Las calificaciones de mi hijo son “demasiado buenas” para obtener adaptaciones ¿Qué puedo hacer?

PorBob Cunningham (EdM)

A nuestro hijo que está en 7º grado le negaron el IEP. Se nos informó que tampoco podía obtener adaptaciones a través de un plan 504 porque sus calificaciones eran “demasiado buenas”. Sabemos que necesita apoyo porque tenemos que ayudarlo diariamente con la tarea y otros deberes escolares para que mantenga sus calificaciones. ¿Qué podemos hacer para conseguirle adaptaciones?.

Esta puede ser una situación frustrante y molesta para los padres. A su hijo se les niega un IEP porque la evaluación concluye que no es elegible para tenerlo. Tampoco pueden obtener un plan 504. El argumento que ofrecen es que, aunque existe una discapacidad, sus calificaciones son suficientemente buenas.

Aunque se trata de una situación desafortunada, no es inusual. El sistema de educación especial está generalmente configurado de forma tal que el estudiante debe tener malas calificaciones para que le proporcionen ayuda. No obstante, a veces al estudiante le va bien porque sus padres le proporcionan una cantidad de apoyo significativa en casa.

Esto coloca a los padres en una posición muy difícil. Nadie quiere tomar la decisión de dejar de brindar apoyo y que su hijo “fracase”.

Pero hay un enfoque alternativo que yo le recomendaría.

Usted puede solicitar al consejero escolar de su hijo que hable con los maestros para limitar la cantidad de tarea que le asignan a su hijo durante un lapso de tiempo específico, como tres semanas. En esas tres semanas haga que su hijo realice la tarea sin su ayuda. Si el apoyo que su hijo está recibiendo es a través de un tutor, haga que realice sus deberes antes de que el tutor los revise con él.

Entonces, dado que su hijo tiene menos tareas que hacer, tendrá tiempo para hacer la misma tarea de nuevo. Sin embargo, esta vez pídale que la haga usando el apoyo que usted habitualmente le proporciona o con su tutor. Muestre ambas versiones del trabajo al equipo del IEP y solicite que reconsideren su decisión.

En el caso de que no reconsideren la decisión, existen otras medidas que usted puede tomar:

  • Trabaje con la escuela de su hijo en otros tipos de apoyo. Eso podría incluir intervenciones o apoyos informales.
  • Hable con el consejero escolar o el administrador. Asegúrese de brindarles información específica acerca de las dificultades de su hijo. Mientras más informados estén, más capacitados estarán para ayudarlo.
  • Vea si existen opciones para que su hijo reciba ayuda adicional en la escuela y que usted no tenga que proporcionarla. Esa ayuda podría recibirla de los maestros, en un club de tareas escolares o en un programa de tutoría voluntario.

Sin embargo, estas no son sus únicas opciones. Conozca los pasos que puede seguir si la escuela niega los servicios. Aprenda qué es el debido proceso y cómo protege a su hijo. Y si usted cree que la evaluación no fue realizada correctamente, puede solicitar una evaluación educativa independiente (IEE, por sus siglas en inglés).

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Bob Cunningham (EdM) es director ejecutivo del desarrollo del aprendizaje en Understood.