Cerrar
Idioma
English
Español

Entrenamiento para padres

Ideas prácticas para desafíos cotidianos

50Encontró esto útil
Volver a Entrenamiento para padres

Dé consejos, no sermones

Qué puede hacer

Mantenga la comunicación abierta con su hijo ofreciéndole consejos y no sermones. Háblele calmadamente y manteniendo contacto visual.

Trate de evitar hablarle cuando está molesto o está haciendo algo que disfruta. Pregúntele si es un buen momento para conversar, y trate de utilizar pocas palabras.

Qué puede decir

“Juan, quiero compartir algo contigo pero sólo si este es un buen momento para conversar y si estás interesado en escuchar mis ideas. ¿Ahora es un buen momento?”.

“Tengo algunas ideas sobre cómo podrías reaccionar de un modo diferente en nuestra próxima función familiar, y cómo esto haría que el evento fuera más agradable para ti y el resto de la familia”.

Por qué esto puede ayudar

Los niños con dificultades de atención aprenden a anticipar sermones y quejas, y rápidamente se desconectan de lo que está pasando. Responderán mejor a sus sugerencias si sienten que tienen una opción o pueden opinar al respecto. Al hablar calmadamente, y empezar la conversación con frases positivas y breves será más probable que su hijo escuche lo que usted está diciéndole.

50Encontró esto útil
50Encontró esto útil

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email