4 situaciones sociales para practicar con su hijo de primaria

Una niña está sentada en un sillón entre dos adultos. Un adulto gesticula con sus manos para explicar algo mientras el otro observa.

De un vistazo

  • A los niños que piensan y aprenden de manera diferente puede que se les dificulten las situaciones sociales.

  • El juego de roles puede ayudarlos a sentirse más preparados y menos ansiosos ante interacciones sociales.

  • Su hijo puede aprender habilidades sociales y a reconocer las pautas sociales practicándolas con usted.

Los niños desarrollan muchas habilidades sociales durante la primaria, pero eso no significa que socializar sea fácil. Puede ser especialmente difícil y estresante para algunos niños que piensan y aprenden de manera diferente. El juego de roles puede ayudar a su hijo a sentirse preparado y a desarrollar habilidades sociales.

1. Fiestas de cumpleaños

Su hijo está invitado a la fiesta de un compañero de clases y está preocupado por lo que sucederá. Descríbale la situación, dónde será la fiesta, quién estará allí y cuáles será las actividades (puede preguntar a los padres si usted no lo sabe). Luego, representen el evento a través de un juego de roles.

¿Qué pasa si el niño que cumple años está hablando con otros niños cuando llega su hijo? ¿Cómo podría saludarlo su hijo? ¿Qué pasa si otro niño trajo exactamente el mismo regalo que él? ¿Cómo debería reaccionar su hijo? También pueden practicar maneras de despedirse cuando llegue el momento de irse de la fiesta.

2. Jugar en la casa de otro niño

Esta puede ser una situación difícil, porque hay muchas exigencias sociales. Su hijo tendrá que entablar conversaciones, interactuar con adultos desconocidos, compartir y tomar turnos, preguntar dónde están las cosas y seguir reglas que pueden ser diferentes a las reglas en su casa.

Repase todos estos escenarios y proporcione guiones a su hijo sobre qué decir. Por ejemplo: "Ese juguete es genial, puedo verlo cuando termines de jugar?". O, "disculpe ¿qué debo hacer con mi plato cuando termine de comer?".

3. Comer con otras personas

Están en una comida con otra familia y la conversación se torna interesante para su hijo. Practiquen cómo puede unirse a la conversación sin interrumpir.

Repasen cómo se toman turnos en una conversación, y cómo saber cuándo es apropiado hablar y cuándo callarse. También pueden practicar qué decir y hacer si a su hijo no le gusta la comida o termina de comer antes que los demás.

4. Reuniones familiares

Asistirán a una reunión familiar con muchos invitados, incluyendo algunos parientes que viven lejos. Una tía que su hijo no ha visto nunca se le acerca y quiere conversar. Practiquen cómo se puede presentar. Por ejemplo: "Hola, me llamo Samuel. Soy el hijo de Irene.

Ensayen qué decir si alguien le pregunta cómo le va en la escuela, especialmente si tiene dificultades. Su hijo podría responder: "Me gustan mucho los deportes que estoy practicando este año" o "tengo nuevos amigos". Si su hijo quiere jugar con los videos de uno de sus primos, ¿cuál es la mejor manera de preguntar si puede hacerlo? ¿Y si el primo le dice que no?


Pueden practicar el juego de roles antes de un evento social próximo o después de una situación social que no salió tan bien como su hijo esperaba. Con el tiempo, el juego de roles puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades sociales y a que se sienta más seguro.

Puntos clave

  • Jugar en la casa de otros niños puede ser especialmente complicado.

  • Asegúrese de practicar lo básico, como los saludos y saber cuándo hablar y cuándo callarse.

  • Dele a su hijo guiones sobre qué decir en situaciones sociales comunes.

Comparta

Próximos pasos