Ir a contenido

Problemas con la lectura: Cómo iniciar la conversación con el maestro de su hijo

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • Puede que sea difícil hablar de las dificultades que tiene su hijo para leer.

  • Hablar con el maestro de su hijo le dará una idea más clara de lo que está sucediendo.

  • Saber qué palabras usar para iniciar la conversación facilitará el diálogo entre usted y el maestro.

Si su hijo está teniendo problemas para leer, el primer paso para obtener ayuda es hablar con su maestro. Puede hacerlo en persona en una conferencia de padres y maestros, o puede programar una cita (si no pueden reunirse en persona intente comunicarse por teléfono o a través del correo electrónico).

Pero ¿qué decir exactamente? y ¿cómo decirlo?

Suele ser difícil hablar de los desafíos de los hijos. Usted podría sentirse avergonzado o preocuparle que las personas crean que es su culpa. O, puede que en general se sienta incómodo hablando con los maestros. Pero los maestros pueden ser una fuente de información y orientación muy importante.

Existen varias reglas de oro cuando usted tenga la conversación.

  • Sea claro.

  • Sea específico.

  • Haga preguntas.

  • Continúe preguntando hasta que le quede claro.

No tenga temor de hacer preguntas. El objetivo es entender qué está ocurriendo con su hijo y cómo ayudarlo.

Estos son algunos ejemplos para facilitar el inicio de la conversación con el maestro acerca de los desafíos de su hijo en lectura.

Solicitar una reunión o una conversación: “Hola. Soy Ana, la mamá de Efraín. Me preocupa el desempeño de mi hijo en lectura y me gustaría reunirme con usted para hablar sobre eso”.

Iniciar la conversación: “Gracias por atenderme. Me preocupa que Efraín esté teniendo problemas para leer. Sé que usted le dice a los padres que los niños deberían tardar media hora en terminar sus tareas de lectura, pero Efraín tarda el doble de tiempo. ¿Significa que hay un problema?.

Compartir información: “Puede que no esté relacionado, pero Efraín se enoja cuando le recuerdo que lea y lo posterga hasta el último minuto. Al principio pensaba que estaba evitando hacer la tarea. Pero ¿podría ser otro el motivo?”.

Recibir información: “¿Puede decirme cómo le va a Efraín en lectura? Sé que leer requiere tener diversas destrezas. ¿Hay algo en específico con lo que tiene dificultad? ¿Tarda más tiempo leyendo del que debería?”.

Dar seguimiento a las respuestas: “Sé que usted había mencionado previamente la fluidez al leer, pero no estoy segura de lo que significa. ¿Puede darme un ejemplo?”.

Solicitar ayuda:“¿Qué puede ayudar a Efraín con la lectura? ¿Hay cosas que usted puede hacer en clase, o hay alguien más en la escuela que pudiera brindarle ayuda extra? ¿Debería estar haciendo algo en la casa?”.

Terminar la conversación: Muchas gracias por su ayuda. Tengo una idea más clara de lo que está sucediendo y a qué estar atenta. ¿Una vez que haya reflexionado de lo que hablamos, podríamos hablar nuevamente sobre qué hacer después?”.

Existen muchas maneras de ayudar a su hijo con la lectura en la casa. Estas son algunas estrategias que puede intentar.

Puntos clave

  • Sea claro y específico cuando hable con el maestro. Haga preguntas.

  • Continúe preguntando si necesita más información o no entiende.

  • Averigüe qué está ocurriendo en clase y qué puede hacer en la casa.

Comparta

Comparta Problemas con la lectura: Cómo iniciar la conversación con el maestro de su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Problemas con la lectura: Cómo iniciar la conversación con el maestro de su hijo

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom