¿La dislexia de mi hijo podría ser la causa de su dificultad para comenzar y completar tareas?

Mi hija tiene dislexia y a menudo tiene dificultad para iniciar y terminar sus tareas. Su maestra dice que son dificultades del funcionamiento ejecutivo. Pero, ¿podría ser debido a sus dificultades con la lectura y la escritura?

Esa es una excelente pregunta, pero difícil de responder. Tanto iniciar como terminar una labor requieren funciones ejecutivas, pero eso no significa necesariamente que su hija tenga . Su dislexia podría ser la causa de sus dificultades. Permítame explicarle.

La dislexia es una condición compleja. Puede afectar a las personas de maneras diferentes. No obstante, la mayoría de los investigadores está de acuerdo en que existe una característica que la define. Esa característica es tener dificultad para .

Algunos expertos también señalan otras dificultades. Una es el problema con la memoria funcional, una función ejecutiva que es clave para aprender. Otra es el problema con la atención visual (la habilidad para seleccionar información visual que es importante, y filtrar la restante).

Esos aspectos de la dislexia pueden causar que tenga problemas para comenzar y terminar tareas. La frustración también puede jugar un papel. Tener problemas para leer y escribir puede ser desalentador, y dificultar que permanezca motivada.

¿Podría su hija también tener problemas para concentrarse en la información, mantenerla en la memoria funcional y organizar sus ideas?. Eso también es posible.

Es importante conocer la causa de los retos de aprendizaje de un niño. El diagnóstico o identificación puede ayudar a los familiares a obtener la mejor ayuda posible. Sin embargo, no siempre puede explicar claramente lo que está ocurriendo cuando ese niño se sienta a hacer su tarea y tiene problemas para hacerla.

Es por ello que lo más importante es enfocarse en que su hija reciba la ayuda que necesita, en lugar de etiquetar lo que le está provocando el problema.

También debo mencionar que las “dificultades del funcionamiento ejecutivo” no son en realidad un diagnóstico formal. Todavía los expertos no están de acuerdo en que sea una condición separada. Algunos creen que sí lo es, mientras que otros creen que esas dificultades solo se manifiestan junto con otras condiciones.

Es aquí donde entender lo que está en juego puede volverse aún más complicado. Muchos chicos tienen más de una dificultad de aprendizaje y de atención. Por ejemplo, la dislexia y el coexisten frecuentemente.

Cada una de esas condiciones puede involucrar problemas con la función ejecutiva. Sin embargo, para los chicos que tienen dislexia y TDAH, puede ser difícil averiguar cuál condición es la causa de sus dificultades.

Hay otras dos cosas que me gustaría destacar en lo que se refiere a la función ejecutiva. Primero, hay muchos chicos con dislexia con buenas habilidades de la función ejecutiva. Segundo, las habilidades de la función ejecutiva juegan un rol vital en cómo aprenden todos los niños (esto incluye cómo aprenden a leer y a escribir).

Debido a ello, algunas escuelas están empezando a buscar maneras de ayudar a todos los estudiantes a desarrollar las habilidades de la función ejecutiva. Y usted también puede ayudar a su hija a desarrollarlas en casa.

Mientras más use su hija sus habilidades de la función ejecutiva, más las desarrollará. Ofrézcale oportunidades para practicar la concentración, el pensamiento flexible y retener la información.

También anímela a reflexionar sobre sus acciones y la manera de reaccionar a las cosas. Ayúdela a reconocer la necesidad de la función ejecutiva en lo que está haciendo. Eso incluye reflexionar, considerar sus opciones y objetivos e interrumpir las reacciones automáticas.

Cuando se trata de hacer la tarea, es importante proveer “solo el apoyo necesario” para sus habilidades de la función ejecutiva. Trabaje con ella para identificar distracciones potenciales. Tener un lugar para hacer la tarea escolar la ayudará a concentrarse. Ayúdela a dividir las tareas en partes más pequeñas e incluya descansos cortos a lo largo del trabajo.

Después, gradualmente retire esos apoyos a medida que desarrolla sus habilidades. De esa manera, usted estará continuamente creando retos adecuados a sus habilidades de la función ejecutiva.

Finalmente, si piensa que su hija pudiera tener dificultades del funcionamiento ejecutivo junto con dislexia, estos son algunos pasos a considerar.

  • Revise si la última evaluación de su hija incluyó el funcionamiento ejecutivo. Si no es así, tal vez quiera solicitar que la evalúen otra vez. Sin embargo, muchas escuelas no lo harán a menos que haya pasado al menos un año desde la última evaluación.
  • Aprenda más sobre por qué algunos chicos con dificultades del funcionamiento ejecutivo tienen problemas para iniciar y terminar tareas.
  • Si su hija tiene un IEP, revíselo para ver si está teniendo en cuenta sus dificultades para iniciar, terminar y planificar. Si no es así, puede convocar una reunión del equipo del IEP para solicitar que añadan apoyos y servicios.

Share