Cómo ayudar a niños con dificultad para concentrarse durante la primavera

La primavera puede dificultar que los niños que se distraen fácilmente permanezcan concentrados. Estas recomendaciones pueden ser de ayuda.

Mantenerse concentrado durante la primavera puede ser difícil para los niños. Especialmente en el caso de los niños con TDAH. Todavía con varias semanas de clases por delante, es importante que los niños sigan encaminados. Estas siete sugerencias pueden ayudar.

1. Ser un ejemplo a seguir

Conforme mejora el clima, los niños tal vez no quieran hacer sus quehaceres domésticos. Es posible que usted tampoco quiera ocuparse de los suyos. Hagan un trato: cuando ambos completen sus tareas harán algo divertido afuera. Priorice lo que hay que hacer.

Los niños no podrán eliminar todas las distracciones de forma automática, en especial sus pensamientos y deseos de estar afuera divirtiéndose. Pero si ven que usted logra resistir la tentación y se enfoca en lo que tiene que hacer, es más probable que hagan lo mismo.

2. Discutir las reglas y expectativas

Las reglas y expectativas son especialmente importantes para los niños que tienen dificultad para permanecer concentrados. Pero ellos se podrían olvidar por completo de todas estas cosas debido a las vacaciones de primavera, el buen clima y otros cambios.

Recuérdeles qué es lo que usted espera y qué es lo que ellos pueden esperar. Puede escribirlo y ponerlo en un lugar visible. Cuando terminen sus quehaceres, podrán salir a jugar. Después que hayan leído durante 30 minutos, podrán ver la televisión. Tener expectativas claras puede ayudar a los niños a enfocarse en su tarea y realizarla.

3. Apegarse a las rutinas

El hecho de que en primavera haya más luz afuera no significa que sus rutinas familiares deban cambiar. Es importante apegarse a una rutina, especialmente en el caso de niños que tienen dificultad para concentrarse.

Por ejemplo, los niños podrían querer quedarse despiertos hasta más tarde o seguir jugando después de cenar. Resista la tentación de abandonar su rutina habitual. Incluso en las vacaciones de primavera, rutinas como el momento de acostarse deben ser aproximadamente a la misma hora. Haga una lista de lo que no es negociable y cúmplala. Puede utilizar horarios visuales para ayudar a los niños a recordar sus rutinas.

4. Utilizar recordatorios

Las aplicaciones para el teléfono, las listas de verificación o incluso un temporizador de cocina pueden recordarles a los niños que se deben enfocar en lo que tienen que hacer. Estas herramientas también pueden darles una idea de cuándo podrán hacer las cosas que quieren hacer. Esto puede motivarlos a completar sus tareas.

5. Promover el ejercicio

Existe un beneficio asociado con el clima cálido: permite que los niños estén activos fuera de la casa. Hay estudios que demuestran que el ejercicio puede ayudar a los niños a enfocarse. Así que anímelos a salir a correr, montar en bicicleta o jugar al aire libre.

Está bien si tiene que modificar un poco la rutina habitual para hacer espacio para los deportes. Solo asegúrese de que las expectativas siguen siendo claras.

6. Mantener la escuela como prioridad

Para muchos niños, la escuela parece menos importante durante la primavera. Después de todo, ¿qué preferiría hacer usted si fuera un niño? ¿Resolver problemas de matemáticas o jugar afuera? Siga recordándoles que aunque hace buen tiempo, no están en vacaciones y la escuela es la prioritario.

El aprendizaje tampoco debe detenerse durante las vacaciones. Haga que las actividades al aire libre sean educativas. Exploren la naturaleza. Y asegúrese de ayudar a los niños a estar atentos al paso de los días durante las vacaciones, para que no se sorprendan cuando tengan que regresar a clases.

7. Permitir las excepciones

Si permite un poco de flexibilidad, la gratitud puede ser un gran beneficio. Intente dejar que los niños hagan sus deberes escolares al aire libre. O permítales permanecer despiertos media hora más durante las vacaciones de primavera o en los fines de semana y días festivos.

No se preocupe si eso significa que deba recordarles cuándo tienen que entrar a la casa y prepararse para ir a dormir. Este tipo de concesiones no afectarán su capacidad de concentración. Y de hecho, podría motivarlos para hacer lo que tienen que hacer.

Comparta

Próximos pasos