5 preguntas para Dena Blizzard, comediante y madre de una niña con dificultades de aprendizaje y de atención

Por El equipo de Understood

La comediante Dena Blizzard siempre ha utilizado el humor para ayudar a su hija Brooke a manejar sus problemas de aprendizaje. Sin embargo, su experiencia con las dificultades de aprendizaje y de atención no ha sido fácil. A continuación, Blizzard relata algunas de las sorpresas, retos y alegrías que han encontrado a lo largo del camino.

¿Cómo empezó la trayectoria con las dificultades de aprendizaje y de atención para su familia?

Notamos algunos problemas en primer grado, pero no fue hasta que Brooke llegó a segundo grado que empezamos a darnos cuenta que algo no andaba bien con ella. Soy una pianista clásica y todos mis hijos tocan instrumentos musicales. Vi que Brooke no podía leer ni comprender un concepto musical simple cuando intentaba enseñarle.

Durante la noche de “Regreso a Clases” mencioné a la maestra que en casa estaba observando problemas con la comprensión. Esperaba que me dijera que estaba comenzando el año y que no me preocupara. Sin embargo, en vez de eso me dijo, “yo también lo he notado, creo que debemos hablar”.

Comenzamos con una evaluación en la escuela, pero determinaron que “no era elegible” para los servicios. Después de hablar con nuestros pediatras y realizar evaluaciones fuera de la escuela, Brooke fue diagnosticada con , del tipo inatento, problemas con la y con trastorno de ansiedad. Luego, empezamos a trabajar en su .

¿Cuál ha sido su mayor sorpresa a lo largo del camino?

Han habido muchas sorpresas. Solía sorprenderme cuando nunca ponía las cosas en su lugar. Ahora me sorprende gratamente cuando lo hace. Me sorprendía cuando su ansiedad era tan intensa que decidía no hacer las cosas que le gustaban debido al miedo. Ahora, admiro su determinación de enfrentar sus miedos y no permitir que la ansiedad decida qué es capaz de hacer.

Cada día me sorprende, tanto por las cosas que hace como las que no hace. No obstante, NO me sorprenderé cuando ella logre la prominencia a la que está destinada.

¿Cuál ha sido el mayor reto en su trayectoria? ¿Y cuál ha sido el mayor triunfo?

El mayor desafío ha sido enseñarle a Brooke a abogar por sí misma y saber qué recursos necesita para ser una buena estudiante.

Yo le digo que no importa si reprueba ciencias sociales porque no puede recordar 14 exploradores, ya que en realidad la humanidad solo recuerda a uno, Cristobal Colón. Que no importa si no recuerda las fórmulas matemáticas. Lo que importa es que entienda cuándo usar esas fórmulas y que entonces puede buscarlas en Google.

Nuestro mayor triunfo es que ella continúa intentándolo cada día incluso después de haber fracasado muchas veces. De mis tres hijos, Brooke es la que falla con más frecuencia, pero también es la más resiliente. Hablamos mucho de que cuando fallas tienes un día para llorar y después el día siguiente debes levantarte, sacudirte e intentarlo nuevamente. Brooke puede que no sea la primera persona en terminar una competencia, pero sin duda alguna terminará y llegará a la meta de una manera en la que nadie pensó.

¿En casa enfrenta los retos con humor?

Absolutamente. Sobre todo nos reímos cuando estamos estudiando para la escuela, principalmente cuando pienso que estoy haciendo una gran labor enseñándole algo y después ella responde a mis preguntas con una respuesta increíble que nunca se me hubiera cruzado por la mente.

Recientemente estábamos leyendo un capítulo de su libro de texto de ciencias sobre adaptaciones y cómo ayudan a las especies a sobrevivir y reproducirse. He descubierto que si enfatizo la idea general del capítulo, ella es más capaz de contestar mis preguntas. Repetí 17 veces que ese capítulo trataba sobre la “supervivencia y la reproducción”, por lo que no estaba esperando la respuesta que me dio.

Le dije, “Brooke, si un oso está enfermo y sabe que va a morir, ¿qué le gustaría que ocurriera para que su especie continúe existiendo?”. Yo esperaba que dijera “reproducción” o que el oso querría que sus cachorros sobrevivieran. En cambio, se detuvo a pensar por un momento, me miró y muy seriamente contestó: “A él le gustaría un funeral”.

No pude evitar reírme porque, francamente, ¡tenía razón! A él probablemente le hubiera gustado decir adiós a sus amigos el mapache y el conejo y tener un funeral. Y luego, ¡le hubiera gustado que su especie sobreviviera!

¿Hace referencia en su comedias a los desafíos causados por las dificultades de aprendizaje y de atención?

He sido comediante por más de 14 años y me resulta fácil “encontrar lo divertido” en el día a día, en las tareas mundanas de la maternidad y el matrimonio. La comedia me ayuda a desahogarme, conectarme con otras mamás y a reírme en los momentos difíciles. Nadie necesita más esta clase de terapia que los padres/madres de niños con necesidades especiales y dificultades de aprendizaje.

Soy afortunada de haber compartido mis historias con miles de familias a lo largo del país, y estoy orgullosa de decir que hemos logrado presentar mi show en ¡Off Broadway en la ciudad de Nueva York!

El año pasado, me fijé la meta de escribir más sobre mi experiencia de criar a Brooke. Muchos de nuestros retos diarios no son divertidos. Exigirme a encontrar humor en todo eso y compartirlo con otras familias en esta comunidad es una bendición para mí. Y ojalá que pueda hacer sonreír a otras familias que están en el mismo camino.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    El equipo de Understood está integrado por entusiastas escritores, editores y moderadores de la comunidad en línea. Muchos de ellos tienen hijos que piensan y aprenden de manera diferente.