Cerrar
Idioma
English
Español
Los derechos de las evaluaciones

¿Puedo negarme a que la escuela evalúe a mi hijo?

Por Barbara Hubert

La escuela de mi hija me envió una carta diciendo que quieren evaluarla para educación especial. Yo no estoy segura de querer hacerla. ¿Podría negarme a que la escuela evalúe a mi hija?

Barbara Hubert

Instructura adjunta, Hunter College

Sí, usted puede negarse. El distrito escolar no puede realizar una evaluación inicial sin su consentimiento.

Usted decide si quiere que su hija sea evaluada para obtener los servicios de educación especial. Esta es una decisión importante y hay muchas razones por las que una familia podría decidir no hacer una evaluación. Por ejemplo, algunas familias podrían pensar que las dificultades académicas de sus hijos no son lo suficientemente severas como para que necesiten educación especial.

Esas familias podrían preferir practicar y usar otros métodos que ayuden a desarrollar las habilidades en el hogar. Algunas familias podrían querer probar con un tutor por un tiempo para ver si su hijo puede progresar lo suficiente con esa clase de ayuda.

Algunas familias basan su decisión de no evaluar a sus hijos en un malentendido muy común. Podrían asumir, incorrectamente, que un niño que es evaluado terminará en un salón de clases “especial”. Comprensiblemente, muchos padres/madres están preocupados por el estigma social. Si usted es uno de ellos, es importante que tenga presente algunas cosas.

Primero, una evaluación va a determinar si su hija es elegible para educación especial. Es posible que ella no califique para esos servicios. Pero, incluso si no califica, el proceso de evaluación le proporcionará información útil sobre cómo funciona la mente de su hija. Entonces usted podrá encontrar maneras de aprovechar sus aptitudes y manejar sus limitaciones. Esto podría ayudar a su hija a progresar más en la escuela.

Si su hija califica para recibir educación especial, todavía es posible que permanezca en el salón de clases de educación general. La escuela tendrá que obtener su consentimiento para colocarla en un salón de clases exclusivo para niños en educación especial. Usted es quien decide que su hija sea cambiada de salón de clases.

Por último, usted es quien mejor conoce a su hija. Su opinión es muy importante al planear la mejor educación para ella.

Acerca del autor

Retrato de Barbara Hubert

Barbara Hubert

Barbara Hubert, M.S.Ed., es instructora adjunta en Hunter College donde enseña a los estudiantes de postgrado cómo crear salones de clase inclusivos, accesibles y de apoyo.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email