3 sugerencias para hablar con niños con TDAH que están descubriendo su identidad queer

3 ways to support kids with learning & thinking differences who are also discovering their queer identity. Pride Flags.

De un vistazo

  • Los jóvenes que tienen TDAH también pueden identificarse dentro del espectro LGBTQIA+.

  • Planificar con antelación puede facilitar la conversación sobre género, sexualidad y neurodiversidad.

  • El uso de herramientas visuales durante estas conversaciones puede beneficiar a los niños con TDAH.

Muchas personas (jóvenes y mayores) que piensan y aprenden de manera diferente se identifican también en algún lugar del espectro LGBTQIA+. Esta intersección de identidades puede ser difícil de manejar, especialmente para los niños. Se podrían sentir más aislados por tener dos “etiquetas”. O podrían ser víctimas de acoso debido a sus diferencias. 

Por ser una persona queer, no binaria y neurodivergente, experimenté acoso en la escuela continuamente. Actualmente me dedico a crear programas de capacitación para asegurar que todos los niños estén incluidos en su comunidad.

Es importante que usted hable con su hijo(a) sobre los desafíos (y fortalezas) particulares de ser queer y neurodivergente. Pero antes de esto, usted debe sentirse cómodo hablando sobre la fluidez del género y la sexualidad.

Estas son tres maneras de hablar con su hijo(a), ser un apoyo y convertirse en su aliado: 

1. Conozca las experiencias de personas queer y neurodivergentes

Usted necesita prepararse para hablar con su hijo(a) sobre su identidad. Imagine que es algo parecido a cuando se preparó para hablar sobre las diferencias en la manera de pensar y aprender. Probablemente tuvo que buscar información, en especial si el TDAH era un tema nuevo para usted. Es lo mismo en este caso.

Hable con otras familias que tienen niños queer con TDAH. Puede encontrar familias con experiencias similares en organizaciones como PFLAG (página en inglés).  

También puede ser de ayuda leer, ver o escuchar información creada por personas y organizaciones neurodivergentes y queer. Busque información que se enfoque en la parte positiva y las fortalezas de la neurodiversidad, los géneros y la sexualidades. 

También puede buscar material dirigido a niños o adolescentes, y compartirlo con su hijo(a). Usted podría decir: “He estado leyendo en internet historias personales de personas queer con TDAH. Estoy aprendiendo cómo la neurodiversidad y el género se manifiestan en sus vidas. ¿Te gustaría leerlas conmigo?”.

2. Hable con su hijo(a) sobre género y sexualidad cuando este listo(a)

Su primer impulso podría ser apresurarse a ofrecer apoyo a su hijo(a). Pero es mejor dejar que él(ella) tome la iniciativa. No presione, pero asegúrese de que sepa que la puerta está abierta para cuando esté listo(a). Por ejemplo, usted podría decir: “Me gustaría hablar contigo sobre tu género y/o sexualidad, pero no hay prisa. He estado aprendiendo de otras personas que se identifican como queer y neurodivergentes. Podemos hablar en cualquier momento que tú quieras”.

En el caso de niños con TDAH, las herramientas visuales pueden ser útiles para guiar la conversación. Pruebe revisar juntos “Gender Unicorn” (página en inglés), una herramienta para entender el género y la sexualidad. Puede imprimir una copia para cada uno. Ambos pueden apuntar en qué lugar están dentro del espectro de género y sexualidad.

Pregúntele a su hijo(a) qué palabras quiere que use cuando hable sobre él(ella) y su género o sexualidad. Hágale saber que está bien si cambia de opinión a medida que aprenden más. Usted podría preguntar: “¿Con qué palabras te sientes bien en este momento? No hay ningún problema si no estás seguro(a). Podemos seguir aprendiendo. Tú decides cuándo y cómo hablaremos de esto”. 

3. Sea paciente y flexible

En este tipo de conversaciones se manifiesta la emotividad y la vulnerabilidad de ambos. Los niños con TDAH suelen sentir las emociones de forma más intensa. Además, las emociones duran más tiempo y pueden interferir en la vida diaria. Si su hijo(a) tiene dificultad para manejar sus emociones, reconozca cómo se está sintiendo. Dele tiempo para calmarse si lo necesita.

Si su hija(o) se siente preparado(a) para hablar con otras personas sobre su género y sexualidad, es mejor hacerlo de manera individual. Tal vez su hijo(a) solo quiera que ciertas personas lo sepan. Es posible que él(ella) quiera contárselo personalmente a algunas personas. O que sea usted quien se los diga. Sea comprensivo si su hijo(a) cambia de opinión, y haga lo él(ella) decida.

También sea flexible con los pronombres. Puede que su hijo(a) cambie sus pronombres o los lugares en los que quieren que se usen todos los días o cada semana. Por ejemplo, quizás quiera que se usen en la consulta del doctor. Pero puede que no quiera que usted los use cuando habla con sus amigos. Si no le queda claro, pregunte.

Hablar de estas identidades ayudará a que su hijo(a) se sienta reconocido y con la confianza necesaria para indagar sobre quién es. Y una vez que ambos se sientan cómodos hablando de esto, pueden hablar de los desafíos y las fortalezas de ser queer y neurodivergente. 

Siéntase libre de tener estas conversaciones y revisar “Gender Unicorn” con todos los integrantes de su familia. Hablarlo todos juntos puede ayudar a normalizar las identidades y desviar el foco de atención de la diferencia de su hijo(a). Además, todos nos beneficiamos al aprender de nosotros mismos y de los demás.

¿Quisiera más recursos para apoyar a su hijo(a)?  

Puntos clave

  • Es importante que su hijo(a) y usted se sientan cómodos hablando de género y sexualidad.

  • Este tipo de conversaciones pueden ser emotivas y requieren mucha paciencia y flexibilidad. 

  • Hablar de género y sexualidad puede ayudar a que su hijo(a) se sienta más seguro(a) y menos solo(a). 

Acerca del autor

Acerca del autor

Kade Friedman (MSEd) es una persona blanca, queer, no binaria y neurodivergente de más de 40 años que enseña a las organizaciones educativas cómo crear y mantener una cultura de inclusión.

Comparta

Revise temas relacionados