Conductas de riesgo en adolescentes con TDAH

Why teens with ADHD may take more risks, girls walking on a wall ledge

De un vistazo

  • Los adolescentes con TDAH son más propensos a involucrarse en conductas de riesgo que otros adolescentes.

  • Los síntomas del TDAH, como la impulsividad y los problemas para manejar las emociones, pueden conducir a conductas de riesgo.

  • Las conductas de riesgo se manifiestan de maneras diferentes.

Los adolescentes están en una edad en la que empiezan a ser más independientes. Pero es posible que a veces no tomen buenas decisiones, especialmente los adolescentes con TDAH. Por lo general, ellos son más propensos a involucrarse en comportamientos riesgosos que otros adolescentes.

A primera vista, podría parecer que simplemente están siendo difíciles o rebeldes. A menudo, ese no es el caso. Síntomas comunes del TDAH como la impulsividad y los problemas con las habilidades sociales pueden hacer que los adolescentes estén más predispuestos a actuar de forma arriesgada. Lo mismo ocurre con la baja autoestima y la inmadurez.

Las conductas de riesgo son diversas. Estos son 5 ejemplos de cómo los adolescentes con TDAH pueden actuar de forma arriesgada.

1. Portarse mal en clase

Ser problemático o romper las reglas no siempre es intencional en algunos adolescentes con TDAH. Es posible que lleguen tarde a clase e interrumpan las lecciones a menudo. Esto puede ser debido a que su control de los impulsos es deficiente.

Pero también es posible que se porten mal a propósito para ser aceptados socialmente. Por ejemplo, podrían apropiarse de algo que pertenece a la escuela porque alguien los retó a que lo hicieran. O podrían faltar a clases con frecuencia para pasar el rato con amigos. El precio de este comportamiento puede ser alto. Los adolescentes con TDAH son expulsados de la escuela en una proporción dos veces y media mayor que los adolescentes que no tienen TDAH.

2. Conducir de manera peligrosa

El TDAH a menudo está vinculado con una manera de conducir peligrosa y distraída. Un control deficiente de los impulsos puede llevar a los adolescentes a conducir demasiado rápido. Y la falta de atención puede resultar en que no presten atención a la carretera y los otros autos. Los adolescentes con TDAH tienen más accidentes automovilísticos, multas por exceso de velocidad y suspensión o revocación de su licencia que los adolescentes sin TDAH.

3. Tener relaciones sexuales sin protección

Hay estudios que reportan que los adolescentes con TDAH suelen tener relaciones sexuales a una edad más temprana y con más personas. Un estudio encontró que es menos probable que los adolescentes con TDAH usen métodos anticonceptivos, y por lo tanto más probable que tengan un embarazo.

4. Abusar de sustancias

Los adolescentes con TDAH pueden ser más propensos al abuso de sustancias como el alcohol, la marihuana y la cocaína, y a volverse adictos a ellas. Esto puede deberse a un control deficiente de los impulsos. O podría ser un intento por mejorar su concentración o lidiar con las frustraciones en la escuela.

5. Meterse en problemas con la ley

No está claro aún si el TDAH pudiera estar relacionado con el comportamiento delictivo. Pero hay estudios que reportan que los adolescentes con TDAH tienen más probabilidades de ir al tribunal de menores que los adolescentes que no tienen TDAH. Estos estudios no tuvieron en cuenta las experiencias traumáticas que podrían haber causado problemas de conducta. 

Conozca más sobre las conductas de riesgo y el TDAH.

Puntos clave

Share