Cómo hacer una botella sensorial

Una botella sensorial puede ayudar a calmarse a los niños con TDAH o desafíos sensoriales. Vea el video y siga las indicaciones paso a paso para aprender cómo hacer una.

Por Amanda Morin

Revisado por experto Keri Wilmot

Si su hijo tiene , o tiende a sobreexcitarse, una botella sensorial puede ayudar. Es un objeto relajante en el que los niños se pueden enfocar y utilizar para autorregularse.

También conocido como tubo sensorial, una botella sensorial es sencilla de hacer y de bajo costo. Además, la pueden hacer usted y su hijo juntos. Los materiales podrían variar dependiendo del tipo de botella que elija.

Estos son los materiales básicos para hacer una botella sensorial casera:

  • Botella de plástico transparente, limpia y sin etiqueta.
  • Pegamento instantáneo (o una pistola de silicona caliente)
  • Agua tibia
  • Brillantina
  • Colorante para alimentos
  • Embudo
  • Jarabe de maíz

Cómo realizar una botella sensorial temática con brillantina

Esta botella sensorial brillante es fácil de hacer. Proporciona tranquilidad visual a los niños cuando la agitan o la giran.

  • Primero, coloque el embudo y vierta en el jarabe de maíz en la botella vacía. Utilice suficiente como para llenar un tercio de la botella. (En lugar de jarabe de maíz, puede usar aceite, como en el video).
  • Añada agua tibia hasta llenar tres cuartas partes de la botella.
  • Vierta unas gotas de colorante de alimento y espolvoree un poco de brillantina.
  • Tape la botella y agítela para mezclar los ingredientes.
  • Una vez que esté satisfecho con cómo luce la botella, llénela hasta el tope con agua.
  • Coloque nuevamente la tapa y asegúrela con pegamento o con silicona caliente.

Puede diseñar la botella de acuerdo a los intereses de su hijo para hacerla más atractiva. Por ejemplo, si a su hijo le gusta el mar, puede utilizar colorante de alimentos azul, brillantina azul y lentejuelas o confeti en forma de peces.

Cómo realizar una botella sensorial con olas

Su hijo puede agitar esta botella para ver cómo se separa el agua del aceite. O colocar la botella de lado para ver las olas.

  • Llene con agua una tercera parte de la botella vacía.
  • Vierta algunas gotas de colorante de alimento.
  • Una vez que el colorante se haya mezclado con el agua, llene el resto de la botella con aceite de bebé o aceite para cocinar.
  • Asegure la tapa con pegamento instantáneo.

Cómo hacer una botella sensorial con arena

Una botella sensorial con arena puede proporcionar estimulación visual y táctil. También puede ayudar a su hijo a concentrarse.

Puede hacer esta botella con arroz teñido con colorante de alimento (busque una receta en línea), o con arena de colores para jugar.

  • Coloque el embudo en la botella vacía y llénela hasta la mitad con arena o arroz.
  • Añada objetos pequeños como letras, bloques de LEGO o gomas de borrar de animales.
  • Llene el resto de la botella con arena o arroz, dejando unos tres centímetros libres. Esto permite que el contenido se pueda mover y mezclar.
  • Agite la botella y después asegure la tapa con pegamento.

Los niños que buscan estimulación sensorial se podrían beneficiar de usar la botella como trabajo pesado. Su peso los puede tranquilizar a medida que la giran para encontrar las letras u objetos específicos.

Usted puede incluso hacer una lista de los objetos que están dentro de la botella. Los niños pueden usarla de guía para encontrarlos todos.

Conozca otras estrategias sensoriales que puede probar en la casa para ayudar a los niños que se sienten abrumados por los estímulos sensoriales. Lea lo que un papá quisiera que las personas supieran sobre criar a un niño con dificultades del procesamiento sensorial.

Share