Qué pueden decir los estudiantes primaria con discalculia para abogar por sí mismos

Por Amanda Morin

Revisado por experto Mark J. Griffin (PhD)

Es importante que los niños de primaria que tienen discalculia empiecen a aprender habilidades para abogar por sí mismos. Pero puede ser difícil para ellos saber qué decir y cuándo decirlo. Estas son algunas ideas de frases que le puede enseñar a su hijo para que pueda practicar cómo abogar por sus necesidades.

1. “¿Me puede enseñar de nuevo?”

La situación: El maestro muestra a los estudiantes cómo dibujar círculos para representar los conjuntos de números en un problema de suma. Pero cuando tiene que trabajar de manera independiente, su hijo no recuerda cómo hacerlo.

Su hijo puede acudir al maestro y decir: “¿Puedo hablar con usted sobre cómo se supone que debo dibujar estos grupos? Necesito verlo de nuevo”.

Después su hijo le puede decir a usted: “Yo puedo hacer los ejercicios de matemáticas pero no siempre los entiendo a la primera. ¿Hay alguna manera de que pueda recibir ayuda adicional?”.

2. “Es parte de mi plan de aprendizaje individual”

La situación: Un maestro sustituto no sabe que su hijo utiliza una recta numérica para recordar cómo escribir los números. El maestro le dice a su hijo que la guarde durante la clase de matemáticas.

Su hijo puede acudir al maestro sustituto y decir: “Usar la recta numérica es parte de mi plan de aprendizaje. Tengo una discapacidad específica en matemáticas y la recta numérica me ayuda”.

Después su hijo puede hablar con su maestro regular y decir: “El maestro sustituto no sabía que yo utilizo una recta numérica y me sentí mal al decírselo. ¿Puede ayudarme a que esto no vuelva a ocurrir?”.

3. “¿Puede resaltar las palabras clave?”

La situación: La tarea de su hijo era resolver problemas matemáticos de lógica. Sus respuestas estuvieron todas mal porque no pudo reconocer las palabras clave (como “menos que” que significa restar o “más que” que significa sumar).

Su hijo puede decir al maestro: “¿Me puede ayudar resaltando las palabras clave en mi tarea? ¿Y podemos repasar lo que significan? Yo puedo resolver correctamente los problemas si sé qué palabras van con cada operación”.

4. “¿Puede ayudarme a saber cuándo se me está acabando el tiempo?”

La situación: La discapacidad de aprendizaje de su hijo le dificulta estimar cantidades de cosas, incluido el tiempo. Le cuesta leer el reloj y a menudo se queda sin tiempo para terminar lo que está haciendo.

Su hijo puede hablar con el maestro después de clases y decir: “Tengo problemas para saber cuánto tiempo me queda para terminar mi trabajo. ¿Puede avisarme unos minutos antes de que se termine el tiempo?”.

5. “¿Puedo utilizar papel cuadriculado?”

La situación: Su hijo reprueba el examen de matemáticas porque tiene problemas para alinear los números en los problemas.

Su hijo puede hablar con el maestro después de clases y decir: “Sé cómo resolver los problemas, pero no siempre puedo colocar los números en las columnas correctas. ¿Puedo usar papel cuadriculado para colocarlos en las casillas correctas?”.

Su hijo puede hablar con usted o con el equipo del IEP y decir: Necesito ayuda para colocar los números en las columnas correctas. ¿Podríamos anotar en mi IEP que puedo usar papel cuadriculado?”.

Share