Cómo se diagnostica el TDAH en jóvenes y adultos

Por Kate Kelly

De un vistazo

  • Muchas personas son diagnosticadas con TDAH cuando son adultas.

  • Para ser diagnosticado con TDAH los síntomas deben haber estado presentes en la infancia.

  • Una evaluación es la única manera de averiguar si un adulto tiene TDAH.

Un joven adulto que tenga dificultad para permanecer organizado y concentrado podría preguntarse: “¿Tendré TDAH?”. También los padres con dificultad para administrar su tiempo y con un hijo diagnosticado con TDAH podrían preguntarse: “¿Tendré TDAH yo también?”.

Es común que el TDAH sea diagnosticado cuando la persona ya es adulta, especialmente en el caso de las niñas y las mujeres. Si a los niños les va bien en la escuela y no son hiperactivos, sus síntomas suelen pasar desapercibidos. Sin embargo, como adultos se enfrentan a las exigencias de vivir de manera independiente, tener un empleo o lidiar con la familia. Esas responsabilidades pueden dificultar permanecer organizado y enfocado.

Las señales del TDAH en adultos incluyen:

  • Ser generalmente olvidadizo o “distraído”. Es posible que a menudo olvide reuniones o pierda objetos como las llaves.
  • “Desconectarse” durante las conversaciones. Las personas puede que lo consideren un “mal oyente”.
  • Interrumpir con frecuencia a los demás o decir cosas sin pensar.
  • Dificultad para permanecer sentado durante largos periodos de tiempo.
  • Dificultad para completar tareas en la casa, la escuela o el trabajo.
  • Tener un familiar con TDAH.

Especialistas que evalúan a adultos para el TDAH

Solo ciertos tipos de profesionales están probablemente calificados para diagnosticar el TDAH. Estos incluyen a:

  • Psicólogos
  • Psiquiatras
  • Neuropsicólogos
  • Médicos o enfermeros de práctica avanzada (APRN, por sus siglas en inglés) que han recibido capacitación en TDAH.

Es posible que algunos de los profesionales mencionados anteriormente no tengan la formación profesional necesaria para evaluar y tratar el TDAH. Por ello es importante que pregunte al especialista si cuenta con la capacitación necesaria.

Si usted vive en un área donde no hay muchos especialistas, tal vez su médico de atención primaria pueda diagnosticar y tratar el TDAH.

Cómo evalúan los especialistas el TDAH en adultos

Una evaluación para el TDAH necesita incluir ciertos componentes, sin importar quién la realice. Estos son:

  • Una reunión inicial para identificar los problemas que está experimentando. El médico o especialista querrá saber cómo sus síntomas están afectando su vida diaria y por qué quiere ser evaluado. También preguntará sobre su educación y su historial médico para determinar si ha tenido esos síntomas a lo largo de su vida o si empezaron a manifestarse recientemente. Un diagnóstico de TDAH requiere que la persona haya tenido al menos algunos síntomas antes de los 12 años de edad.
  • Listas de verificación y cuestionarios. El día de la cita puede que tenga que completar uno o más cuestionarios o listas de verificación diseñados para determinar la frecuencia de los comportamientos relacionados con el TDAH. Es posible que el médico se los envíe con antelación para que los complete antes de la reunión.
  • Una reunión posterior para discutir los resultados y desarrollar un plan. El objetivo de esta reunión es proponer un plan de tratamiento y acordar cómo usted dará seguimiento a su progreso.

Estos son los tres componentes básicos de una evaluación para el TDAH. Sin embargo, el médico o especialista generalmente se enfoca en cosas diferentes dependiendo de la edad de la persona que está siendo evaluada.

Evaluar el TDAH en jóvenes adultos: En la reunión inicial el evaluador puede dedicar más tiempo a preguntar acerca del desempeño escolar pasado (y presente, si aplica). También es posible que recomiende hacer una evaluación completa para diferencias del aprendizaje como la dislexia, la cual a menudo coexiste con el TDAH.

Si el evaluador no está calificado para realizar esa evaluación completa, podrá referirlo a un especialista competente. Usted tendrá que averiguar si su seguro médico cubre el costo de la evaluación. Si no es así, revise estos recursos para encontrar evaluaciones privadas gratuitas o de bajo costo.

Los jóvenes adultos deben completar lo que se conoce como “escalas de calificación del TDAH”. Algunas de estas escalas ayudan a determinar si una persona presenta síntomas específicos. Otras comparan la frecuencia e intensidad de sus síntomas con personas de la misma edad que no tienen TDAH. También existe una versión que los padres completan para proporcionar información al evaluador.

Los jóvenes adultos suelen querer que los evalúen para el TDAH porque tienen dificultades en la escuela o para elegir una carrera. También es posible que también quieran solicitar al especialista una referencia para las pruebas de aptitud profesional.

Evaluar el TDAH en adultos: Mientras más edad tenga, más probable es que una condición médica (como la ansiedad, la depresión o la hipertensión) esté imitando los síntomas del TDAH. Un buen médico siempre se preguntará: “¿Qué otra cosa podría ser la causa además del TDAH?”.

Esa es la razón por la que puede que dedique más tiempo en hacer el historial médico y psicológico de los adultos que de los jóvenes. (Lea más sobre la relación entre el TDAH y la ansiedad y el TDAH y la depresión).

Los adultos suelen querer que los evalúen para el TDAH porque los síntomas están afectando su vida profesional o familiar. El médico posiblemente se enfocará más en la historia personal y laboral que en la historia académica.

Los especialistas no siempre utilizan las “escalas de calificación del TDAH” cuando evalúan a adultos. En su lugar, los adultos puede que completen un cuestionario estructurado para averiguar cuántos síntomas presentan.

Tratar adultos con TDAH

Si el médico o especialista lo diagnostica con TDAH, el siguiente paso es proponer un plan de tratamiento.

Existen medicamentos para el TDAH que pueden ayudar a reducir los síntomas tanto en jóvenes adultos como en adultos. Sin embargo, los jóvenes adultos también necesitan aprender las habilidades que les permitirán vivir y trabajar de manera independiente. Por eso el médico podría recomendar terapia o entrenamiento para que desarrollen estrategias adecuadas.

Generalmente la medicación es suficiente para tratar adultos. Puede ayudarlos a seguir las estrategias que conocen pero que no han podido implementar. No obstante, muchos adultos se benefician de recibir terapia o entrenamiento además de los medicamentos o lugar de ellos. Esto puede ser especialmente útil para manejar la ansiedad, depresión, abuso de sustancias y otros problemas que podrían estar complicando los síntomas del TDAH.

El médico tiene que proponer un plan para supervisar su progreso. Si usted está tomando medicamentos, debe verlo con regularidad para ajustar la dosis del medicamento en caso necesario. Usted debe asegurarse de que la dosis sea efectiva y que los efectos secundarios sean mínimos. También tiene que determinar si la terapia o el entrenamiento está funcionando.

Si usted piensa que podría tener TDAH, una evaluación puede proporcionarle un visión completa de lo que está sucediendo y qué puede ayudar.

Además podría interesarle aprender sobre la conexión entre el TDAH y las emociones. Vea una ilustración que muestra cómo funcionan los medicamentos para el TDAH.

Puntos clave

  • La evaluación del TDAH en jóvenes puede ser diferente que en adultos.

  • Existen otras condiciones cuyos síntomas son similares a los del TDAH.

  • El tratamiento para el TDAH puede incluir terapia y medicamentos.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Kate Kelly ha estado escribiendo y editando por más de 20 años, enfocándose en cuidado parental.

    Revisado por

    Revisado por

    Ellen Braaten (PhD) es la directora del programa Learning and Emotional Assessment y codirectora de Clay Center for Young Healthy Minds, ambos en Massachusetts General Hospital.