Cerrar
Idioma
English
Español

Entrenamiento para padres

Ideas prácticas para desafíos cotidianos

20Encontró esto útil
Volver a Entrenamiento para padres

Hable sobre dificultades táctiles

Qué puede hacer

Si su hijo reacciona de una manera quizás exagerada, ante los mínimos contactos físicos, tales como que le choquen sin mala intención, cuando está formando una línea, o cuando le tocan el hombro para llamar su atención, entonces tendrá que informarse acerca de las dificultades del procesamiento sensorial. Vea si es esto lo que podría estar causándole que se comporte de esa manera tan defensiva.

Hable con la maestra de su hijo, y vea si ella puede crear alguna razón que justifique que su hijo se siente al frente o al final de la línea. De esta manera, se suprimiría mayormente los empujones.

Por otro lado, evite los toques suaves, ya que los toques firmes suelen ser mejor recibidos. Asegúrese que los miembros de su familia entiendan que él necesita saber y ver, que alguien está viniendo hacia él antes de que lo toquen.

Qué puede decir

“Miss. Steinberg, yo quería informarle que Juan es muy sensible a los contactos físicos. Creo que el término que los expertos utilizan para esto es ser defensivo al tacto. Por ejemplo, si alguien lo toca cuando él no lo está esperando, podría volverle muy incómodo y hasta podría reaccionar físicamente con agresión”.

“Es cierto que podría parecer como una agresión, pero en realidad se trata de una dificultad sensorial. Le explico esto, porque teniendo en cuenta lo que acabo de contarle, quisiera pedirle ¿es posible para usted, crear razones para darle a él que justifiquen sentarle al frente de la clase o al final de la línea? O por ejemplo, si usted pudiera darle un trabajo, que le obligue a retirarse un poco más temprano de la clase y evitar de esa manera, los pasillos cargados de niños, realmente sería una gran ayuda”.

Por qué esto puede ayudar

Es muy importante para los maestros y los miembros de una familia que reconozcan y apoyen a su hijo con dificultades sensoriales. Entendiendo el concepto de ser defensivo al tacto, los miembros de la familia pueden apoyar las necesidades de su hijo, y no tomar sus dificultades como una actitud negativa personal.

Los maestros pueden también ayudar a hacer el ambiente de la escuela lo más cómodo posible para su hijo, y ayudarle a evitar las reacciones exageradas, en su mayoría agresivas, que tendrían un efecto negativo en sus compañeros o incluso en sí mismo, al involucrarle en problemas.

Infórmese más acerca de las dificultades del procesamiento sensorial.

20Encontró esto útil
20Encontró esto útil

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email