La diferencia entre la ley Cada Estudiante Triunfa y Que Ningún Niño se Quede Atrás

Por El equipo de Understood

La Ley Cada Estudiante Triunfa (ESSA, por sus siglas en inglés) es la principal ley federal para la educación general desde kínder hasta el último año de bachillerato (K-12). Ampara a todos los que estudian en escuelas públicas.

Cuando fue aprobada en el 2015, ESSA reemplazó la controversial ley Que Ningún Niño se Quede Atrás (NCLB, por sus siglas en inglés). Las dos leyes son diferentes, pero tienen algunos puntos en común. Esta tabla muestra las diferencias entre ellas.

Ley Cada Estudiante Triunfa Que Ningún Niño se Quede Atrás
Autoridad estatal versus federal

Los estados son responsables de que las escuelas rindan cuentas de los logros de sus estudiantes. La ley proporciona un marco de referencia, pero es un marco flexible. Cada estado establece sus propias metas en cuanto a los logros de los estudiantes dentro de esa normativa federal.

Los estados tenían la responsabilidad de pedirle cuentas a las escuelas en referencia a los logros de sus estudiantes. La ley establecía normas para los estados, pero había menos flexibilidad para que los estados decidieran sus propias metas.

También el gobierno propuso la meta universal de que los estudiantes en todas las escuelas fueran competentes en lectura y matemáticas.

Evaluación anual

Los estados deben evaluar una vez al año a los estudiantes de 3º a 8º grado en lectura y matemáticas, y una vez en bachillerato. También deben evaluar a los chicos en ciencias una vez en primaria, escuela media y bachillerato.

Los estudiantes que tengan un IEP o un plan 504 pueden recibir adaptaciones en todas las pruebas anuales estatales.

Los estados no están limitados a usar sus propias pruebas. Pueden usar exámenes reconocidos a nivel nacional, como SAT y ACT (pero esas calificaciones no son necesariamente válidas para ser admitidos en la universidad ).

Solo al 1 por ciento de todos los estudiantes pueden realizar pruebas “alternativas” .

ESSA fomenta que los estados y los distritos eliminen cualquier prueba innecesaria. La ley incluye fondos para que ellos inspeccionen las pruebas que usan actualmente.

ESSA también financiará a 7 estados para que investiguen pruebas “innovadoras”. Estas son pruebas acordes con al aprendizaje personalizado y la educación basada en aptitudes.

Los estados tenían que evaluar una vez al año a los estudiantes de 3º a 8º grado en lectura y matemáticas, así como una vez en bachillerato. Además tenían que evaluar a los chicos en ciencias una vez en primaria, en la escuela media y en bachillerato.

Los estudiantes con IEP o un plan 504 podían tener adaptaciones en esas pruebas.

Los estados no tenían la opción de usar otras pruebas que no fueran sus propias pruebas estatales.

No había límite en el número de estudiantes que podían realizar pruebas “alternativas”.

Estándares académicos

Los estados tienen que adoptar estándares académicos “exigentes” en lectura, matemáticas y ciencia. Pueden ser los Estándares Comunes Estatales . Pero el gobierno federal no puede intentar influenciar la decisión del estado.

Los estados tenían que adoptar estándares académicos “exigentes” en lectura, matemáticas y ciencias.

La ley no prohibía que el gobierno federal fomentara que los estados adoptaran un grupo de estándares específicos.

Medidas de las obligaciones

Con ESSA los estados deben tener en cuenta otras cosas además de las calificaciones de los exámenes cuando evalúan a las escuelas.

Cada estado debe usar cuatro factores académicos que están incluidos en la ley. Los estados pueden escoger un quinto factor que afecte la calidad de la escuela.

Los factores académicos requeridos deben ser:

  • Calificaciones de las pruebas de lectura y matemáticas
  • Calificaciones de pruebas de competencia en el idioma inglés
  • Índice de graduados de bachillerato
  • Una medida académica para las escuelas de primaria e intermedias seleccionada por el estado

El factor de calidad de la escuela puede incluir cosas como:

  • Preparación para el kínder
  • Acceso a y finalización de trabajo académico avanzado
  • Preparación para universidad
  • Ambiente escolar y seguridad
  • Ausentismo crónico

En general, los estados deben dar más peso a los factores académicos que a los factores de calidad escolar.

NCLB se enfocó únicamente en el logro académico del estudiante y usó principalmente las calificaciones de pruebas estatales de lectura y matemáticas al evaluar el desempeño de la escuela.

Objetivos a lograr

Los estados deben fijar objetivos para los estudiantes en las escuelas. Los estados también deben establecer metas ambiciosas para grupos de estudiantes más retrasados, como los estudiantes en educación especial. Esas metas deberían ayudar a reducir la brecha con los otros estudiantes.

No existen penas federales para las escuelas que tienen problemas. En su lugar, esas escuelas recibirán más fondos y tendrán que desarrollar un plan para mejorar.

Los estados tenían que lograr que todos los estudiantes alcanzaran el nivel de “competencia” en las pruebas estatales. Esto incluía a los estudiantes en educación especial .

Los estados también tenían que establecer metas para mejorar, llamado progreso anual adecuado (AYP, por sus siglas en inglés). Si una escuela no lograba el AYP, podía ser etiquetada como “necesita mejorar”. Se le podía solicitar que despidiera a su personal y que enfrentara otras penalidades federales.

Estudiantes y escuelas con problemas

Los estados y distritos escolares deben contar con un plan para ayudar a las escuelas que:

  • Tienen altos índices de estudiantes que abandonan los estudios
  • Consistentemente están teniendo problemas, o
  • Tienen un grupo específico de estudiantes, como los de educación especial, que tienen problemas

Las decisiones sobre qué hacer pueden ser realizadas por el estado, o por los distritos escolares locales y las escuelas. Pero ESSA exige que los estados usen métodos respaldados por evidencias para ayudar a esas escuelas y estudiantes que tienen problemas.

Si una escuela o un subgrupo de estudiantes tenía problemas, el gobierno federal ofrecía al estado un grupo específico de acciones a implementar para mejorar la escuela. La toma de decisiones a nivel local era limitada.

Boletas de calificaciones estatales y del distrito escolar

Las escuelas deben reportar públicamente los resultados de las pruebas, otras medidas del logro estudiantil e información sobre cuánto financiamiento están recibiendo.

Deben desglosar esos informes por “subgrupos” de estudiantes. El reporte tiene que mostrar el desempeño de los estudiantes en educación especial, de las minorías, de los que están en condiciones de pobreza y los que están aprendiendo inglés.

Si un estado identifica que una escuela o un subgrupo tiene problemas, debe informar a los familiares.

Las escuelas tenían que reportar públicamente los resultados de las pruebas y otras medidas de logro estudiantil.

Tenían que desglosarlo por “subgrupos” de estudiantes. El reporte tenía que mostrar el desempeño de los estudiantes en educación especial, de las minorías, de lo que estaban en condiciones de pobreza y los que estaban aprendiendo inglés.

Centro nacional para la lectura

ESSA exige la creación de un centro nacional enfocado en la alfabetización y las dificultades con la lectura de chicos con discapacidades. Esto incluye la dislexia .

El centro será un centro de información para padres/madres y maestros.

NCLB no incluía un centro nacional de alfabetización.

Programas de alfabetización

ESSA tiene un programa educativo de subsidios para la alfabetización. Este programa autoriza hasta $160 millones en subvenciones para programas de alfabetización en estados y escuelas.

Los subsidios son dirigidos a la enseñanza de destrezas propias de la alfabetización que estén respaldas por evidencias, incluyendo la escritura, la conciencia fonológica y la decodificación .

NCLB tuvo varios programas de alfabetización que ya no reciben subsidios.

Diseño universal para el aprendizaje (UDL, por sus siglas en inglés) y aprendizaje personalizado

ESSA apoya el Diseño Universal para el Aprendizaje (UDL, por sus siglas en inglés). Este enfoque de enseñanza tiene como objetivo satisfacer las necesidades de todos los estudiantes, incluyendo aquellos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención.

La ley también fomenta que los estados amplíen el aprendizaje personalizado de los estudiantes.

NLCB no incluía el UDL o el aprendizaje personalizado.

Participación de los padres

ESSA requiere que los estados tengan en cuenta la información proporcionada por los padres/madres y las familias al crear sus planes estatales. Para involucrarse, contacte al departamento de educación de su estado .

NCLB no requería que los estados incluyeran información proporcionada por las familias en sus planes estatales.

Opción de excluirse

ESSA no ofrece a nivel federal la opción de salirse si los padres/madres no desean que sus hijos realicen las pruebas estandarizadas.

Pero tampoco impide que los estados tengan sus propias leyes de exclusión voluntaria.

NCLB no mencionaba la opción de exclusión voluntaria.

ESSA es relativamente nueva, por lo que tomará tiempo antes de que usted conozca cómo afectará a su hijo y a su escuela. Mientras tanto, lea las opiniones de expertos sobre cómo podría cambiar a las escuelas para estudiantes con dificultades de aprendizaje y de atención.

Con ESSA los estados tienen un papel más importante en cuanto a exigir que las escuelas cumplan sus obligaciones. Para saber cómo participar en el plan de supervisión de las escuelas de su estado, contacte al Centro de Capacitación e Información de Padres de su localidad.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    El equipo de Understood está integrado por entusiastas escritores, editores y moderadores de la comunidad en línea. Muchos de ellos tienen hijos que piensan y aprenden de manera diferente.

    Revisado por

    Revisado por

    Lindsay Jones (JD) es directora ejecutiva de National Center for Learning Disabilities (NCLD).