Cerrar
Idioma
English
Español

Entrenamiento para padres

Ideas prácticas para desafíos cotidianos

11Encontró esto útil
Volver a Entrenamiento para padres

Enséñele a ser asertivo, no agresivo

Qué puede hacer

Converse acerca de las diferencias entre la conducta agresiva y la conducta asertiva con sus hijos. Explique que la asertividad es una manera saludable de hablar por uno mismo, de un modo honesto y de una manera respetuosa. La agresión verbal, en cambio, es por lo general ruidosa y llena de opiniones personales. Además, muchas veces está cargada de sarcasmo y de falta de sensibilidad.

Piense en algún tema que pueda servir como un fragmento de conversación, y trate de entrenar a sus hijos en cuanto a la manera de expresar sus pensamientos y sus ideas de un modo eficaz. Señale, cuando ellos han sido demasiado agresivos, y recuerde que la mayor cantidad de práctica que ellos puedan lograr así como también la mayor cantidad de sus comentarios a cómo ellos van haciéndolo, será lo mejor para sus hijos.

Qué puede decir

“Sofía, me encanta que tú eres capaz de expresar lo que piensas, casi en todos los temas. Sin embargo, también estoy notando que tú puedes llegar a mostrarte ruidosa y hasta un poco agresiva. Esa clase de actitud puede provocar que muchos niños se alejen de ti”.

“¿Tú piensas que podrías usar un poco más de tiempo escuchando los puntos de vista de alguien, incluso cuando tú no estés de acuerdo con ellos?”.

“Tú hiciste un buen trabajo con esto, el otro día cuando tu tío te preguntó tu opinión acerca de la elección. Tú le dijiste cómo te sentías al respecto, de una manera muy honesta. También, te las arreglaste para hacerlo de tal manera que evitaste que él se sintiera mal o que sus opiniones estaban equivocadas. Pareció realmente, que tú respetabas sus puntos de vista, incluso cuando tú no estabas de acuerdo con él”.

“Ahora, quisiera que trataras de hacer lo mismo cuando hablas con tus compañeros de clase. No creo que tú quieras que se refieran a ti como mandona o agresiva”.

Por qué esto puede ayudar

Puede ser confuso hablar con su hija acerca de las diferencias entre la asertividad y la agresión, pero sus comentarios acerca de cómo ella se comporta, son esenciales. Los niños quienes son asertivos, tienen una gran posibilidad de ganarse el respeto de sus compañeros porque ellos son capaces de defenderse a sí mismos y son capaces de decir lo que son sus opiniones. Aún más importante es que, también estos niños asertivos son capaces de considerar las opiniones y las necesidades de los otros. En cambio, los niños que son agresivos pueden llegar a intimidar a otros niños, y éstos eventualmente los evitarán.

Usted puede ayudar a su hija a encontrar el equilibrio adecuado, observando las interacciones familiares y hablando con ella acerca de lo que ella ha sido capaz de manejar adecuadamente, y en lo que ella todavía necesita mejorar. Obteniendo esta clase de comentarios de su parte, puede además estimular y mejorar su autoconfianza.

11Encontró esto útil
11Encontró esto útil

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email