8 sugerencias para ayudar a los niños a desarrollar buenos hábitos de lectura

Por Amanda Morin

Revisado por experto Elizabeth Babbin (EdD)

Los niños pueden empezar a desarrollar buenos hábitos de lectura en el hogar incluso antes de aprender a leer. Estas son ocho sugerencias sencillas para ayudarlo a criar a un lector.

1. Haga de la lectura un hábito diario

Usted puede empezar a criar a un lector desde el día en que nace su hijo. Haga de la lectura una rutina leyendo un libro con su hijo antes de dormir. Los bebés responden al ritmo tranquilizador de una voz que lee en voz alta, así como a ser acurrucados en el regazo.

2. Lea frente a su hijo

Ya sea que a usted le guste leer libros, revistas o novelas gráficas, asegúrese de que su hijo lo vea leyendo. Los niños aprenden de lo que observan. Si a usted le entusiasma leer, probablemente su hijo se contagie con su entusiasmo.

3. Cree un lugar para leer

El lugar para leer no tiene que ser grande ni tener muchos estantes de libros. Puede ser un rincón del sofá o una silla en la habitación donde duerme su hijo. Elegir un lugar cómodo, bien iluminado y donde se pueda tener uno o dos libros puede ayudar a que su hijo relacione la lectura con algo agradable y acogedor.

4. Visite la biblioteca

A medida que su hijo crece, la biblioteca es un gran recurso para conocer libros y autores nuevos de manera gratuita. Muchas bibliotecas también ofrecen programas de cuentacuentos y otras actividades de alfabetización para niños. Las visitas a la biblioteca le brindan a su hijo la oportunidad de desarrollar buenos hábitos de lectura y de ver a otros niños hacer lo mismo.

5. Deje que su hijo escoja qué leer

Esa visita a la biblioteca puede ser algo muy especial cuando usted deja que su hijo mire alrededor y explore. Es más probable que los niños quieran leer algo que ellos mismos eligen. Para ayudar a reducir las opciones, muestre a su hijo una sección de libros donde elegir.

6. Encuentre momentos para leer

Leer no es solo sentarse con un buen libro. También es parte de la vida diaria. A medida que avanza el día, ayude a su hijo a estar atento a “momentos de lectura”. Pueden ser tan simples como las señales de tránsito, la lista de compras o recetas.

7. Releer libros favoritos

Puede que usted esté cansado de leer la misma historia una y otra vez, pero es posible que a su hijo le encante. A los niños les gusta encontrar cosas que pasaron por alto la primera vez que conocieron la historia o vieron las ilustraciones. Releer también les da la oportunidad de relacionar las palabras que ven en la página con las palabras que escuchan. En algún momento, su hijo podría incluso comenzar a leerle el libro.

8. Aprenda más sobre cómo leen los niños

Puede que usted no sea un maestro, pero es la primera persona que enseña a su hijo. Conocer qué habilidades lectoras se pueden esperar a diferentes edades puede ayudarlo a fomentar que su hijo lea.

Obtenga más recomendaciones acerca de cómo ayudar a su hijo con la lectura en la casa.

Share

Revise temas relacionados