Tres formas en las que estoy probando el diseño universal para el aprendizaje en casa con mis hijos

¿Sabe lo que significa el diseño universal para el aprendizaje (UDL, por sus siglas en inglés)?

No se sienta mal si no sabe de qué se trata. ¡Hasta hace poco yo tampoco sabía casi nada sobre el diseño universal para el aprendizaje!

Pero cuando

Amanda Morin 

es la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education” y fue la directora de liderazgo intelectual en Understood. Ayudó a desarrollar Understood desde su inicio en calidad de experta y escritora.

Amanda Morin fue maestra en el salón de clases y especialista en intervención temprana durante una década. Desde 2007 ha venido trabajando como escritora en temas educativos, y tuvo un papel importante en el lanzamiento de Understood en 2014. Fue directora de liderazgo intelectual en Understood.

Durante sus años como maestra se enfocó en la educación infantil temprana. Enseñó en kínder y también trabajó con infantes y preescolares con discapacidades. Proporcionó educación y capacitación a los padres de niños con discapacidades y dirigió equipos multidisciplinarios. Como educadora y madre de niños que piensan y aprenden de manera diferente, ha sido un miembro activo de numerosos equipos del Programa de Educación Individualizado (IEP) y cree firmemente en la importancia de que los educadores colaboren con las familias.

Amanda obtuvo su título de pregrado (BA) en educación en University of Maine y capacitación como defensora en el ámbito de la educación especial en Council of Parent Attorneys and Advocates .

Ella es la autora de cinco libros: The Everything Parent’s Guide to Special EducationThe Everything Kids’ Learning Activities BookOn-the-Go Fun for KidsAdulting Made Easy, and What Is Empathy?

fue invitada al simposio “UDL para la justicia social” en Boston, decidí acompañarla.

Ahora bien, yo no soy educador. Asistí estrictamente en calidad de padre de dos niños que piensan y aprenden de manera diferente. Pero fue una experiencia increíble que me abrió los ojos.

En uno de los ejercicios, la oradora que inauguró el simposio, Katie Novak, nos planteó una serie de preguntas sobre educación. Nos pidió que nos moviéramos a diferentes esquinas del salón dependiendo de nuestras respuestas. Mientras nos movíamos, Katie proyectó varias imágenes en una pantalla.

Cuando todos regresamos a nuestros asientos, nos preguntó acerca de las imágenes que había mostrado. Casi nadie se había percatado de ellas. El ejercicio nos mostró cuánta información deja de captar el cerebro humano cuando no nos detenemos a reflexionar.

Gran parte del diseño universal para el aprendizaje es una reflexión sobre cómo aprendemos. De acuerdo con CAST, un socio fundador de Understood, el diseño universal para el aprendizaje es una “estructura para mejorar y optimizar la enseñanza y el aprendizaje de todas las personas basado en estudios científicos sobre cómo aprenden los seres humanos”. Así que en mi lenguaje de novato, esto significa que todos aprendemos de manera diferente. Y el diseño universal para el aprendizaje es una manera de enseñar las fortalezas de aprendizaje particulares de las personas basándose en la ciencia.

Muy interesante, ¿cierto? El diseño universal para el aprendizaje tiene tres principios fundamentales:

  1. Ofrece información a los niños de varias maneras, por ejemplo en forma de texto, audio, video o mediante alguna combinación para asegurarse de que comprendan.

  2. Permite que los niños demuestren lo que saben de maneras diversas, ya que los niños se expresan de maneras diferentes.

  3. Encuentra formas diferentes de involucrar a los niños en el aprendizaje, desde libros tradicionales hasta proyectos o juegos, o algún tipo de combinación.

Salí de la conferencia muy entusiasmado. Francamente, desearía que los maestros de mis hijos usaran el diseño universal para el aprendizaje en el salón de clases.

Pero dado que no soy educador y no trabajo en un salón de clases, también me sentía desorientado en cuanto a lo que podía hacer como padre. Eso me hizo preguntarme: ¿Podría usar el diseño universal para el aprendizaje en la casa con mis hijos? Después de pensarlo un poco se me ocurrieron algunas ideas concretas.

1. Probar nuevas formas nuevas de garantizar que mis hijos “captaron” lo que estoy diciendo

Mis dos hijos piensan y aprenden de manera diferente, pero también son dotados intelectualmente. De hecho, a menudo me sorprenden por la cantidad de palabras que conocen. Debido a su extenso vocabulario, a veces se me olvida que tienen problemas de comunicación.

El diseño universal para el aprendizaje significa detenerse a reflexionar si mis hijos entienden cuando les digo algo, como indicaciones o nuestros planes para el fin de semana. Significa presentarles la información de varias formas para asegurarme de que entendieron. Y no asumir de forma automática que saben de lo que estoy hablando.

Por ejemplo, mis dos hijos son muy buenos y disfrutan los juegos de palabras. Una manera de revisar si entienden algo podría ser usar juegos de palabras en torno a un tema.

Yo: La próxima semana vamos a ir al estado más amigable de Estados Unidos. Hijo: ¿Adónde? Yo: ¡Oh, Hi-o! Hijo: ¡Genial!

2. Dejar que mis hijos se comuniquen conmigo a través del medio que prefieran

Mis dos hijos a veces tienen dificultad para explicar lo que están pensando. También tienen habilidades e intereses diferentes que pueden usar para ayudarse a transmitir la información.

Mi hijo mayor aborda las cosas de manera muy lógica. También es fotógrafo y prefiere la información visual a la verbal. Esto me hace preguntarme, si podría dibujar un diagrama cuando tiene problemas para comunicar sus ideas. Quizás esa sea una manera más eficiente de comunicar lo que quiere decir.

Mi hijo pequeño es muy imaginativo y le gusta ilustrar sus puntos con situaciones hipotéticas. Frecuentemente se pregunta qué están pensando los demás. También le encanta dibujar. Así que cuando tiene dificultad para comunicarse, quizá le podría gustar dibujar una secuencia de cómic que refleje una de sus situaciones hipotéticas.

3. Usar horarios visuales para ayudarlos con sus dificultades

Bueno, esto es algo que mi esposa y yo ya estábamos haciendo. Pero no fue sino hasta que fui a la conferencia que supe que lo que estábamos haciendo era diseño universal para el aprendizaje.

Nuestros dos hijos tienen . Además, les gustan mucho las rutinas. A veces, una lista de revisión de tareas o actividades no es suficiente porque tienen dificultad para hacer las cosas en un orden particular.

Por esto decidimos adoptar un enfoque diferente para las rutinas matutinas y vespertinas. Uno que permita que el más pequeño haga sus tareas en un orden que tenga sentido para él e incluya su pasión por los carritos de juguete.

Los horarios están en papel plastificado. Les adherimos con velcro imágenes de automóviles. Los autos tienen tiras de papel que enumeran las actividades que se tienen que hacer en la mañana y en la tarde. Y como las imágenes están adheridas con velcro, nuestro hijo pequeño puede mover los autos. Solo tiene que seguir las flechas en las “carreteras”.

Estoy seguro de que existen otras maneras en las que podría incorporar el diseño universal para el aprendizaje en nuestro hogar. El diseño universal para el aprendizaje no es un programa rígido. Es una estructura para pensar acerca de cómo aprenden los niños, así que las posibilidades son infinitas.

Algo en lo que me gustaría trabajar ahora es en idear más formas de relacionarme con mis hijos. ¿Cómo les puedo ofrecer maneras diversas de vincularse conmigo y aprender?

Comparta

Próximos pasos