Hitos del desarrollo en niños de 1 año

Por Amanda Morin

Developmental milestones for 1-year-olds, milestones, baby walking

De un vistazo

  • Los niños pequeños están aprendiendo y creciendo constantemente.

  • Llegan a nuevos hitos cada pocos meses.

  • Algunos niños de 1 año tienen retrasos en su desarrollo.

Si la edad de su hijo es entre 1 o 2 años, usted sabe lo ocupados que pueden estar los niños a esa edad. Cada día está lleno de actividades de exploración y de aprendizaje. Pero puede que usted no esté seguro de cuáles son las destrezas típicas de los niños a esa edad. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publican una lista de hitos del desarrollo que fue actualizada con muchos cambios en 2022. La agencia cambió algunos hitos a otras edades, una decisión con la cual muchos expertos no están de acuerdo.

Los hitos establecidos por la agencia los 12 meses, 15 meses, 18 meses y 24 meses pueden servirle de orientación. Si su hijo no se desarrollara conforme a estos hitos, podría ser un indicio de un retraso. En caso de cualquier duda o preocupación, hable con el pediatra.

También aprenda más sobre: 

A los 12 meses

Hitos sociales y emocionales

  • Juegan con usted juegos como dar “palmitas”

Hitos de lenguaje y comunicación

  • Dicen adiós con las manos.
  • Llaman a sus padres “mamá” y “papá” u otro nombre. 
  • Entienden la palabra “no” (hacen una pausa o se detienen cuando usted la dice).

Hitos cognitivos (aprender, pensar, resolver problemas)

  • Meten objetos dentro de un recipiente. Por ejemplo, un juguete dentro de una taza.
  • Buscan objetos que vieron que usted escondió. Por ejemplo, un juguete debajo de la manta.

Hitos físicos y de movimiento

  • Se ponen de pie solos.
  • Caminan sosteniéndose en los muebles.
  • Beben de una taza sin tapa cuando alguien se las sostiene.
  • Agarran objetos con el pulgar y el índice.

A los 15 meses

Hitos sociales y emocionales

  • Imitan a otros niños mientras juegan. Por ejemplo, sacan objetos de un recipiente cuando otro niño lo hace.
  • Le muestran un objeto que les gusta.
  • Aplauden cuando se emocionan.
  • Abrazan muñecos de peluche u otros juguetes.
  • Muestran afecto (abrazos, caricias o besos). 

Hitos de lenguaje y comunicación

  • Intentan decir una o dos palabras además de “mamá” o “papá”.
  • Miran a un objeto conocido cuando usted lo nombra.
  • Siguen instrucciones dadas con palabras y gestos. Por ejemplo, le dan un juguete si usted extiende la mano diciendo: “Dame el juguete”.
  • Señalan cosas cuando quieren algo o necesitan ayuda. 

Hitos cognitivos (aprender, pensar, resolver problemas) 

  • Intentan usar los objetos correctamente. Por ejemplo el teléfono, una taza o un libro.
  • Apilan por lo menos dos objetos pequeños, como bloques. 

Hitos físicos y de movimiento

  • Dan algunos pasos sin ayuda.
  • Usan los dedos para alimentarse.

A los 18 meses

Hitos sociales y emocionales

  • Se alejan de usted, asegurándose de que siga cerca.
  • Señalan objetos que les llaman la atención.
  • Muestran las manos para que se las lave.
  • Miran algunas páginas de un libro con usted.
  • Ayudan cuando los visten metiendo los brazos o las piernas en la prenda. 

Hitos de lenguaje y comunicación

  • Intentan balbucear otras palabras aparte de “mamá” o “dada”.
  • Siguen instrucciones de un paso sin gestos. Por ejemplo, le dan el juguete cuando usted dice: “Dámelo”. 

Hitos cognitivos (aprender, pensar, resolver problemas)

  • Imitan algunas tareas que usted está realizando. Por ejemplo, barrer con la escoba.
  • Juegan con juguetes de forma simple. Por ejemplo, empujar un . 

Hitos físicos y de movimiento

  • Caminan sin agarrarse de alguien o de algo. 
  • Garabatean.
  • Beben de una taza sin tapa, y pueden que a veces derramen el líquido.
  • Comen con las manos.
  • Intentan usar una cuchara.
  • Se suben y se bajan de un sillón sin ayuda.

A los 24 meses

Hitos sociales y emocionales

  • Se dan cuenta cuando alguien se siente dolido o molesto. Por ejemplo, hacen una pausa o parecen tristes cuando alguien está llorando.
  • Miran a la cara para ver cómo reacciona usted ante una situación nueva.

Hitos de lenguaje y comunicación

  • Señalan cosas en un libro cuando le preguntan. Por ejemplo, "¿dónde está el oso?
  • Dicen al menos dos palabras juntas. Por ejemplo, “más leche”.
  • Señala al menos dos partes del cuerpo que usted nombre. Por ejemplo, la nariz o los dedos de los pies.
  • Usa más gestos que solo agitar y señalar, como lanzar un beso o asentir con la cabeza.

Hitos cognitivos (aprender, pensar, resolver problemas)

  • Sostienen algo en una mano mientras usan la otra mano. Por ejemplo, sostener una caja de crayones y sacar un crayón.
  • Intentan usar interruptores, perillas o botones en un juguete.
  • Juegan con más de un juguete a la vez. Por ejemplo, poner comida de juguete en un plato de juguete.

Hitos físicos y de movimiento

  • Patean una pelota.
  • Corren.
  • Suben unas pocas escaleras usando un pie (no con dos pies) con o sin ayuda.
  • Comen con una cuchara.

Tenga en cuenta que los niños se desarrollan a ritmos diferentes. Es por ello que su hijo puede que alcance algunos hitos un poco antes o un poco después. Pero si no alcanza la mayoría de ellos, consulte a su pediatra

Una evaluación puede ser útil para examinar las destrezas de su hijo. Eso le permitirá hablar de estrategias de intervención temprana u otras formas de ayuda.

Puntos clave

  • Los niños se desarrollan a diferentes ritmos, estos hitos solo son un punto de referencia.

  • Si el desarrollo de su niño le preocupa, hable con el pediatra sobre hacer una evaluación.

  • Una evaluación temprana puede ser de gran ayuda para determinar si su hijo necesita ayuda.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la directora de liderazgo intelectual en Understood y la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education.” Fue maestra y especialista en intervención temprana durante más de una década.

    Revisado por

    Revisado por

    Molly Algermissen (PhD) es profesora asociada de psicología médica en Columbia University Medical Center y directora clínica de PROMISE.