Entender las dificultades del procesamiento sensorial en su hijo

Por Gail Belsky

Revisado por experto Keri Wilmot

Si su hijo tiene reacciones intensas a sabores, sonidos o a ciertas sensaciones, usted se podría preguntar a qué se debe esto. Por ejemplo, ¿por qué los zapatos nuevos son tan insoportables para su hijo que grita y se los quita? ¿Qué hace que el supermercado sea tan intolerable que hasta una visita rápida provoca una crisis?

Cuando los niños tienen arrebatos o se molestan por cosas del entorno, a menudo se debe a dificultades del procesamiento sensorial. A sus cerebros les cuesta procesar la información que captan sus sentidos. Esto incluye los cinco sentidos principales: gusto, olfato, oído, tacto y vista. Y también incluye tres sentidos que afectan el movimiento y la conciencia corporal y espacial.

¿Qué son las dificultades del procesamiento sensorial?

Nota: Este video de YouTube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles” y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese de que la función “CC” esté activa.

Existen dos tipos de dificultades del procesamiento sensorial, y muchos niños tienen ambas. El tipo más común es la hipersensibilidad. Los niños se sienten abrumados por la información que reciben a través de sus sentidos. (Esto se conoce sobrecarga sensorial). Y tratan de evitar las sensaciones que no pueden tolerar.

Desencadenantes comunes incluyen:

  • Ropa que causa picazón
  • Ciertas texturas de los alimentos
  • Ruidos fuertes
  • Luces brillantes o intermitentes

El otro tipo de dificultad sensorial es la hiposensibilidad. En este caso, los niños no reciben suficiente información del entorno. Por lo tanto, buscan más estimulación sensorial.

Los niños con estas dificultades no siempre reaccionan igual a los estímulos. Pueden ser muy sensibles a algunas sensaciones y poco sensibles a otras. Sus reacciones también pueden cambiar, dependiendo de dónde se encuentren y qué está sucediendo a su alrededor.

Las dificultades del procesamiento sensorial no son un diagnóstico en sí mismo. Pero suelen coexistir con dos condiciones: el TDAH y el autismo. También pueden coexistir con la ansiedad.

Profundice

Hoja informativa sobre las dificultades del procesamiento sensorialPDF - 26.2 KB

Descargar$abre en una nueva pestaña

Señales de dificultades del procesamiento sensorial

Las señales que usted podría observar dependen de dos cosas. La primera es el desencadenante: el estímulo sensorial que abruma a su hijo. La segunda es el tipo de dificultad sensorial que tiene su hijo.

Evasión sensorial

Los niños que evaden las sensaciones podrían tener reacciones extremas a una amplia variedad de desencadenantes. La sobrecarga que sienten puede resultar en crisis sensoriales. Estas son algunas señales que usted podría observar en su hijo:

  • Se siente fácilmente agobiado por personas y lugares.
  • Busca lugares tranquilos en ambientes ruidosos y abarrotados de personas.
  • Se sobresalta fácilmente con ruidos repentinos.
  • Le molesta la luz brillante.
  • Se niega a usar ropa que pica o que le resulta incómoda. 
  • Evita tocar a las personas o abrazarlas.
  • Tiene una reacción intensa a las texturas o al olor de ciertos alimentos.
  • Se niega a probar alimentos nuevos y tiene una dieta limitada de alimentos preferidos. 
  • Se molesta por cambios pequeños en la rutina, así como cambiar de actividad o de entorno.
  • Evita probar cosas nuevas.

Búsqueda sensorial

Los niños que buscan sensaciones suelen tener necesidad de moverse. Puede que busquen estímulos como sabores picantes o ácidos, así como el contacto físico y la presión. Estas son otras señales que usted podría observar:

  • Toca objetos constantemente.
  • Juega con rudeza y se arriesga físicamente. 
  • Tiene una alta tolerancia al dolor.
  • Suele estar impaciente e intranquilo. 
  • Está en constante movimiento.
  • Invade el espacio personal de otras personas.
  • Se distrae o se siente ansioso con frecuencia.
  • Se mueve con torpeza o sin coordinación.

Profundice

Dificultad con otros sentidos

La información sensorial no se limita a los cinco sentidos tradicionales. Existen otros tres sentidos con los que los niños también pueden tener dificultad. 

El primero se llama interocepción. Este sentido nos ayuda a comprender y sentir lo que sucede en nuestros cuerpos. A los niños que tienen problemas con este sentido les podría costar más aprender a ir al baño o podrían tener un umbral inesperado para el dolor.

El segundo de estos sentidos es la conciencia corporal (propiocepción). Y el tercero es la conciencia espacial (sentido vestibular). Los problemas con estos sentidos pueden a veces afectar el movimiento

Averigüe si su hijo tiene dificultades del procesamiento sensorial

Existen algunas pruebas que pueden ayudar a identificar las dificultades del procesamiento sensorial. Estas incluyen listas de revisión como el perfil sensorial o la medida de procesamiento sensorial (SPM, por sus siglas en inglés). Algunos terapeutas también están capacitados para usar la evaluación de integración sensorial de Ayres (EASI, por sus siglas en inglés).

Pero los comportamientos que acompañan estos desafíos son muy visibles y claros sin necesidad de pruebas. Es importante observar a su hijo y tomar notas para compartirlas con los profesionales. Ellos podrán decirle de manera más precisa la causa de estos comportamientos.

Los profesionales que suelen identificar las dificultades sensoriales son los terapeutas ocupacionales(OT, por sus siglas en inglés). También trabajan con los niños que tienen este tipo de dificultades. Otros profesionales que podrían identificarlas incluyen:

  • Pediatras
  • Pediatras del desarrollo y del comportamiento 
  • Psicólogos, incluidos los neuropsicólogos
  • Evaluadores escolares
  • Fisioterapeutas y terapeutas del habla

Apoyos y tratamiento para las dificultades del procesamiento sensorial 

No existen medicamentos para las dificultades del procesamiento sensorial. Pero los terapeutas ocupacionales ayudan a los niños a encontrar formas de sentirse menos abrumados por la información sensorial.

Por ejemplo, podrían crear lo que se conoce como una dieta sensorial. Se trata de un plan personalizado de actividades físicas que ayuda a los niños a aprender a calmarse, y regular su comportamiento y emociones. Y eso los hace más abiertos al aprendizaje y a la socialización.

Estas son algunas cosas que podría incluir una dieta sensorial:

  • Saltos de tijera
  • Pasar una pelota terapéutica sobre la espalda de un niño mientras está acostado
  • Flexiones
  • Saltar
  • Subir escaleras y deslizarse por toboganes 

Algunas de estas actividades son lo que se conoce como trabajo pesado, un tipo de actividad que presiona o jala el cuerpo y que puede ser relajante para muchos niños.

Los niños que tienen dificultades sensoriales también podrían recibir ayuda en la escuela. Es posible que puedan obtener servicios de terapia ocupacional o a través de un . (Si su hijo tiene un por otro motivo, podría incluir adaptaciones para las dificultades sensoriales). 

Las adaptaciones o los apoyos en el aula para ayudar a los niños con dificultades del procesamiento sensorial podrían incluir:

  • Permitir que su hijo tome descansos para hacer ejercicio para autorregularse. 
  • Proporcionar un espacio tranquilo para trabajar o tapones para los oídos para la sensibilidad al ruido.
  • Informar a su hijo con anticipación sobre un cambio en la rutina.
  • Sentar a su hijo lejos de puertas, ventanas o luces intermitentes.
  • Permitir que su hijo manipule un objeto antiestrés. 

Profundice

Formas de ayudar a su hijo a manejar las dificultades 

Lidiar con los comportamientos inesperados que acompañan a las dificultades sensoriales puede ser difícil para toda la familia. Pero una vez que conozca qué los está causando, será más fácil saber cómo ayudar. Existen muchas estrategias que puede utilizar en la casa y mientras viaja:

También es importante encontrar apoyo para usted. Únase a nuestra comunidad en español donde puede comunicarse con otros padres y madres y compartir estrategias. 

Puntos clave

  • Los niños con dificultades del procesamiento sensorial pueden ser muy sensibles, poco sensibles o ambas cosas.

  • Los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a que los niños aprendan a manejar sus dificultades sensoriales.

  • Entender las reacciones y los desencadenantes de su hijo es clave para ayudarlo a manejar sus dificultades.

Share

Revise temas relacionados