¿Cómo ayudar a los niños a entender lo que leen?

¿Cómo se puede ayudar a los niños a entender lo que leen? Ser un lector activo es esencial. Esto significa enfocarse en el texto, cuestionarlo y tomar notas mentales. Usted puede practicar esas habilidades con su hijo en la casa. Use estas siete sugerencias para ayudar a su hijo a mejorar su comprensión lectora.

1. Hacer conexiones

Conectar lo que ya saben con lo que leen, ayuda a los niños a concentrarse. Enséñele a su hijo a hacer conexiones cuando usted lee en voz alta. Si un libro menciona lugares que han visitado, hablen de esas memorias. Luego, pídale a su hijo que intente hacer lo mismo.

2. Hacer preguntas

Hacer preguntas propicia que los niños busquen en el texto pistas para responderlas. Cuando lea con su hijo, hágale preguntas que despierten su curiosidad. Pregúntele cosas como: “¿Qué crees que sucederá? ¿Cómo se siente el personaje?”.

3. Inventar “películas en la mente”

Visualizar hace que el texto cobre vida. Estas “películas mentales” facilitan que recordemos la historia. Describa cómo se imagina la escena que están leyendo. Incluya diversas sensaciones, a qué huele, qué se escucha, si hace frío, así como también las emociones que despierta en usted.

Invítelo a que desarrolle su propia “película mental”. Señale cómo se diferencia de la suya. Incluso podría pedirle a su hijo que dibuje lo que está imaginando.

4. Buscar pistas

Al relacionar lo que ya sabe con pistas presentes en una historia, puede hacer conjeturas o predicciones. Estas son inferencias. Hacerlas es una manera excelente de desarrollar la comprensión lectora.

Por ejemplo, cuando leemos: “Los ojos de Ana estaban rojos y la nariz congestionada”, podemos inferir que Ana tiene un resfriado o una alergia. Ayude a su hijo a hacer inferencias mientras lee. Si un personaje usa ropa de gimnasia y suda, pregúntele a su hijo qué podría haber estado haciendo ese personaje.

5. Decidir qué es importante

Pregúntele a su hijo: ¿Quiénes son los personajes principales? ¿Qué es lo más importante que ha sucedido en la historia hasta ahora? ¿Qué problema están tratando de resolver los personajes? Cuando los niños pueden reconocer lo que es importante, es más probable que entiendan lo que leen.

También pueden usar una herramienta llamada organizador gráfico. Un organizador de "elementos de la historia" permite dar seguimiento a los personajes principales, dónde se desarrolla la historia, el problema y la solución de la historia.

6. Comprobar la comprensión

Ayuda animar a los niños a que se detengan y se pregunten: "¿Esto tiene sentido?". Si su hijo se atasca, sugiérale volver a leer la parte que no tenía sentido. ¿Había palabras específicas que lo confundieron?

7. Probar cosas nuevas

Cuanto más saben los niños sobre el mundo, más pueden entender lo que leen. Viajar o ir a un museo no son la única manera de adquirir conocimiento. Se puede aprender y ampliar el el vocabulario de los niños de muchas maneras.

Jugar fútbol o ver un partido de béisbol puede ayudar a su hijo a conectarse con los libros sobre deportes. Viajar en metro puede hacer que su hijo se interese en historias que tienen lugar en ciudades grandes.

Obtenga más información sobre cómo ayudar a los niños con la lectura en la casa. Conozca la opinión de una experta sobre por qué los niños pueden tener dificultad para comprender o recordar lo que leen.

Share