¿Qué sentido tiene un libro sin palabras?

Los libros ilustrados sin palabras son eso: Sin palabras. Nada. El lector solo utiliza las ilustraciones del libro para interpretar la historia.

En el pasado yo evitaba los libros de imágenes sin palabras como si fueran una plaga. Eso fue cuando mis hijos eran pequeños y antes de que me convirtiera en maestra.

Yo sacaba uno del estante de la biblioteca, pasaba las páginas y pensaba, “¿para qué sirve un libro sin palabras?”.

Pero luego aprendí acerca de los beneficios.

Por ejemplo, un estudio de la Utah State University encontró que las madres emplean un lenguaje más complejo cuando “leen” libros de imágenes sin texto con sus hijos que cuando leen libros con texto.

¿Cómo puede ser eso? ¿Cómo es que un libro de imágenes sin palabras desarrolla el vocabulario de su hijo?

Este es un ejemplo de una conversación que usted pudiera tener mientras da vuelta a las páginas del libro con su hijo:

Su hijo: “Ese niño está viendo esa cosa en su mano con esa cosa”.

Usted: “Sí. Él está mirando una pequeña criatura marina a través de una lupa. ¿Parece un crustáceo?”.

Los libros ilustrados también pueden agudizar las habilidades de su hijo para razonar y aumentar su comprensión. Esto puede ocurrir de manera muy natural.

Cuando no hay palabras, usted y su hijo estarán obligados a hacer preguntas, inferir y predecir lo que ocurrirá después. Leer las expresiones faciales y el lenguaje corporal de los personajes son también esenciales para entender. Éstas también son habilidades sociales importantes.

Pero eso no es todo. Los libros de imágenes sin palabras pueden entusiasmar a su hija a escribir.

Por ejemplo, esta es una excelente estrategia que puede motivar incluso al más reacio de los escritores.

Después de “leer” cada página, pida a su hija que escriba sus pensamientos, observaciones y que, incluso, invente un diálogo y lo escriba en notas adheribles. Después haga que pegue esas notas en las páginas correspondientes.

Después que haya pegado notas en todo el libro, remuévalas y ordénelas de manera secuencial. Organice las notas adheribles separándolas en el principio, la mitad y el final de la historia.

Ahora, su hija tendrá la estructura y varias instrucciones para escribir una historia completa basada en ese libro ilustrado sin texto.

Hoy en día, yo veo los libros ilustrados sin palabras con ojos de maestro. Los considero una de las herramientas más eficaces para llegar a estudiantes de todas las edades y con habilidades diferentes.

De hecho, tengo una docena de libros ilustrados sin texto apilados sobre la mesa de mi cocina. Usaré estas joyas para desarrollar una unidad de libros ilustrados sin palabras para mi clase de inclusión.

Debido a que no tienen palabras, todos tienen la oportunidad de destacar, aun los niños que batallan más.

¿Está buscando buenos libros ilustrados sin palabras para su hijo? Estos son algunos de mis favoritos:

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Comparta

Read next