Consejos para que los adolescentes con TDAH conduzcan de forma segura

Por Kate Kelly

Revisado por experto Thomas E. Brown (PhD)

Los conductores principiantes tienen que aprender muchas habilidades nuevas, como determinar qué tan lejos se encuentra un automóvil en movimiento y anticipar qué harán los otros conductores. Aprender habilidades para conducir sin peligro puede ser más difícil para los adolescentes con TDAH. Puede que necesiten estrategias diferentes y mucha práctica.

Conducir de manera segura requiere habilidades de la función ejecutiva. Estas incluyen prestar atención a la carretera y poder tomar decisiones rápidas y precisas. Estas destrezas suelen ser un desafío para los adolescentes con TDAH.

Existe un tipo especial de instructor de manejo que trabaja con conductores principiantes que tienen TDAH. Estos profesionales son conocidos como especialistas en rehabilitación de conductores (o especialistas en rehabilitación para la conducción). Estas son ocho recomendaciones de la especialista certificada en rehabilitación de conductores Amanda Plourde. Usted puede utilizarlas para ayudar a su adolescente con TDAH a conducir de forma segura.

1. Practicar el escaneo activo

Conducir requiere saber lo que está ocurriendo delante, detrás y al lado suyo. Esta habilidad se llama escaneo activo e involucra una serie de funciones ejecutivas con las cuales tienen dificultad los niños con TDAH, incluida la atención y la memoria funcional.

Para ayudar a desarrollar esta destreza, haga que su hijo le describa lo que está sucediendo a su alrededor cuando usted está conduciendo. Proporcione ejemplos de cosas específicas en qué fijarse, como cruces peatonales, señales de giro, señales de alto y calles laterales de donde podrían aparecer automóviles.

2. Hablar de las intersecciones

Las intersecciones pueden ser confusas y complicadas. Existen diferentes tipos (semáforos y señales de alto), así como reglas distintas sobre quién tiene preferencia y en qué momento. Estas reglas pueden ser difíciles de recordar en el momento para los adolescentes con TDAH. Deténgase antes de llegar a una intersección y hablen sobre lo que hay que hacer. Asegúrese de que su adolescente entienda conceptos como “preferencia” y “ceder el paso”, y desde qué carril puede doblar.

3. Pegar recordatorios en el volante

Cuando están sucediendo muchas cosas, puede que sea difícil recordar hacia dónde hay que girar el volante. Utilice etiquetas o notas adhesivas como recordatorios. Marque el lado derecho del volante con una etiqueta para ayudar a su adolescente a recordar cuál es el lado derecho y cuál el izquierdo. También puede colocar una etiqueta en la posición de las 12:00 horas del volante.

4. Seguir rutas familiares

Los adolescentes con TDAH suelen tener dificultad para planificar y pensar las cosas de diferentes maneras. Por esto es útil que al principio sigan rutas conocidas. Así su adolescente se puede enfocar en desarrollar habilidades sin sentirse estresado por tener que encontrar una ruta nueva. Por ejemplo, puede hacer que su hijo practique doblar a la izquierda en la misma intersección antes de intentarlo en intersecciones desconocidas.

5. Reducir las distracciones

Ya es suficientemente difícil para un conductor principiante prestar atención al camino. Agregue música y otros pasajeros, y concentrarse se vuelve aún más difícil. La ley estatal suele restringir el número y tipo de pasajeros que los conductores principiantes pueden llevar. Pero usted puede extender estos límites por más tiempo o añadir otras restricciones.

6. Practicar más

Una vez que los adolescentes obtienen su licencia de conducir, la mayoría de los estados exigen un número determinado de horas de manejo antes de que puedan presentar el examen práctico. Algunos estados requieren incluso varias horas de instrucción formal de manejo. Considere duplicar esa cantidad de horas para que su adolescente tenga más tiempo de desarrollar sus habilidades antes de que conduzca solo.

7. Vigilar el uso de medicamentos

En el caso de los adolescentes que toman medicación para el TDAH, es importante que el medicamento esté activo mientras conducen. Hable con el médico de su hijo sobre la medicación y conducir. Pregúntele si la dosis o la frecuencia necesitan ajustarse para que el medicamento sea efectivo cuando su hijo esté manejando.

8. Preguntar al instructor sobre su experiencia con el TDAH

En el caso de adolescentes con TDAH que están tomando clases de manejo, ayuda tener un instructor que entienda de qué se trata el TDAH. Pregúntele si tiene experiencia enseñando a adolescentes con TDAH. Tal vez conozca otras estrategias útiles.

Si el instructor tiene experiencia, pregúntele cómo les fue a sus estudiantes con TDAH. Los adolescentes con un IEP pueden mostrárselo al instructor para darle ideas sobre cómo enfocar las clases de manejo.

Tenga en cuenta que mientras algunos adolescentes están impacientes por aprender a conducir, a otros les puede dar miedo. Pregúntele a su adolescente si se siente preparado. Es un gran desafío, y presionarlo puede hacerlo más difícil.

Mientras más apoyados se sientan los adolescentes, más probable es que desarrollen la confianza y las destrezas necesarias para ser buenos conductores. Conozca la conexión entre el TDAH y las conductas de riesgo.

Share