Por qué es importante apoyar a los niños LGBTQIA+ con diferencias del aprendizaje

Por Ryan Douglass

Actualizado el 5 de junio de 2023

Como persona queer con una diferencia del aprendizaje, a menudo me pregunto qué tan diferentes hubieran sido mis experiencias escolares si me hubiera sentido seguro siendo yo mismo. Ser queer se ha vuelto más aceptado en la sociedad. Pero ese no era el caso a principios del 2000. Con frecuencia era objeto de burlas y acoso. Gran parte de mi infancia la pasé tratando de que me aceptaran.

Tardé en comprender que era imposible cambiar esas partes de mí que sentía que eran “inaceptables”.

Tener una diferencia del aprendizaje además de mi identidad LGBTQ+ añadió una capa adicional de confusión. Mis compañeros e incluso algunos de mis maestros pensaban que yo era menos inteligente debido a mis problemas con la función ejecutiva. Experimenté mi identidad de género de manera diferente a la mayoría de los varones de mi clase. Ambas realidades hicieron que quisiera ocultarme del mundo y permanecer en silencio. Así que eso fue lo que hice.

Si alguien me hubiera dicho que estaba bien ser quien era, o si yo hubiera afianzado mi identidad antes, las cosas podrían haber sido muy diferentes. Hubiera participado en clase con más entusiasmo. Hubiera hecho más amigos. Y hubiera podido formar un sistema de apoyo mejor. 

Ser queer y neurodivergente fue difícil para mí mientras crecía. Pero no tenía que haber sido tan difícil. Contar con el apoyo adecuado puede hacer una gran diferencia.

Estas son tres maneras en que usted puede apoyar a los niños queer con diferencias del aprendizaje:

  • Escuchar atentamente y ser paciente. Los niños no siempre pueden expresar por qué sienten ciertas emociones. Hacer preguntas abiertas y ayudarlos a identificar las emociones los puede ayudar a organizar sus pensamientos y profundizar en los sentimientos difíciles.
  • Validar los sentimientos. Es posible que no comprenda de forma automática todo lo que está experimentando su hijo(a), y eso está bien. Validar los sentimientos de los niños, incluso aquellos que pueden ser confusos o exagerados es clave para ayudarlos a sentirse escuchados. Por ejemplo, usted podría decir: “Eso suena muy difícil”. O, “eso te hizo sentir muy molesto”.
  • Ser un espacio seguro. Es aún más difícil que los niños profundicen en lo que están sintiendo cuando no se sienten seguros. Los niños que son queer y neurodivergentes a menudo se preocupan, como me pasó a mí, de no ser aceptados. Asegúrese de que su hijo(a) sepa que usted acepta y afirma toda su identidad. Crear un espacio seguro puede ser tan simple como decir: "Te amo tal como eres, y estoy aquí siempre que me necesites".

Los adultos que me apoyaron, y los que no, marcaron una diferencia en mi vida. Por mi experiencia personal sé lo importante que es el apoyo de los adultos para los niños queer con diferencias del aprendizaje. Sentir ese apoyo y validación no solamente fortaleció mi autoestima, sino que también me ayudó a sentirme seguro(a) de mí mismo(a). Y en mi opinión, eso es lo más importante. 

Share

Revise temas relacionados