Cómo manejar la sensibilidad a los sonidos

La sensibilidad al ruido puede afectar la vida diaria y obstaculizar el aprendizaje y el desempeño laboral. Pero hay maneras de evitar que los ruidos fuertes e inesperados sean insoportables. Obtenga recomendaciones para lograrlo.

Las personas con dificultades del procesamiento sensorial pueden ser sensibles a los ruidos y sonidos muy fuertes e inesperados. Esto puede tener un gran impacto en la vida diaria. Cosas como eventos deportivos, simulacros de incendio y obras de teatro escolares pueden ser difíciles, y a veces imposibles, de manejar. 

La sensibilidad auditiva puede dificultar el poder filtrar los sonidos que no son importantes. Pero también puede dificultar percibir sonidos que son importantes como sirenas y otras alarmas. Es importante ser consciente de cuánto ruido puede soportar y comunicar estos límites a los demás. 

Estas son cinco maneras de manejar la sensibilidad al ruido. 

1. Tener a la mano protección para los oídos

Auriculares, audífonos o tapones para oídos pueden proveer cierta protección de los ruidos que son inevitables. Asegúrese de que solamente disminuyan el sonido pero que no lo bloqueen por completo. Bloquear los sonidos puede significar riesgos de seguridad.

2. Usar ruido de fondo

El ruido de fondo puede suavizar el impacto de sonidos estridentes y molestos. Un ventilador o una máquina que produzca ruido blanco pueden ayudar a conciliar el sueño. Cuando esté en espacios públicos, trate de escuchar sonidos suaves a través de auriculares.

3. Planificar con antelación

Llame a las tiendas para preguntar a qué hora hay menos gente. Y esté preparado para sonidos inesperados, como los inodoros y secadores de manos automáticos en los baños públicos. 

4. Establecer límites

Los sonidos pueden causar estrés, y establecer límites puede ayudar. Diga cosas como: “Este sonido me lastima los oídos. ¿Podrías bajar el volumen?”.

5. Hablar de asuntos de seguridad

Las personas podrían intentar alejarse rápidamente de los ruidos muy fuertes, sin advertir lo que ocurre a su alrededor. Incluso podrían ignorar sonidos importantes como una alarma. Planifique estas situaciones con otras personas que podrían ayudar, como maestros o compañeros de trabajo.

Conozca otras estrategias para manejar las dificultades del procesamiento sensorial en el hogar. Averigüe cómo ciertos sonidos pueden causar una sobrecarga sensorial

Comparta

Revise temas relacionados

Read next