5 sugerencias para ayudar a adolescentes y jóvenes a manejar dinero

Por Gail Belsky

Revisado por experto Jim Rein (MA)

De un vistazo

  • Los adolescentes y los jóvenes adultos necesitan aprender a manejar dinero a medida que se hacen independientes. 

  • Ciertas diferencias del aprendizaje y el TDAH pueden dificultar el manejo de dinero y los presupuestos.

  • Existen estrategias que pueden ayudar a los adolescentes y jóvenes a manejar el dinero.

 

Los adolescentes y los jóvenes adultos necesitan aprender a manejar dinero, especialmente cuando empiezan a conseguir empleos y a ser más independientes. Sin embargo, ciertas diferencias del aprendizaje como la y el pueden dificultar entender y manejar el dinero, hacer presupuestos y dar seguimiento a los gastos.

Estas son cinco estrategias que pueden facilitar el manejo del dinero:

1. Crear un sistema

Desarrollar un sistema puede ayudar a las personas a dar seguimiento a los gastos semanales. Esto podría incluir el dinero que se ha gastado en transporte, comida y diversión. Los adolescentes pueden colocar recordatorios de sus gastos regulares en la pared o en sus teléfonos. Usar una hoja de cálculo puede ayudar a mantener todo organizado.

Con los jóvenes adultos establezca un sistema para organizar la documentación relacionada con el dinero. Una manera de hacerlo es con carpetas codificadas por color. Por ejemplo, los comprobantes de pagos pueden ir en una carpeta verde, los recibos en una roja y las planillas de impuestos en una azul.

2. Usar una calculadora para determinar costos y propinas 

No se avergüence de sacar una calculadora cuando está haciendo transacciones con dinero. Hacer cálculos mentalmente es difícil para algunos adolescentes y jóvenes adultos que piensan y aprenden de manera diferente. Cometer errores puede literalmente terminar costando dinero y arruinando un presupuesto. También puede causar estrés, especialmente al momento de pagar. Muchos teléfonos tienen calculadoras integradas.

3. Usar sobres

Determine los gastos del próximo mes y coloque efectivo en sobres para cada una de las categorías de gastos. Identifique los sobres que tienen que contener dinero, como el correspondiente al transporte para la escuela. Determine de qué sobre puede agarrar dinero en caso de que sea necesario para cubrir gastos en otros rubros.

4. Pruebe apps

También existen apps que pueden ayudar a los adolescentes y a los jóvenes adultos a presupuestar y dar seguimiento de los gastos y los ahorros. Algunos ejemplos son Spendee, Wally y Mint.

5. Establezca una meta

Seleccione una compra especial y determine cuánto dinero debe ahorrar cada mes para poder pagarla. Establezca también una meta de ahorro general, y abra una cuenta de banco con ese propósito.  

Lea más: Averigüe por qué manejar dinero es difícil cuando se tiene discalculia o TDAH

Share