¿Es hereditaria la dislexia?

Responder:

A menudo los padres me hacen esta pregunta. La respuesta sencilla es sí, la dislexia se hereda. Sin embargo, la genética es un asunto complejo y requiere entender cómo funciona.

Primeramente, está claro que la dislexia tiene un aspecto hereditario porque está presente en miembros de la misma familia. Cerca del 40% de los hermanos de niños con dislexia también tienen dificultad para leer. Así como también el 49% de sus padres. No obstante, todavía no se conoce bien de qué manera los genes causan la dislexia.

Las personas a menudo entienden la genética en términos de un gen que se transmite de padre a hijo. Si un gen está asociado con una condición, tanto el progenitor como el hijo tendrán dicha condición. Pero en la dislexia hay varios genes involucrados, no solo uno.

Esos genes afectan la formación de ciertas conexiones en el cerebro. En las personas con dislexia este proceso se organiza de manera diferente. Los investigadores creen que esto afecta la capacidad para leer.

Sin embargo, los genes no son el único factor que determina la capacidad de un niño para leer. También el ambiente juega un papel. La calidad de la enseñanza de la lectura tiene un efecto en todos los niños. Pero es especialmente marcado en aquellos que son propensos a tener dislexia. Ellos necesitan una instrucción de alta calidad desde temprana edad.

Los estudios en gemelos muestran que el trastorno con la lectura se debe en un 60% a 70% a los genes. Pero es alrededor del 30% debido al medio ambiente. El medio ambiente tiene un efecto aún mayor en los niños que crecen en la pobreza o con padres con un bajo nivel educativo.

Así que regresando a su pregunta, sí, la dislexia es “genética”. Y si usted tiene un hijo con dislexia, sus otros hijos tienen más riesgo de tenerla. Estar atento a las señales tempranas de los problemas de lectura permite que usted intervenga antes. Recibir una buena enseñanza en lectura es esencial para ser buenos lectores.


Escuche a una experta explicar más acerca de la dislexia y el cerebro.

Comparta

Read next