5 mitos comunes sobre la disgrafía

Por El equipo de Understood

¿No está seguro si lo que ha escuchado acerca de la disgrafía es cierto? A continuación desmentimos cinco de los mitos más comunes acerca de la y las dificultades con la escritura.

Mito #1: La escritura desorganizada es una señal de disgrafía

Realidad: A pesar de que la escritura de muchas personas con disgrafía es desordenada o difícil de leer, no es así para todos. De hecho, algunos pueden escribir bien aunque requieran mucho esfuerzo y tiempo. Hay otras señales de disgrafía, además de tener una mala escritura a mano: escribir con lentitud y letras desiguales en tamaño y espaciadas.

Mito #2: Los niños con disgrafía tienen una inteligencia por debajo del promedio

Realidad: Es un mito que los niños que piensan y aprenden de manera diferente son menos inteligentes, y los niños con disgrafía no son una excepción. De hecho, los niños con disgrafía son tan inteligentes como cualquier otro niño. Solo tienen dificultad para expresar sus ideas por escrito.

Mito #3: Los estudiantes con disgrafía son perezosos

Realidad: La disgrafía puede causar que el acto de escribir sea un proceso lento y tedioso. Algunos niños pueden evitar las tareas escritas en la escuela porque escribir les resulta demasiado frustrante. Esto puede verse como pereza, pero existen factores que podría no estar notando. Tampoco ayuda observar a otros niños que no tienen estas dificultades, pues desanimaría a los niños con disgrafía. La buena noticia es que hay maneras de ayudar a los niños con disgrafía en la escuela.

Mito #4: La disgrafía es lo mismo que la dislexia

Realidad: Es cierto que tanto la disgrafía como la afectan la ortografía y el saber cómo pronunciar las palabras. Sin embargo, son condiciones diferentes. La dislexia dificulta que el niño aprender a leer. La disgrafía por sí sola no dificulta la capacidad para leer. Aprenda más sobre las diferencias entre la dislexia y la disgrafía.

Mito #5: La mayoría de los niños superan la disgrafía con el tiempo, no es necesario dedicar tiempo en ayudarlos

Realidad: La disgrafía es una condición de por vida. No hay cura que la haga desaparecer. Sin embargo, eso no significa que las personas con disgrafía no puedan salir adelante en la escritura y en otras actividades basadas en el lenguaje. Hay muchas maneras de obtener ayuda para la disgrafía, incluyendo la tecnología de asistencia y las .

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    El equipo de Understood está integrado por entusiastas escritores, editores y moderadores de la comunidad en línea. Muchos de ellos tienen hijos que piensan y aprenden de manera diferente.

    Revisado por

    Revisado por

    Sheldon H. Horowitz (EdD) es el director de investigación y recursos para el aprendizaje de National Center for Learning Disabilities.