Libros para para niños de preescolar a segundo grado

Los niños con diferencias en la manera de pensar y aprender pueden encontrar un significado especial en estos libros que han pasado la prueba del tiempo. Los niños pueden identificarse con estos pequeños héroes y los desafíos que enfrentan. (Algunos de estos libros están solo disponibles en inglés)

Lily y su bolso de plástico morado, por Kevin Henkes

En Lily y su bolso de plástico morado, Lily no puede esperar hasta al recreo para presumir con sus amigos de su bolso nuevo y las cosas especiales que contiene. Sin embargo, ella no deja de jugar con el bolso durante todo el día y eso molesta a sus compañeros de clase. El maestro favorito de Lily, el señor Slinger, le decomisa el bolso y eso enoja a Lily. Pero al final, el señor Slinger ayuda a Lily a entender la importancia de seguir las reglas, ser paciente y dar una segunda oportunidad.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultad con la impulsividad, para seguir instrucciones o con el autocontrol.

Wings, por Christopher Myers Henkes

Puede ser difícil ser diferente. Nadie lo saber mejor que Ikarus Jackson, el nuevo niño en el vecindario que tiene alas. En Wings, otros niños lo miran y se burlan de Ikarus cuando vuela sobre los edificios. Pero cuando una niña defiende a Ikarus y aprecia su singular habilidad, él comienza a ver su diferencia como algo especial.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultad para ver cómo sus diferencias pueden ser fortalezas.

Leo, el retoño tardío, por Robert Kraus

Leo es un tigre cachorro. Aún no habla y hace un desastre cuando come. Su padre está preocupado, pero su madre les asegura a ambos que Leo se igualará con los demás cachorros cuando esté listo. A los lectores de Leo, el retoño tardío se les comunica un mensaje importante: cada quien se desarrolla a su propio ritmo.

Es un libro excelente para niños que tienen: Problemas de autoestima.

Pan y mermelada para Francisca, por Russell Hoban

Tanto los padres como los niños que son delicados para comer disfrutarán la terquedad del personaje principal en Pan y mermelada para Francisca. Francisca, una pequeña tejón se rehusa a comer cualquier cosa excepto pan y mermelada, ya sea que esté en la casa o en la escuela. Inteligentemente, su madre complace sus exigencias y le ofrece solo pan y mermelada en cada comida. Finalmente, Francisca aprende la desventaja de comer demasiado algo que le gusta.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultad para variar las rutinas y con desafíos relacionados con la comida.

Quique duerme fuera de casa, por Bernard Waber

Muchos niños tienen algo que temen que otros niños descubran. Este es el mensaje principal de este clásico que se centra en la primera vez que un niño duerme fuera de casa. Quique ha sido invitado a pasar la noche en la casa de su amigo Reggie. Pero no puede imaginarse dormir sin su osito Teddy. Cuando Reggie le revela que él también duerme con su animal de peluche favorito, Quique se siente menos cohibido y solo.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultades con la autoconciencia o la autoestima.

Cuando Sofía se enoja, se enoja de veras…, por Molly Bang

El día que la historia de este libro sucede, todo le sale mal a Sofía y está lista para explotar. Su hermana le quita su gorila de peluche. Luego, ¡su mamá se pone de parte de su hermana! Y, después, ella se resbala con un juguete. Harta, Sofía sale de la casa a pasar su enojo a solas. A medida que la historia se desarrolla, la fuerza de las ilustraciones cambia según el humor de Sofía. Los lectores pueden ver como sus emociones cambian de enojada y fuera de control a estar calmada.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultad para controlar el enojo y la frustración.

Fortunately, por Remy Charlip

Cuando Ned es invitado a una fiesta a miles de kilómetros de distancia, ¡él no tiene idea que tendrá un viaje dramático! Afortunadamente, un amigo le presta a Ned un aeroplano. Desafortunadamente, el motor explota. Afortunadamente, había un paracaídas en el aeroplano. Desafortunadamente, el paracaídas tenía un hueco. Los niños disfrutarán leyendo los altibajos del viaje de Ned, maravillosamente ilustrados en Fortunately. Y pueden llegar a entender que algunas situaciones ocurren de manera diferente a lo esperado, y que eso está bien.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultad con el pensamiento flexible.

¡No, David!, por David Shannon

En cada página de ¡No, David! (el primero de la serie ¡Oh David!) el lector encuentra al pequeño travieso de kínder metido en un montón de problemas. Los lectores verán a David meterse el dedo en la nariz, correr desnudo por su calle, saltar sobre la cama y generalmente crear caos. Su madre lo regaña una y otra vez. Pero a pesar de su frustración, ella le dice al final que por supuesto aún lo ama. Para niños con problemas de conducta, este libro puede ser un agradable consuelo.

Es un libro excelente para niños que tienen: Problemas de hiperactividad, impulsividad y para cumplir las reglas sociales.

My Many-Colored Days, por Dr. Seuss

My Many-Colored Days es un libro que presenta la idea de asignar colores a los sentimientos. “En días morados estoy triste. Gimo. Arrastro mi cola. Camino solo”, escribe Seuss, y acompaña su rima con un dinosaurio solitario profusamente pintado. ¿Y en los días amarillos? “Soy una abeja habladora y ocupada”. Los niños podrían usar este adorable libro para expresar sus emociones.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultad para controlar sus emociones o identificar sus sentimientos.

Sapo y Sepo, inseparables, por Arnold Lobel

La amistad es algo sorprendente. En ocasiones, las personas más diferentes son las que se cuidan y se quieren más. Esto es lo que los lectores aprenden en esta colección de historias sencillas, un libro que forma parte de la famosa serie Sapo y Sepo. Sepo es gruñón y amargado, mientras que Sapo es alegre y positivo. Juntos tienen aventuras divertidas y se turnan para ser inesperadamente amables uno con el otro.

Es un libro excelente para niños que tienen: Dificultad para hacer amigos y mantenerlos o para entender las señales sociales.

Comparta

Revise temas relacionados

Próximos pasos