desafíos cotidianos

14Encontró esto útil
Volver a Entrenamiento para padres

Practiquen el juego de roles

Qué puede hacer

Ayude a su hija a prepararse para las fiestas y otras situaciones sociales jugando a los roles. Preséntele situaciones que podrían suceder en esos eventos, desde que llega hasta que se va.

Imaginen que usted es el niño que cumple años, la niña que es antipática o el niño que le gusta a su hija. Trabajen juntas para desarrollar las estrategias que le ayuden a comenzar y terminar una conversación. En algún momento cambien los roles para ayudar a que su hija entienda los diferentes puntos de vista.

Asegúrese de discutir lo que su hija puede hacer si siente presionada a hacer algo arriesgado o peligroso.

Qué puede decir

“Sofía, es maravilloso que vayas a la fiesta de Jenny este fin de semana. Parece que va a haber baile y quizás nuevos niños para conocer”.

“Algunas veces los niños hacen buenas decisiones cuando van a fiestas. Algunas veces hay mucha presión para beber alcohol o a usar drogas. Puede ser difícil decir que no y mantener tu posición”.

“¿Qué te parece si hablamos sobre algunas cosas que podrían pasar? ¿Qué harías para evitar esas situaciones y seguir siendo amigable? Imaginémonos que alguien te ofrece una cerveza. ¿Cómo crees que podrías decir que no sin sentirte rara al hacerlo?”

Por qué esto puede ayudar

La adolescencia presenta una serie de desafíos para los niños con dificultades de aprendizaje y de atención. Menos supervisión, mayor movilidad y el uso de las redes sociales proveen oportunidades para conectarse que mejoran la sensación de ser parte de algo. Pero estas oportunidades también pueden provocar un poco de temor porque los preadolescentes y los adolescentes tienen que hacer decisiones rápidas, y esas decisiones tienen por lo general consecuencias importantes.

El juego de cambio de roles ayuda a los niños piensen estrategias útiles. También les ayuda a recordar esas estrategias cuando las necesitan. Saber cómo expresar sus necesidades o a quién pedir ayuda será hará que los preadolescentes y adolescentes se sientan más seguros para ser más independientes. Considerar los puntos de vista de los otros es también una buena manera de mejorar las habilidades sociales.

14Encontró esto útil
14Encontró esto útil

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email