Cómo enseñar a los niños a dar una disculpa sincera

Por Amanda Morin

Cuando los niños rompen las reglas o lastiman los sentimientos de otros, queremos que se disculpen. Sin embargo, muchas veces no quieren (o no pueden) decir que lo sienten. O quizás murmuran un “lo siento” sin pensar en lo que sucedió.

¿Cómo podemos enseñar a los niños a ofrecer una disculpa sincera?

Dar una disculpa sincera es una habilidad, y muchos niños pueden tener problemas para desarrollarla por varias razones. Podrían tener dificultad para ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona. Podrían no poder expresarse o tener problemas de socialización y sonar forzados. A otros niños simplemente no les gusta hacerlo.

Cualquiera que sea el motivo, usted puede enseñar a los niños a ofrecer una disculpa genuina usando la palabra “SORRY” (lo siento). Cada letra es un paso.

S por Stand Up. Detenerse a reflexionar y reconocer.

Para dar una disculpa sincera hay que reflexionar sobre lo que ocurrió y cómo se siente la otra persona. Los niños necesitan darse cuenta del daño causado. No siempre es fácil lograrlo, pero si les hace preguntas abiertas a menudo dicen sí, sucedió algo malo.

Suena como: “Lamento haber tirado las cosas de tu escritorio”.

O por Own it. Aceptar la responsabilidad.

Una vez que los niños dicen lo que sucedió, podrían estar listos para el siguiente paso: aceptar su responsabilidad. No solo es que sucedió algo malo, sino que fueron responsables de ello.

Suena como: “Fue una reacción exagerada de mi parte”.

R por Respond differently. Reaccionar de manera diferente.

Después, los niños están listos para pensar qué podrían haber hecho diferente. Este paso ayuda a que aprendan qué hacer (y no hacer) la próxima vez que sus emociones los dominen.

Suena como: “Debí pensarlo antes de actuar”.

R por Repair the damage. Reparar el daño, arreglar las cosas o mejorarlas.

A veces es fácil arreglar las cosas. Otras veces, no se puede. En esos casos puede que los niños solo necesiten preguntar qué pueden hacer para mejorar las cosas.

Suena como: “Te ayudaré a recoger todo, o ¿qué puedo hacer para mejorar esto?”.

Y por Yield to their feelings. Entender sus sentimientos y permitirles estar molestos.

Parte de una disculpa sincera es no esperar que la otra persona perdone de inmediato. Puede que sea difícil que los niños lo acepten, pero los otros tienen derecho a estar disgustados con ellos.

Suena como: “Entiendo si todavía estás molesto conmigo”.

Una vez que usted haya revisado cada letra de SORRY, pida a los niños que digan lo que significa cada una. Eso es una disculpa sincera. Y, debido a que los niños han reflexionado sobre lo que sucedió, puede que se sientan arrepentidos.

No espere que esto suceda fácilmente y no intente forzarlo. Algunos niños tardan mucho tiempo en estar listos para decir que lo sienten.

Descargue una de estas hojas para facilitar que su hijo ofrezca una disculpa genuina.

  • LO SIENTO versión simple (

    VerPDF

    )
  • LO SIENTO versión complicada (

    VerPDF

    )
  • Modelo de LO SIENTO (

    VerPDF

    )

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la directora de liderazgo intelectual en Understood y la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education.” Fue maestra y especialista en intervención temprana durante más de una década.