Recomendaciones para ayudar a las niños con dislexia a aprender palabras a simple vista

Por Kelli Johnson (MA)

Revisado por experto Robin Margent

Los niños con pueden tener más dificultad para aprender que los demás niños. Algunas de estas palabras no siguen las reglas de ortografía, por lo que no se pueden . Otras se usan tan a menudo que los niños tienen que reconocerlas rápidamente para ser lectores fluidos. Estas sugerencias pueden facilitar que los niños aprendan a pronunciar las palabras familiares a simple vista (también llamadas palabras visuales).

1. Fijarse en los detalles

Los niños con dificultad para leer podrían necesitar ayuda para notar todos los detalles de una palabra nueva, especialmente si la palabra tiene una ortografía inusual. Por ejemplo, la palabra en inglés through.

Enséñele a su hijo mostrándole primero la palabra y después leyéndola en voz alta. Luego, pídale que pronuncie las letras de la palabra. Pregunte qué vocales ve, y qué letras están al principio, a la mitad y al final de la palabra. Esto lo ayudará a analizar la palabra y procesarla en detalle.

2. Crear una ayuda para memorizar

En ocasiones los niños descubren un truco para recordar palabras complicadas. Estas ayudas para memorizar son llamadas reglas mnemotécnicas.

Los niños pueden inventar una rima que incluya la palabra o algo que se relacione con esa palabra. También pueden crear una frase que contenga las letras de la palabra. Supongamos que a su hijo le cuesta recordar la palabra en inglés they. Podría usar la regla mnemotécnica: “They Eat Yams”.

3. Añadir un toque artístico

Para algunos niños es más fácil recordar una palabra familiar a simple vista si la relacionan con una imagen. A continuación, una forma de hacerlo.

Escriba la misma palabra en ambos lados de una tarjeta. En un lado, usted o su hijo pueden hacer un dibujo sobre la palabra (como dibujar unos ojos dentro de las dos letras o de la palabra look). Enseñe las palabras a practicar usando el lado de las tarjetas que tiene el dibujo. Cuando su hijo empiece a leer esas palabras rápidamente, cambie al lado de la tarjeta donde la palabra no tiene dibujo.

4. Usar diferentes sentidos

Las investigaciones reportan que los niños con dislexia aprenden mejor cuando usan varios sentidos. Se puede activar el sentido del tacto de los niños pidiéndoles que tracen con sus dedos letras que se encuentran en una lista de palabras familiares a simple vista. También puede recortar letras en papel de lija y pedirles que las tracen con el dedo mientras pronuncian las letras y después la palabra.

Otra forma es “escribir” palabras en el aire con el dedo índice mientras las pronuncian en voz alta. Los niños pequeños podrían disfrutar escribiendo palabras sobre la arena o con crema para afeitar.

5. Tomar una foto mental

Dígale a su hijo que observe bien una palabra escrita en una tarjeta e intente “fotografiarla mentalmente”. Después guarde la tarjeta.

Pregúntele qué letras ve en la fotografía mental. Cuál es la primera, segunda y última letra. Qué vocal o vocales hay en la palabra. La práctica de visualizar ayuda a los niños a recordar, leer y escribir palabras nuevas.

6. Usar un lápiz

Una vez que los niños han practicado escribir en el aire y pronunciar letras que forman parte de palabras a simple vista, pueden intentar escribirlas sobre papel. Haga que su hijo las copie de las tarjetas o de su lista de palabras. Y después que trate de escribirlas sin verlas.

También puede pedirle que escriba la palabra varias veces en un pizarrón mientras pronuncia las letras y después la palabra. O que escriba la palabra en papel varias veces al día. Su hijo deberá practicar las palabras de su lista hasta que las escriba correctamente sin mirar cómo se escriben.

7. Investigar la historia de la palabra

Usualmente hay una explicación de las palabras que no siguen las reglas de ortografía. ¿Sabía que en inglés existe la regla de que las palabras no pueden terminar con la letra v?. Por eso palabras como give y have terminan con una vocal e que no se pronuncia. O ¿que la palabra knife proviene de la antigua palabra nórdica knifr y la k se pronunciaba?.

Conocer la historia de una palabra puede enseñar a los niños por qué se escribe de manera extraña, y aprender su significado. Saber más sobre las palabras puede ayudarlos a reconocer palabras a simple vista más rápidamente.

8. Hacer un póster de palabras

Elija una pared de la casa para exponer las palabras que su hijo conoce. Su hijo puede escribirlas en un trozo grande de papel y colgarlo donde lo pueda ver. Así podrá revisar las palabras del póster cuando esté haciendo la tarea y practicando ortografía.

Usted puede escribir las palabras directamente en el papel o pedir a su hijo que pegue las tarjetas sobre el papel. Esta es una manera excelente de mostrarle a los niños cómo aumenta su conocimiento de palabras, lo que a su vez puede mejorar su autoestima.

9. Buscar palabras

Pídale a su hijo que busque las palabras que está practicando en la escuela en libros que tenga en casa. (Asegúrese de que los libros estén a su nivel de lectura).

Esto facilita que los niños estén más conscientes de cuán frecuentemente se usan esas palabras, y a reconocerlas en sus lecturas diarias. Después de que seleccione las palabras a simple vista, lean el libro juntos. Elógielo cuando lea correctamente las palabras seleccionadas.

10. Colaborar con la escuela

Comuníquese con el maestro para estar al día con la lista de palabras a simple vista que están practicando en el aula. Cuando usted y la escuela trabajan en equipo, su hijo practicará el doble (algo que necesitan los que leen con dificultad). También ayuda a que los niños se enfoquen en un grupo de palabras a la vez, lo cual puede mejorar su confianza y sus posibilidades de éxito.

11. Dedicar tiempo para jugar y divertirse

La práctica de palabras a simple vista puede ser divertida. Intente juegos para hacer coincidir palabras como Concentration. Go fish, tic-tac-toe, el ahorcado y el bingo también funcionan. Es fácil inventar juegos. Además, hay muchos juegos y apps que permiten que los niños practiquen palabras a simple vista.

12. Introduzca palabras paulatinamente

Enseñe una o dos palabras cada día hasta que tenga 10 palabras nuevas para practicar. Agregue una palabra nueva cada vez que su hijo domine una, y así mantendrá las metas del aprendizaje bajo control. También es más probable que los niños mejoren y se sientan motivados a seguir practicando.

Share