Cerrar
Idioma
English
Español

Entrenamiento para padres

Ideas prácticas para desafíos cotidianos

208Encontró esto útil
Volver a Entrenamiento para padres

Hable sobre la auto reflexión

Qué puede hacer

Obtenga la perspectiva de su hija de porqué una tarea es tan difícil de completar. ¿Es falta de destreza? ¿Falta de motivación? ¿Miedo al fracaso? Asegúrese de preguntar que pensamientos estaban en la cabeza de su hija en el momento en que decidió pedir ayuda a un adulto o abandonar la tarea totalmente.

Los expertos se refieren a estos pensamientos, que pueden ser conscientes o semiconscientes, como auto-conversación. La auto-conversación puede ser un motivador poderoso.

Trate de escuchar y validar los sentimientos de su hijo. Después trabajen juntos para crear un plan para superar los obstáculos reales y los percibidos.

Qué puede decir

“Sofía, yo se que el trabajo que estás haciendo en matemáticas es realmente frustrante para ti en este momento. Yo recuerdo que las multiplicaciones me daban trabajo también cuando estaba en la primaria.Veamos si podemos averiguar que es lo que te está molestando”.

“Quiero que me lleves paso por paso, por los dos primeros problemas en la tarea de esta noche. Eso me ayudará a saber cómo te enseñaron a enfocar las solución de estos problemas. Quizás lo mejor sea que hagas de cuenta que no estoy aquí. Habla contigo mismo acerca de lo que piensas que debes hacer. A veces eso realmente ayuda y te da una buena idea acerca de cómo necesitas empezar el problema”.

Por qué esto puede ayudar

Todo el mundo tiene una conversación consigo mismo en sus rutinas diarias. Por ejemplo, en la mañana, cuántos padres se preguntan “¿Estoy cansado, porque no me fuí a la cama más temprano?, “¿Voy a llegar tarde, por qué siempre espero tanto para empezar a prepararme? No hay manera de que voy a poder hacer esto a tiempo”.

La auto-plática negativa es, a menudo, un gran factor en decidir el abandonar una tarea. Del otro lado, la auto-plática positiva puede ser usada para combatir las dudas internas y otros pensamientos desmoralizadores. Cuando los niños aprenden a reconocer esos pensamientos pueden cambiar el diálogo interno. Eso puede cambiar también la manera de encarar nuevas tareas.

Usted puede también ayudar a su hija sugiriendo frases que ella puede repetir cuando se enfrenta a situaciones estresantes. Es también una buena idea el ayudarla a enfocarse en objetivos realistas y próximos pasos en vez de rendimientos máximos. Lo más confiada que su hija se sienta, lo más dispuesta estará para enfrentar nuevos desafíos y expresar lo que necesita para completarlos exitosamente.

208Encontró esto útil
208Encontró esto útil

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email