5 preguntas a la profesora Manju Banerjee sobre las dificultades de aprendizaje y de atención en la comunidad asiática-estadounidense

Por Andrew M.I. Lee (JD)

La profesora Manju Banerjee ha trabajado por más de 30 años en el campo de las dificultades de aprendizaje y de atención. Comenzó su carrera como evaluadora. Hoy en día es la vicepresidenta de investigación e innovación educativa en Landmark College, una universidad para estudiantes con , y otras dificultades de aprendizaje.

Manju Banerjee forma parte de la primera generación de inmigrantes provenientes de la India. Recientemente habló acerca del estigma que rodea a las dificultades de aprendizaje y de atención en la comunidad asiática-estadounidense.

Lea sus respuestas acerca de la experiencia de los asiático-estadounidenses que tienen dificultades de aprendizaje y de atención, y escúchela hablar sobre el estigma en este video.

Nota: Este video de Youtube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Español” . Ahora podrá reproducir el video con subtítulos en español. Asegúrese que la función “CC” esté activa.

1. ¿A quiénes nos referimos cuando decimos la “comunidad asiática-estadounidense”?

Primero que nada, la comunidad asiático-estadounidense en los Estados Unidos es enorme y muy variada. Incluye muchas culturas y países. Por ejemplo, un niño paquistaní-estadounidense en Detroit que acaba de emigrar es parte de esa comunidad. Pero también lo es un japonés-estadounidense cuya familia ha estado en California durante más de 100 años. Por ello es importante tener cuidado con los estereotipos.

Sin embargo, cuando hablamos de las dificultades de aprendizaje y de atención es útil enfocarse en familias asiático-estadounidenses que tienen una mentalidad muy tradicional respecto a la educación. Generalmente, esto significa padres y niños que son primera o segunda generación de inmigrantes. Suelen provenir de los países más poblados y competitivos de Asia, especialmente China y la India.

2. ¿Qué dificultades particulares enfrentan las familias asiático-estadounidenses?

Muchas familias asiático-estadounidenses otorgan un inmenso valor a la educación. El éxito en la escuela lo es todo. Esto es frecuentemente debido a que salir bien en los exámenes y las pruebas es la manera de mejorar económicamente en sus países de origen. Por ejemplo en China, el sistema de evaluación tiene raíces que se remontan dos mil años atrás. Por lo que no es una sorpresa que los que emigraron de estos lugares de Asia tengan valores sólidos.

Muchas de estas familias puede que no conozcan las dificultades de aprendizaje y de atención. O si las conocen, podrían creer que estas dificultades no afectan a los asiáticos. En sus países de origen los padres son muy respetuosos y corteses con las escuelas. Por ello puede que no se sientan cómodos haciendo preguntas acerca de las dificultades de aprendizaje y de atención cuando un niño regresa a casa con malas calificaciones.

Si sus hijos están teniendo problemas en la escuela, a menudo los padres se sienten responsables. Pueden interpretarlo como que no han hecho una buena labor como padres. En lugar de solicitar una evaluación, los padres pueden duplicar los servicios tradicionales de tutoría o programas de recuperación, lo cual podría perjudicar a los chicos.

3. ¿Ha visto esta situación en su familia?

Sí, lo he visto. Yo soy originaria de la India. En nuestra familia y entre las amistades de nuestra comunidad, nadie hablaba de obtener un GPA menor de 4.0. Tener éxito en la escuela era la principal medida de cómo te estaba yendo en la vida.

Matemáticas nunca ha sido mi asignatura favorita, aunque tengo una especialidad en ella. No soy buena haciendo cálculos mentalmente. Mis padres me hacían practicar matemáticas todos los días y durante las vacaciones de verano. Era el método tradicional.

Cuando vine a los Estados Unidos tuve que aprender el sistema y superar mi resistencia a pedir ayuda a los profesores. No fue fácil. No sabía cómo estudiar para los exámenes de opción múltiple y reprobé mi primer examen de ese tipo. Me sentía muy avergonzada. Finalmente aprendí las estrategias para salir adelante en la escuela.

4. ¿Qué le aconseja los padres asiático-estadounidenses de chicos con dificultades de aprendizaje y de atención?

Uno de cada cinco chicos tienen dificultades de aprendizaje y de atención. Eso incluye a los niños asiático-estadounidenses. No hay razón para pensar lo contrario.

Yo le diría a esos padres que estas dificultades a nivel del cerebro son reales y pueden afectar a sus hijos. Por ejemplo, yo tengo problemas para calcular mentalmente, aunque el estereotipo es que todos los que provienen de la India somos buenos en matemáticas. Durante mi carrera, he conocido a muchos estudiantes asiático-estadounidenses que tienen dificultades de aprendizaje y de atención.

También les diría a los padres asiático-estadounidenses que no es su culpa. Las dificultades de aprendizaje y de atención no son causadas por la “mala” crianza de los padres o por no estudiar suficiente. Más aún, no se trata de estudiar más o de “esforzarse más”. Se trata de entender las dificultades de su hijo y encontrar las estrategias y enseñanza que le funcionen. No teman pedir ayuda. No es algo de lo que tengan que sentirse avergonzados.

5. ¿Cómo los padres asiático-estadounidenses pueden encontrar a otras familias con quien hablar acerca de estas dificultades?

Puede que sea difícil para cualquier padre/madre de un niño con dificultades de aprendizaje y de atención encontrar con quien hablar de su situación. Pero los padres asiático-estadounidenses puede que se sientan más aislados.

Yo sugeriría la comunidad en línea de Understood. Allí puede participar sin usar su verdadero nombre, y puede hacer preguntas y recibir respuestas en un lugar seguro y comprensivo.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Andrew M.I. Lee (JD) es un editor y abogado que ayuda a las personas a entender las complejidades legales, educativas y de ser padres.