Tratamientos para niños con discalculia

PorAmanda Morin

De un vistazo

  • Hay muchas maneras de ayudar a los niños con discalculia a desarrollar habilidades matemáticas.

  • Los niños con discalculia se pueden beneficiar de la enseñanza especializada, particularmente en la primaria.

  • No existen medicamentos para tratar la discalculia. Sin embargo, el uso de medicación puede ayudar a los niños a manejar condiciones que pueden coexistir como el TDAH o la ansiedad.

Ya sea que usted sepa que su hija tiene discalculia o sospeche que la tiene, hay maneras de ayudar. Los profesionales, dentro y fuera de la escuela, pueden ayudar a su hija a desarrollar habilidades matemáticas como el sentido numérico. Y existen que pueden facilitar que ella trabaje al mismo nivel que sus compañeros de clase.

No existen medicamentos para la discalculia. Pero los medicamentos pueden tratar otras dificultades como el (también conocido como TDA) y la ansiedad, que a menudo coexisten con las dificultades de aprendizaje y de atención.

Conozca diferentes estrategias, apoyos y terapias que pueden ayudar a los niños con discalculia.

Instrucción y apoyo para los niños con discalculia

No existen programas formales para enseñar a los estudiantes que tienen problemas con las matemáticas como los que existen para los que tienen problemas con la lectura. Pero eso no quiere decir que esos chicos no puedan beneficiarse de la enseñanza especializada, particularmente durante la primaria. Ciertas estrategias y enfoques pueden ayudar a algunos estudiantes.

Una es la instrucción multisensorial. Este método de enseñanza utiliza la vista, el tacto, la audición y el movimiento para proporcionar diferentes maneras de aprender habilidades y entender conceptos. Las técnicas matemáticas multisensoriales pueden ayudar a los chicos a entender qué representan los números y los símbolos. A menudo estas técnicas enseñan conceptos matemáticos de manera lógica, en la cual una habilidad es la base para desarrollar la siguiente.

Utilizar objetos para ver cantidades y cómo cambian permite entender de una manera concreta cómo funcionan ciertos conceptos matemáticos. También puede ayudar a los chicos a desarrollar el sentido numérico y hacer conexiones más fuertes en lo que están aprendiendo.

Es importante ayudar a los niños a relacionar elementos concretos con los símbolos que los representan. En otras palabras, enseñarles que el número 5 representa cinco bloques o cinco palmadas, o cualquier otra herramienta multisensorial.

Las escuelas podrían usar este tipo de instrucción como parte de la . También podrían utilizarla como parte de una intervención educativa como la respuesta a la intervención (RTI, por sus siglas en inglés). Algunos tutores de matemáticas privados o terapeutas educacionales también podrían usar estas técnicas.

La enseñanza especializada no es la única manera de apoyar a los chicos que tienen discalculia. Existen una serie de adaptaciones que podría obtenerse a través de un o un . Tiempo adicional y el uso de una calculadora en los exámenes son solo dos ejemplos. Los niños también podrían tener autorización de usar objetos manipulables como bloques.

La tecnología de asistencia también puede ayudar. Hay muchas herramientas de tecnología de asistencia para las matemáticas que los chicos pueden usar en la escuela y en la casa. Estas incluyen herramientas gráficas, herramientas de notación matemática y organizadores gráficos para matemáticas. También existen apps para conceptos numéricos básicos.

Tratamiento para condiciones que coexisten

Muchos chicos con discalculia también tienen otras dificultades de aprendizaje y de atención. Dos que frecuentemente coexisten son el TDAH y la .

El tratamiento para el TDAH o para la dislexia no necesariamente mejorará las habilidades matemáticas. Pero puede ayudar con otras dificultades que pudieran estar teniendo un impacto.

Por ejemplo, los problemas para concentrarse y autocontrolarse pueden dificultar que los estudiantes que tienen problemas con las matemáticas trabajen en sus limitaciones. Reducir los síntomas del TDAH a través de medicación y terapia conductual podría ayudar (esos medicamentos no ayudarán a los chicos que no tienen TDAH).

Los chicos que tienen discalculia a menudo también tienen dislexia. De hecho, se estima que del 43 al 65 por ciento de los estudiantes que tienen dificultades con las matemáticas también tienen dificultades con la lectura. Que esos chicos mejoren sus habilidades lectoras puede hacer una gran diferencia en su capacidad de resolver ejercicios de matemáticas, especialmente los problemas de lógica matemática.

Es importante que a los estudiantes que tienen dificultad con las matemáticas se les realice una evaluación completa para las dificultades con el aprendizaje. Esa es la única manera de saber si tienen discalculia, además de otras dificultades del aprendizaje como la dislexia. Las diferentes dificultades de aprendizaje requieren diferentes tipos de enseñanza. Así que cuando los chicos tienen más de una condición, es importante que cada una sea abordada por separado.

Maneras de ayudar en la casa

Existen muchas maneras en las que usted puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades matemáticas en la casa. Algunas pueden integrarse a las actividades después de la escuela o del fin de semana. Incluso puede ayudarla a aprender mientras se divierte con juegos de mesa diseñados para desarrollar habilidades matemáticas.

Para conocer otras maneras de ayudar, revise apps, herramientas Chrome y software para matemáticas. Descargue una hoja informativa acerca de la discalculia para entregarla a los maestros, los amigos y miembros de la familia para que aprendan más acerca de las dificultades que tiene su hijo. Y lea cómo una joven maneja la ansiedad que le genera su discalculia.

Puntos clave

  • No hay medicamentos para la discalculia, pero hay muchas maneras de ayudar a los niños que tienen esa dificultad en matemáticas a progresar.

  • La enseñanza multisensorial puede ayudar a los niños con discalculia a entender los conceptos matemáticos.

  • Las adaptaciones, como el uso de objetos manipulables, y la tecnología de asistencia también pueden ayudar a los niños que tienen discalculia.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education” y fue la directora de liderazgo intelectual en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Daniel Ansari (PhD) es profesor en neurociencia del desarrollo cognitivo en Western University, Canadá.