Cerrar
Idioma
English
Español

Entrenamiento para padres

Ideas prácticas para desafíos cotidianos

26Encontró esto útil
Volver a Entrenamiento para padres

Frene los insultos y el maltrato

Qué puede hacer

Cuando su hijo dice algo acerca de un amigo o de un hermano que es agresivo o hiriente, llámele la atención por eso. Detenga el intercambio de mal trato, pero trate de hacer esto de una manera que no sea vergonzante para su hijo enfrente de otros niños. Llámelo aparte y hable con él en otra habitación.

Cuando ustedes estén a solas, trate de recordar la escena junto a su hijo. Señale cuáles fueron las palabras demasiado agresivas. Hable acerca de lo que él estaba tratando de decir, y traten de trabajar juntos en lograr una lista de palabras aceptables que podrían haber expresado la misma cosa pero de una manera no hiriente.

Qué puede decir

“Juan, te llamé a la cocina para no hacerte pasar vergüenza en frente de Henry. Juan, tú no puedes llamarle a él ni a ninguno, un perdedor o un idiota, y además esperar que eso resuelva un problema”.

“Yo entiendo que estabas molesto porque Henry dijo que tu hermana era molesta y era mejor que se fuera. Me gusta que tú la defiendas y la protejas, pero pienso que podrías haber manejado esa situación sin utilizar esas palabras tan agresivas e hirientes”.

“¿Cómo crees que podrías haber dado ese mensaje a Henry sin tener que utilizar palabras agresivas? Quizás, tú podrías haber dicho, ‘¡Para Henry! No le hables a mi hermana de esa manera. Ella podría estar molestándote pero también ella es una niña pequeña. Ignórala, y ella se irá.’ Si tú hubieras hablado así, tú hubieras podido prevenir una gran cantidad de sentimientos negativos”.

Por qué esto puede ayudar

Los niños con dificultades de aprendizaje y de atención, muchas veces tienen dificultad para pensar las palabras que ellos quieren decir en una situación que está cargada emocionalmente. Ellos podrían dejar caer una lluvia de palabras agresivas, porque tienen dificultad para identificar y clasificar con rapidez sus sentimientos.

Un buen primer paso, es que usted señale los efectos que tiene el utilizar palabras hirientes con las personas. El aumentar la conciencia de sus actos, en sus hijos y mostrarles que hay otras maneras de lograr lo que se proponen, les ayudará a parar de utilizar el lenguaje agresivo.

Practique estas alternativas junto a sus hijos, cuando la situación está calma para que ellos sean capaces de recordarlas, y utilizar esas estrategias cuando lo necesiten.

26Encontró esto útil
26Encontró esto útil

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email